Memoria con auto inicio para instalar Debian, CentOS, u openSUSE

2
1758

¡Hola amigos!

Que no se trata de un LIVE-CD, sino de una memoria desde la que podamos botear el sistema operativo que queremos instalar, simplemente porque el equipo destino no tiene lector de CD o de DVD.


Concisamente

  • Disponemos de una memoria con más capacidad que el tamaño de la imagen ISO que vamos a utilizar
  • El ejemplo real se basa en una memoria A-DATA Technology Co., Ltd. 4GB Pen Drive, que asegura tener una capacidad de 16 GB. Saquen Ustedes sus propias conclusiones sobre la lentitud a la hora de copiar, sobre todo hacia ella. ¡Mentiras piadosas! de los vendedores de memorias baratas.
  • Como empezaremos una serie sobre openSUSE usaremos la imagen openSUSE-13.2-DVD-x86_64.iso de 4.7 GB como referencia. Sin embargo puede ser la imagen de un Jessie, CentOS 7, etcétera.
  • La memoria destino NO debe tener ninguna información
  • La memoria está conectada al equipo desde el cual la haremos útil para nuestros propósitos

Hacemos uso de la consola para facilitarnos la vida:

buzz@sysadmin:~$ mount
....
/dev/sdc1 on /media/buzz/MEMORIA type vfat... etcétera

buzz@sysadmin:~$ sudo umount /dev/sdc1

Copiamos la imagen hacia el dispositivo, NO hacia una partición determinada

buzz@sysadmin:~$ sudo cp -v isos/Linux/OpenSuse/openSUSE-13.2-DVD-x86_64.iso /dev/sdc
«isos/Linux/OpenSuse/openSUSE-13.2-DVD-x86_64.iso» -> «/dev/sdc» ... Paciencia, que se demora lo suyo...

buzz@sysadmin:~$ sudo sync
buzz@sysadmin:~$ sudo sync

Regresamos a la interfaz gráfica del Desktop

Si ahora sacamos la memoria, pues no está montada, y la volvemos a conectar a cualquier puerto USB, no sucederá nada. Parecerá como si echamos a perder la memoria. Todo lo contrario.

Es en extremo difícil encontrar una estación de trabajo sin el GParteD instalado, o alguna herramienta equivalente. Pues entonces iniciemos el GParteD, y observamos:Memoria con auto inicio

 

Entonces podemos crear una -o más- partición en el espacio “sin asignar” con el sistema de archivos que queramos y del tamaño que deseemos. De ésta forma, la memoria nos servirá para almacenar firmwares, drivers, e información general, además de servirnos para instalar desde ella al sistema operativo de nuestra elección en cualquier equipo que no tenga lectores de CD o DVD,

Creemos una partición como muestra la imagen siguiente:

 

Después de aplicados los cambios, quedará como:

Y amigos, reinicien el sistema, solo para probar, y seleccionen arranque por USB y verán.

¡Hasta la próxima aventura!

2 COMENTARIOS

  1. Federico, genial el Truco de particionar una memoria USB de gran capacidad para dejar su 1ra partición para bootear desde ella LiveCD(s) y la segunda partición para la información que uno quiera y esta ultima es la única que se vera desde un File-Manager.

  2. Felipetiza, las recomendaciones modernas de Debian y de openSUSE recomiendan el método descrito, aunque se que se puede hacer con el comando dd. Si te funciona, sigue así. 😉

  3. No se entiende al principio que hace con montar y desmontar, y si vamos usar “gparted”, también vale usar “gnome-disk” para escribir imagenes ISO en memorias usb, especialmente si se trata de imágenes con arranque UEFI, que a veces no basta con copiarlas.

Dejar una respuesta