¡Hola! Bienvenido a Desde Linux. ¿Acaso estás harto de los pantallazos azules y los virus? Entonces, no dudes en migrar a Linux. Si recién empiezas, te recomendamos pasar por nuestra sección para Novatos. En caso de que estés buscando una Distribución Linux, tenemos guías para ayudarte a elegir la mejor. También contamos con un listado de Programas para reemplazar a los que usabas en Windows. No olvides utilizar la barra aquí debajo para obtener ayuda adicional.

Google+ no es una red social; es The Matrix

A continuación les dejo la traducción del artículo de igual nombre, publicado el pasado 4 de Junio por Charles Arthur en la sección Technology Blog del diario digital británico “The Guardian”, contentivo de un excelente análisis de Google+ y su significado dentro del ecosistema de Google. Aún cuando podamos coincidir o no con las conclusiones a las que llega, lo que si resulta innegable es que promueve la reflexión sobre un asunto muy llevado y traído en estos días; la existencia o no de privacidad y su implicación con el resto de las libertades individuales.

Les prevengo que cualquier posible error en la traducción es enteramente mio, mientras que todo el mérito corresponde al autor, por lo que recomiendo a todo el que tenga la posibilidad que lea directamente el artículo en inglés para una mejor comprensión.

Google+ no es una red social, es The Matrix

Tratar de analizar el volumen de actividad de Google+ en comparación con Facebook o Twitter produce poca información útil -ya que no tiene el mismo propósito que ellos.

Casi todo el mundo (incluido yo mismo) ha estado leyendo Google+ erróneamente. Debido a que tiene muchas semejanzas superficiales con las redes sociales como Facebook o Twitter -puedes “hacerte amigo” de la gente, puedes “seguir” personas sin que ellos te sigan de vuelta- hemos pensado que es una red social, y lo hemos juzgado sobre esa base. Según esa métrica, lo hace bastante mal -poco compromiso visible, casi ningún impacto en el resto del mundo.

Si Google+ fuera una red social, habría que decir que para una con más de 500 millones de miembros -que es aproximadamente la mitad del tamaño de Facebook, que es colosal- es tener casi ningún amplio impacto. No se escucha indignación por discursos de odio en Google+ o por vídeos violentos no baneados, o por hombres que se hacen pasar por niñas de 14 años de edad, con el fin de hacerse amigos de niñas reales de 14 años. ¿La gente envía a Google+ enlaces desde todas partes, en la misma forma en que la lo hace en LinkedIn o Twitter o Facebook? No, en realidad, no.

Hay una razón simple para esto. Google+ no es una red social. Es The Matrix.

Sí -tu sabes, la de la película. La que sabe todo lo que estás pensando, y que guía lo que ves y tus experiencias.

Considera lo siguiente: si te creas una cuenta de Gmail, recibirás automáticamente una cuenta de Google+. Incluso si no vuelves a hacer ninguna cosa con ella, la cuenta de Google+ te seguirá a donde quiera que hayas accedido a tu cuenta de Google.

Si no has iniciado sesión cuando lo visitaste, la primera página de Google tiene un botón de “SIGN IN” en rojo y blanco en la parte superior derecha: el color principal y la ubicación privilegiada para llamar tu atención.

¿Maps? Si deseas guardar ubicaciones, Google+ lo empuja hacia ti (para compartir también, aunque puedes evitarlo). Tienes que iniciar sesión en tu cuenta de Google+ para editar cualquier cosa con su facilidad Mapmaker. (Tienes que tener una cuenta también para editar OpenStreetMap, aunque hay un montón de cuentas que puede utilizar -de OSM, Google, Yahoo, WordPress o AOL)

¿YouTube? Se puede utilizar sin necesidad de acceder (tienes una etiqueta de “Sign In” en la parte superior), pero, por supuesto, no puedes participar en, por ejemplo, comentar. ¿Conducir? ¿Compras? ¿Monedero? El servicio de música de pago que pronto vendrá? Google+ exige que inicies sesión, por lo que lo ve y registra todo.

La razón por la que no parece mucho una red social es que el “friending” y “following” son sólo una consecuencia accidental de lo que realmente hace -es una capa invisible entre el usuario y la red, que ve lo que hiciste y lo registra y almacena para referencias futuras.

Ahí es donde viene la parte de “Matrix”. La próxima vez que estés buscando algo, o que busques en un mapa, o busques en YouTube, verás lo que Google ha decidido que son los resultados “más relevantes” (y por supuesto los anuncios “más relevantes”). Si frecuentas sitios de negación del cambio climático, una búsqueda sobre “cambio climático” colocará delante los sitios administrados por científicos racionales. Sea cual sea tu inclinación política, sexual, filosófica, si dejas que Google+ lo vea, entonces, te retro-alimentará de nuevo. Es la clásica “burbuja de filtros“.

(Por cierto, puedes escapar de la burbuja de filtro de Google+ utilizando su API AJAX para búsquedas, que simplemente da los resultados “puros”, como podías haberlos recibido en, oh!, 2007. Pero no por mucho tiempo. Debia entrar en “desuso” en noviembre de 2010. A pesar de ello todavía está trabajando en el momento de este escrito, pero en el futuro tendrás que iniciar sesión con -adivinaron- una cuenta de Google)

Por supuesto, en el mundo post-Google+, los resultados “más relevantes” son cada vez más los que también apuntan a contenido propiedad de Google. La idea de The Matrix es que hay cada vez menos fuera de The Matrix. Sin embargo, algunas personas se han dado cuenta. La protesta por esta versión de búsqueda que se inició en los EE.UU. en enero de 2012 fue notable: desarrollares de Twitter, Facebook y MySpace se unieron para escribir un plugin llamado “Don’t Be Evil”, que despojó a la búsqueda de la polarización que Google parecía haber añadido a fin de impulsar su producto a la cara de la gente y hacerla parecer más popular de lo que era.

Bueno, The Matrix en realidad no permite las cosas fuera de The Matrix, y Facebook, Twitter y (un poco menos) MySpace están todas más allá de su telaraña. Y en Europa, el comisario antitrust Joaquín Almunia, ha dicho que Google tiene que hacer “más concesiones” sobre la forma en que presenta los resultados de búsqueda -en el que actualmente ofrece a sus propiedades mucha importancia- si quiere evitar una gran batalla en las cortes.

Los designios de Google+ sobre nuestros movimientos no han pasado desapercibidos. Ben Thompson, autor del blog Stratechery, ha presentado su opinión hace poco, al igual que Benedict Evans, de Enders Analysis en sus impresiones de Google I / O.

Thompson primero:

Piense en esto: ¿qué es más valioso (De Facebook) las charlas tontas, los memes, y las fotos del bebé, o cada una de las actividades que realizas en línea (y cada vez más fuera de línea)? Google+ trata de unificar todos los servicios de Google en virtud de un inicio de sesión único, que se puede seguir a través de Internet en cada sitio que sirve anuncios de Google, utiliza Google, se conecta o utiliza Google Analytics.

Todas las características de Google+ -o de YouTube, o Maps o Gmail, o cualquier otro servicio- tiene la intención de un atrapamoscas para asegurarse de que esté conectado y esté registrado por Google en todo momento.

Y Evans:

Al igual que Microsoft a través del apalancamiento con Windows de Office, y luego Internet Explorer, Google está apalancando a través de las búsquedas, Gmail, Maps, Android y todo lo demás, atándolos con Plus.

El objetivo no es sólo índexar la web si no los usuarios -para manejar mejor la comprensión de los datos conociendo cómo y dónde la gente los usa. Este es el punto de Google Plus- no es una red social, sino una identidad unificada de Google para atar todas sus búsquedas, con el uso de Internet en una base de datos de Google como mismo lo hace PageRank.

Si quieres una forma alternativa de pensar en Google+, puedes comenzar con la maravillosa metáfora de Horace Dediu comparando lo que Google hace a la captura de peces:

Google trata de hacer que un negocio tenga éxito a través de tener una gran cantidad de “fujo” en términos de datos, el tráfico, las consultas y la información que está indexada. Así que pensar en esta idea de ellos aprovechando un gran río. A mayor volumen fluyendo a través del sistema mayores las ganancias que genera.

Dado lo grosera de esta analogía, trato de afinarla al decir: imagínela más como un río. Y más que un río, como una cuenca, una cuenca fluvial. Tal vez una cuenca gigante del tamaño de un continente. El negocio es, digamos, la captura de peces en la desembocadura del río más grande, antes de salir hacia el océano en su delta.

Y así su trabajo (como Google) es la captura de peces sobre todo en un punto. Es la forma más eficiente para la captura de peces, ya que tiene la mayor parte del flujo de agua en ese punto y la construcción de redes no es trivial.

Si utilizas esta metáfora, entonces Google+ pone etiquetas de radio en todos los peces. Es mucho más fácil saber a dónde van. (No hagas caso por un momento de que tu eres el pez. Sólo te interpones en el camino.)

La pregunta realmente es, ahora que ya lo sabes ¿te sientes cómodo con eso? Personalmente siempre he encontrado una opción en el centro de The Matrix, una desconcertante. Las opciones parecen ser: puedes saber que el mundo en que vives es un lugar maldito, horrible, con un clima terrible, o puedes vivir en lo que parece ser un mundo bastante cómodo (siempre y cuando no te metas con los agentes, por supuesto).

Para ser sincero, siempre me he preguntado si las personas cuyas “vidas” (generada por ordenador o no) puestas patas arriba por Neo, el héroe pirata de la película, les hubiera gustado hacer esa elección por ellas mismas.

De todos modos, de eso es de lo que Google+ trata. Hablar de él como si se tratara de una red social que tiene una actividad en la forma de Facebook y Twitter es no comprender el punto. Realmente no importa si nunca lo usas, nunca llenas tu perfil, nunca llenas un círculo, nunca te agregas al círculo de nadie. Lo que importa a Google es que estás registrado, a fin de que pueda formarse una matriz de conocimientos sobre ti.

Así que ahora que ya lo sabes: ¿píldora roja o píldora azul? ¿Entras o sales?


Charlie-Brown

Charlie-Brown: Cacharrero de hardware desde hace años, entusiasta del software libre (y de todo lo que signifique libertad), aunque sin llegar a ser un fundamentalista.


No olvides dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *

  1. lector
  2. msx redactor
    • Charlie-Brown autor
      • lector
        • Charlie-Brown autor
          • lector
  3. lector
    • Charlie-Brown autor
  4. lector
    • lector
    • Charlie-Brown autor
    • lector
      • Charlie-Brown autor
  5. lector
  6. lector
  7. redactor
  8. petercheco lector
    • usuario
  9. lector
    • redactor
      • Charlie-Brown autor
    • Charlie-Brown autor
    • lector
      • Charlie-Brown autor
        • lector
  10. usuario
  11. lector
    • Charlie-Brown autor
  12. lector
  13. lector

DesdeLinux y DesdeFirefoxOS se encuentran felizmente hosteados en GNUTransfer