Maquetación de libro con Scribus [1ra Parte]

Una de las interrogantes que el usuario piensa al momento de migrar de otros sistemas operativos a Linux es si puede realizar las actividades comunes y profesionales con programas que están disponibles bajo un sistema propietario. Desde luego que en GNU/Linux hay una infinidad de programas que sirven para muy distintas actividades.

En esta ocasión hablaremos sobre Scribus, una aplicación que sirve para la edición y maquetación de páginas que nos puede servir para elaborar distintos proyectos como revistas, libros, trípticos y un largo etcétera.

Scribus es un programa licenciado como software libre y es multi plataforma, de tal manera que puede instalarse en las distribuciones Linux (Fedora, Ubuntu, Debian, etc.), en Windows y en OSX.

Instalación

En la mayoría de las distribuciones GNU/Linux está disponible en los repositorios oficiales. Para ello es necesario abrir la terminal y entrar como root.

En Fedora, luego de loguearnos como root, tecleamos:

yum install scribus

Nos preguntará si queremos continuar con la instalación e indicará el tamaño del paquete, a ello presionaremos la letra «y» (sin comillas) y presionamos «Enter».

Para otras distribuciones puedes consultar la página de descargas del proyecto.

Primeros pasos

Scribus1

Al abrir el programa inmediatamente nos aparecerá una ventana con las características que queremos del proyecto. Como se observa en la imagen, en la ventana aparecen cuatro pestañas con las diferentes opciones según nuestras necesidades.

No obstante, las opciones que nos interesan, dado que estamos aquí por un proyecto de libro, son las de la primera pestaña, correspondiente a la disposición del documento, tamaño, número de páginas, etc.

Estas opciones no son definitivas. Se pueden cambiar una vez que tenemos nuestro proyecto abierto.

Seleccionando y dando forma al material

Scribus2

Cada proyecto tiene características diferentes, dependiendo del tamaño del libro que se requiera. En nuestro caso (y para facilitar el tutorial) lo haremos con el tamaño 21.5 cm de alto por 14 cm de ancho (media carta) que seleccionamos desde la opción Tamaño.

La Orientación la seleccionaremos vertical y, como se indicó, el número de páginas depende del tamaño del proyecto. De momento pondremos 6 páginas y si se requieren más las iremos insertando sobre la marcha. Es importante que todos los proyectos tengan páginas par para que al momento de exportarlos nos cuadren todas las páginas.

Para no irnos en blanco, editaré dos cuentos de Alejo Carpentier, «Los advertidos» y «Semejante a la noche», que están disponibles en el sitio Ciudad Seva.

Cada uno lo pondré como si fuese un capítulo con una introducción biográfica del autor. Dado que me interesan que mis proyectos además de bien elaborados sean fidedignos, el material lo extraeré del sitio del Instituto Cervantes, poniéndole sus respectivas fuentes.

Pensando la portada

El contenido y diseño de la primera página depende del formato en el que finalmente será presentado el libro. Si nuestro material será distribuido como pdf, entonces habremos de diseñar una portada como si fuese la exterior en un libro físico, de tal manera que sea la presentación inicial del proyecto.

Si, por el contrario, nuestro proyecto editorial está planeado para imprimirse, entonces la portada sería una cosa aparte, dado que se tiene que tomar en consideración la portada, el tamaño del lomo y la contraportada (y, si se requiere, las solapas que tendrá).

De momento nos contentamos con planear nuestro proyecto para distribuirlo como pdf. Dado que no soy un profesional de la edición, mis portadas no me quedan del todo bien… pero si le dedican tiempo podrán tener trabajos muy bien elaborados. Por mientras con esta portada me doy por bien servido.

Diseño de portada

En el diseño de la portada tendremos que tener al menos una idea básica de lo que queremos. Obviamente ya contamos con los datos que requerimos: el título del libro y el autor. Si queremos imprimirle cierta profesionalidad a nuestro trabajo, podríamos inventarnos un sello editorial (e igualmente registrarlo), elaborar un logo con el editor de imágenes de nuestra preferencia (Gimp, Krita…) e insertárselo allí.

Pero de lo que aquí se trata es de introducir en el mundo de la maquetación. La edición más detallada requiere de más tiempo, trabajo e imaginaciónque no es posible en un tutorial de esta naturaleza.

Esta primera parte solamente es a manera de introducción. En la siguiente continuaremos con la elaboración de la portada en Scribus y del uso y utilidad de las páginas maestras.

18 COMENTARIOS

  1. Te haré sufrir de antemano.
    Supongamos que quiero imprimir esto como un libro que empastaré.
    Necesito, por tanto, separar el texto final en cuadernillos de 12 páginas cada uno.
    En InDesign lo hacía “Exportando Booklet” y listo, me generaba los cuadernillos listos para encuadernar. Pero en Scribus, he buscado y buscado hace un par de años y todos decían que no, que me hiciera de Adobe PDF Reader y generara los cuadernillos desde allí.

    ¿Ha progresado lo suficiente el viejo Scribus y genera ya solo los cuadernillos? ¿Hay algún apaño para Scribus que no implique recompilar el kernel en ensamblador? Preguntas que espero ver en una próxima entrega, amiguín 🙂

    • Nunca he probado (igualmente tendré que hacerlo para la parte final de los artículos) pero me parece que imprimiendo por rangos en pares se puede obtener ese resultado. En el InDesign de hecho también se puede hacer de tal manera, imprimir por lotes de páginas para un empastado cocido. Buena pregunta, habría que probarlo.

      Saludos.

      • Cocido es poner al fuego hasta conseguir una transformación de la comida.
        Cosido es del verbo coser, que es lo que hacemos con los cuadernillos. Debemos cuidar esto de la escritura, pues no es lo mismo estar cocido, que estar cosido.

  2. Excelente programa. Gran alternativa, sin mencionar que es la única en su tipo que tenemos en linux. Tengo entendido que fue el primer DTP en incorporar pdf/x-3. El roadmap de la próxima 1.5 se ve genial, sobre todo en lo que se refiere a seguir mejorando la tecnología de gestión de color y salida pdf. También esta mejorando la interfaz gracias a qt5, hay un ppa (ppa:scribus/ppa) que te permite testerlo como scribus-trunk. Buena data y buen post. Saludos.-

    • Gracias por el comentario. Esperemos y el programa mejore, también a nivel de interfaz. No es difícil la aplicación, pero me parece que la interfaz podría mejorar.

      Saludos.

  3. Prefiero maquetatearlo en word, hace rato si no eres un simio, lo maquetea bastante bien utilizando los formatos Estándar… y si quiero maquetear mejor, es preferible jugar con latex, antes de ponerme a usar software profesional.
    El mismo writer de libre office si no se usa como mono es bastante decente.

    • LibreOffice Writer sí es bastante útil y tiene buenas herramientas (lo he usado y algunas de sus herramientas son hasta mejores que Word, pero el talón de aquiles es prácticamente el paradigma de interfaz de Office 97).

      Por el lado de Word, es bastante sencillo maquetarlo como uno quiere (y eso que o he usado desde Office 97).

    • Se pueden realizar proyectos con muchos tipos de procesadores de texto, pero el detalle es que estos programas tienen precisamente herramientas para facilitar ello. En Microsoft Office y en Libre Office, por ejemplo, no puedes hacer lo que con páginas maestras acá, en donde les designas valores a lotes de páginas que puedes aplicar según sea el caso. Para trabajos relativamente sencillos (como trípticos) un procesador de textos como los que mencioné bastan, pero para trabajos más elaborados es más difícil usarlos y manipular tu proyecto a tu antojo.

  4. Yo uso mucho Scribus en mi trabajo, prácticamente lo utilizo para todas las publicaciones que diseño: pequeños boletines, catálogos… todos se distribuyen en formato digital. No soy diseñador gráfico, trabajo en una biblioteca pública, lo que quiero decir que no soy un profesional del diseño.

    La única pega que yo le veo a Scribus es que no enlaza palabras. Tienes que hacer zonas y colocar la zona de link encima de la palabra. Eso si que me parece un palo. Por lo demás es un Software genial.

Dejar una respuesta