¡Hola! Bienvenido a Desde Linux. ¿Acaso estás harto de los pantallazos azules y los virus? Entonces, no dudes en migrar a Linux. Si recién empiezas, te recomendamos pasar por nuestra sección para Novatos. En caso de que estés buscando una Distribución Linux, tenemos guías para ayudarte a elegir la mejor. También contamos con un listado de Programas para reemplazar a los que usabas en Windows. No olvides utilizar la barra aquí debajo para obtener ayuda adicional.

Linux para Dummies III. Los entornos de escritorio.

La variedad de Linux no se basa sólo en sus distribuciones, de hecho, las distribuciones basan su variedad en los entornos de escritorio.

Un entorno de escritorio es básicamente lo que ves en tu pantalla cuando enciendes el pc y todo carga, un conjunto de interfaces gráficas que te ayuda a manejar tu computadora.

En Linux existe una enorme cantidad de entornos de escritorio, y gran parte de la adaptabilidad de las distros viene dada por el entorno de escritorio que usan, puesto que esto es lo que generalmente el usuario moldea a su gusto, o al menos es lo primero que modifica.

Los entornos de escritorio no hacen a la distro pero si le dan gran parte de su personalidad y obviamente su funcionalidad.

Entre los entornos de escritorio más conocidos y usados tenemos:

  • KDE.
  • Gnome.
  • Unity.
  • Cinnamon.
  • XFCE.
  • LXDE.

Que si bien no son todos ni tampoco la gran mayoría de los que existen, son los más conocidos y los más utilizados y cada uno tiene sus conceptos y filosofías.

Por ejemplo, KDE se precia de ser el entorno de escritorio más completo (y el más pesado). Puedes configurar muchas, muchísimas cosas de su aspecto y de su funcionalidad simplemente con algunos clicks bien puestos y a nivel de concepto es el más parecido a Windows (por eso de la barra abajo, la lista de ventanas y todo eso).

Posee herramientas para casi todo lo que quieras configurar, todo centralizado en un mismo panel de control, lo cual lo hace muy recomendable para cualquier tipo de usuario.

También se dice que es el más avanzado y con el desarrollo más fluido, puesto que su comunidad tanto de usuarios como de desarrolladores es ENORME, sin duda alguna es un entorno espectacular.

La tecnología que usa es QT, por lo cual además posee una gran cantidad de aplicaciones nativas muy interesantes y de hecho, las interfaces gráficas en QT son de las que se ven perfectas en cualquier sistema operativo.

Luego tenemos a Gnome.

Gnome es el homólogo de KDE en lo que respecta a tamaño y desarrollo; pero tanto sus tecnologías como sus conceptos son totalmente distintos a los de KDE.

Se dice que Gnome es un entorno más ligero que KDE aunque no necesariamente es así. La real diferencia entre uno y otro es su actual concepto (Gnome Shell) de una interfaz limpia, que a muchos gusta y que a otros simplemente no.

Se basa en GTK y es sin duda uno de los conceptos más novedosos presentados a nivel de entornos, puesto que rompe con mucho de los paradigmas que todos tenemos de lo que es “clásico” en un entorno de escritorio.

Quizá lo más interesante que introduce este entorno es que cuando despliegas el menú principal lo tienes todo separado, en una parte tienes el gestor de actividades y escritorios, en donde puedes ver de una sola vez cuantas cosas tienes abiertas y en que escritorios las tienes ubicadas y del otro lado tienes la lista de aplicaciones completa que puedes filtrar mediante un buscador que además sirve para hacer búsquedas en Google.

De hecho, Gnome como tal no es un entorno de escritorio hoy día, Gnome es la base para un entorno de escritorio, es la tecnología Gnome, por decirlo de alguna manera y varios entornos de escritorio se basan en esa tecnología, como Gnome Shell antes mencionado.

Dentro es esos varios se encuentra Unity, el entorno de escritorio basado en Gnome de Ubuntu.

Unity trata de seguir esa misma línea de limpieza y funcionalidad de Gnome, aunque tiene igualmente sus amantes y sus detractores.

Entre sus ventajas encontramos integrado ese famoso global menú, el que tiene OsX, bastante útil para ahorrar espacio en las aplicaciones y además, muy cómodo.

A diferencia de Gnome Shell, Unity trae una barra de aplicaciones al lado izquierdo de la pantalla en donde puedes llevar el control de tus aplicaciones abiertas o simplemente tener a la mano todo lo que quieras y uses para usarlo con un solo click.

El concepto de Unity es el de unir todo, de que puedas conseguir todo más rápido o de usarlo más rápido, como los menús de “comunicación” en donde tienes todo lo referente a chat, Email y redes sociales al alcance de un click.

Pero Unity trae dos conceptos que realmente lo diferencian de otros entornos: Dash y HUD.

Dash es como quien dice el “inicio” tradicional de Windows, pero con esteroides. Desde el Dash puedes buscar absolutamente todo lo que se encuentre en tu PC; desde imágenes, música, carpetas o archivos… hasta aplicaciones. Dentro del mismo dash se encuentran las lens y scopes, que serían las secciones donde consigues las cosas (ej. El lens/scope de documentos) que hacen extensible al Dash permitiéndole cosas como hacer búsquedas directamente en la Wikipedia, en The Pirate Bay, en Youtube y muchas otras cosas.

HUD por el contrario es una herramienta un poco más avanzada dirigida a los usuarios que no les gusta separarse del teclado, presionando la tecla Alt se despliega un mini Dash que funciona a modo de buscador; lo despliegas, escribes una orden teniendo la aplicación abierta (ej. Guardar) y te mostrará todo lo que sea guardar o esté relacionado a eso, luego eliges que quieres ejecutar, y se ejecuta.

Luego tenemos a Cinnamon, un entorno de escritorio basado en Gnome shell que rescata lo tradicional de un entorno de escritorio un poco más antiguo.

Conceptos nuevos no integra demasiados más que la vista de escritorios en 3D y un minimalismo bastante marcado. Es un entorno muy natural para cualquier usuario dado que presenta el concepto tradicional de Windows o KDE, como también el de Mac (sin menú global).

Su mayor ventaja es el Mint Menú, que viene otra vez siendo el conocido inicio de Windows pero con una organización mucho más clara y bien definida, ese es el punto más fuerte de Cinnamon, que es simple y funcional, aunque no tan ligero como podría ser.

Luego tenemos a XFCE, quien se sale ya de Gnome y usa su propia tecnología basada en GTK. El concepto de XFCE es mantenerse simples, ligeros y libres de grasa (cosas innecesarias).

Es de los entornos más estables que existe, es de los más modificables y además es muy ligero.

Su desarrollo es lento pero seguro y cada actualización lo hace crecer un poco más aunque sin perder ni un poquito de su funcionalidad.

Este entorno no busca ser el más hermoso ni el que tenga más cosas, sino el más productivo y moldeable, simplemente lo tomas como un diamante en bruto y haces con el lo que quieras, el va a funcionar y eso es lo que importa.

Posee para hacer todo lo que digo, un centro de control muy completo y detallado que permite mover cada cosa dentro del entorno y dejarlo a tu gusto.

Hoy día XFCE es uno de los entornos de escritorio con mayor crecimiento por la inconformidad de muchos usuarios para con entornos más grandes.

Y por último, pero no menos importante, tenemos a LXDE.

LXDE tiene un solo concepto en mente y es se extremadamente liviano. LXDE puede correr con tan solo 128 mb de ram de manera decente y es perfectamente funcional. Tiene varios conceptos similares a XFCE y comparten algunas estructuras y la tecnología GTK.

Es un entorno, además de ligero, muy configurable, aunque no tan simple de hacer como en XFCE ya que muchas de las cosas se deben modificar en ficheros y no se hace mediante ningún panel de control unificado. Todo esto es obviamente hecho para mantener la ligereza del entorno, que evita ser demasiado pesado y se basa en la total ligereza, más ligero que LXDE y deja de ser un entorno de escritorio como tal.

Ahora pueden sentarse y comparar un momento ciertas cosas…

Acabo de mencionar seis entornos de escritorio, los más conocidos y utilizados y antes mencioné varias distribuciones.

Hay muchas distribuciones que usan estos entornos de escritorio y que no solo los usan sino que los modifican y los adaptan para darle personalidad a su distribución.

Todo esto en contraposición a “la competencia” (por llamarla de alguna manera) Windows y Mac Os.

Cada uno posee su propio entorno de escritorio y cada entorno su concepto pero… ¿Son tan modificables o adaptativos como los de GNU/Linux? ¿Hay tantos conceptos distintos?

Simplemente hay cosas en las que no se puede superar a Linux, y la variedad es una de ellas.


nano

nano: Linuxero actualmente radicado en Ubuntu. Estudiante de informática y amante de las tecnologías libres y el clean-code, pythonista, aliado de HTML5 y detractor de cosas como Java o los productos Apple y/o Adobe.


No olvides dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *

  1. lector
  2. merlin el debianita lector
  3. lector
    • admin
      • autor
  4. lector
  5. Azazel lector
  6. jamin-samuel usuario
  7. lector
    • autor
      • lector
  8. lector
    • autor
      • jamin-samuel usuario
      • lector
  9. lector
  10. Louis-San lector
  11. lector
    • autor
      • lector
      • lector
  12. lector
    • autor
      • lector
        • autor
  13. lector
  14. lector
    • autor
      • lector
        • autor
          • lector
  15. lector
    • autor
      • lector
        • lector
        • autor
          • lector

DesdeLinux y DesdeFirefoxOS se encuentran felizmente hosteados en GNUTransfer