Este artículo tiene cerca de 4 años.
Es probable que algunas partes del mismo hayan quedado desactualizadas.

Siempre he sido usuario de Firefox (y creo que lo seguiré siendo por mucho tiempo), aunque también uso de vez en cuando Opera y Chromium.

Pero casi siempre olvidamos otras alternativas como Midori, un pequeño navegador que va ganando adeptos por sus prestaciones, y no es para menos. Personalmente solo podría calificarlo con 2 palabras: UltraRápido y Ligero.

Si creen que exagero y usan Debian Testing, solo tienen que abrir un terminal y escribir:

$ sudo aptitude install midori

y podrán ver de que hablo.

Ahora mismo estoy escribiendo este post desde Midori 0.4.1 y me atrevo a decir, que lo noto mucho más rápido que Opera-Next 12, Chromium 14 y Firefox 7.0.1.

Vale, tampoco es la panacea. Posee muy pocas extensiones y a veces hay pequeños detalles en el comportamiento que me desagradan un poco. La interfaz es muy similar a la de Chromium, aunque las pestañas las siento muy ajustadas (a lo mejor es el tema gtk), pero nada que no se pueda aguantar. Y a la hora de trabajar con imágenes en el panel de WordPress, es igual a Opera de insoportable.

Pero todo esto se puede justificar con la rapidez con que carga las páginas web. De hecho recuerdo que no hace mucho en un Acid Test, salió mejor parado que los demás navegadores. Y también con el bajo consumo de recursos.

Midori incluye varios motores de búsqueda, un menú unificado a lo Chrome, y se puede configurar de forma sencilla, adaptando su comportamiento para que se enmascare como otros navegadores. Vale la pena probarlo y tenerlo instalado como alternativa.