Las múltiples caras del anonimato en Internet

En regla general, me considero un defensor de la privacidad de los usuarios de Internet. Sin embargo, cada vez más pienso que es uno de esos temas en los que no es bueno tomar una posición radical, absolutamente a favor o en contra. Evidentemente, el anonimato en Internet tiene más caras de las que uno puede suponer en un primer momento, y no todas son buenas.

Precisamente, hace unos días me crucé con un artículo bien interesante de David Davenport, quien se opone al anonimato de Internet. A continuación, un resumen de sus argumentos y mis comentarios en la sección final.

Los peligros del anonimato en Internet

La comunicación anónima es considerada como la piedra angular de una cultura de Internet que promueve el intercambio y la libertad de expresión, y es abiertamente anti-establishment. El anonimato, según dicen sus defensores, asegura de que los gobiernos no puedan espiar a los ciudadanos y, por lo tanto, garantiza la privacidad y la libertad de expresión.

Según Davenport, este punto de vista es fundamentalmente erróneo. Al permitir la comunicación anónima en realidad se cae en el riesgo de un colapso gradual de los valores que sustentan a las sociedades democráticas. El precio de nuestra libertad no es el anonimato, sino la rendición de cuentas.

Todas las sociedades modernas requieren algún tipo de mecanismo de toma de decisiones para guiarlas, y un sistema de controles (policiales y judiciales) para garantizar la equidad y el cumplimiento de las leyes. Específicamente en las sociedades democráticas, los ciudadanos dan su “consentimiento” para que esos órganos resuelvan los problemas o conflictos que puedan surgir, en lugar de tomar medidas por sí mismos. Al castigar la mala conducta, la sociedad tiene como objeto disuadir la repetición de tales delitos y enviar una clara advertencia a aquellos que puedan sentirse tentados de manera similar a violar los derechos de otros. El sistema democrático también incorpora controles (elecciones y leyes) que garanticen que los órganos de gobierno no puedan abusar de su posición. Obviamente, la resolución de cualquier injusticia, ya sea que involucre a individuos, grupos de personas, o al propio Estado, requiere que los responsables puedan rendir cuentas.

En conclusión, las sociedades democráticas deben educar a las personas para que sean buenos ciudadanos y tomar precauciones a fin de desincentivar el mal comportamiento; sin duda sería una tontería no mantener la rendición de cuentas como una «red de seguridad» en caso de que todo eso falle.

Las consecuencias del anonimato

La rendición de cuentas requiere que los responsables de cualquier mala conducta puedan ser identificados y llevados ante la justicia. Sin embargo, si las personas permanecen en el anonimato, por definición, no pueden ser identificados, por lo que es imposible hacerlos responsables. Los defensores de las comunicaciones anónimas en Internet, por lo tanto, abren la puerta a muchas formas de conducta delictiva y antisocial, mientras que deja a las víctimas y a la sociedad en su conjunto completamente indefensas.

Los delitos basados ​​en Internet, como la piratería, la creación de virus, ataques de denegación de servicio, el fraude con tarjetas de crédito, el acoso y el robo de identidad están aumentando. Actualmente, las estimaciones de los daños causados por estos delitos se miden en miles de millones de dólares por año, pero el costo humano, en términos de la pérdida de la reputación y la confianza de mucha gente, así como el deterioro general de la moral, es inconmensurable.

Si bien estos delitos causan estragos en la sociedad, hay un aspecto mucho más peligroso del anonimato. En caso de que la comunicación anónima se generalice, entonces estaría disponible no sólo para los ciudadanos de a pie, sino para el Estado y las autoridades gobernantes. Esto permitiría la fuga indiscriminada de material altamente sensible, el pago de sobornos a fin de asegurar acuerdos lucrativos, las elecciones podrían ser manipuladas, y se podrían adoptar medidas contra los opositores políticos, todo con total impunidad.

Algunos pueden argumentar que los gobiernos ya emplean el anonimato para encubrir operaciones clandestinas, por lo que no habría ninguna diferencia. Sin embargo, aquellos gobiernos que en la actualidad cometen estos actos, lo hacen ilegalmente. Los involucrados saben que es un error y saben de las penas en caso de ser capturados, disuadiendo así a todos, excepto a los más desesperados o ingenuos. En una sociedad en la que impera el anonimato ese poder disuatorio se desvanece.

Libertad de expresión

El derecho a la libertad de expresión es un aspecto fundamental de la tradición democrática. La razón para ello es simple: las ideas ayudan a transformar la sociedad, y cualquier idea, por muy extraña que pueda parecer en un principio, en última instancia, podría ser beneficiosa. Los ciudadanos no deben, por lo tanto, ser indebidamente restringidos o castigados por expresar sus puntos de vista, sin importar lo que piensen.

La noción misma de la libertad de expresión implica proteger las diferentes opiniones de la persecución y el enjuiciamiento, pero también parte del supuesto de que la identidad de la persona es conocida. Si bien la comunicación anónima no es necesaria para que haya libertad de expresión, asegura que no haya restricciones o sanciones arbitrarias e innecesarias. Entonces, cabe preguntarse, ¿los beneficios del anonimato son mayores que sus «costos», como afirman sus defensores?

La libertad de expresión se ocupa principalmente de la protección del individuo contra los abusos del poder, ya sea político, religioso u otro. La comunicación anónima, sin embargo, es probable que sea particularmente ineficaz en este sentido. En las dictaduras y países no democráticos donde más se necesita la libertad de expresión es poco probable que estos regímenes habiliten este tipo de comunicaciones en primer lugar. Además, los mensajes enviados de forma anónima es poco probable que tengan mucho impacto por su cuenta. Sólo si se conoce al emisor de un mensaje y se confía en su opinión es que lo que dice realmente puede tener un efecto en la sociedad. Si las comunicaciones son verdaderamente anónimas, entonces es difícil establecer una relación de este tipo y, por lo tanto, la confianza en las comunicaciones anónimas para la denuncia de irregularidades, informar al mundo de violaciónes de derechos humanos o promulgar una plataforma política, se diluye.

Conclusión

Los defensores de las comunicaciones anónimas sostienen que el anonimato es esencial para garantizar la libertad de expresión en Internet, y esto supera cualquier perjuicio que pudiera derivarse de ello (el fraude informático, etc.). En definitiva, hay quienes usan un cuchillo de cocina para cometer un crimen, pero eso no convierte al cuchillo en algo malo o condenable en sí mismo.

Según Davenport, esta opinión es errónea. La rendición de cuentas se encuentra en el corazón mismo de la tradición democrática y es crucial para la estabilidad de una sociedad libre y justa. La eliminación de esta «red de seguridad» sólo alentaría al engaño y conduciría a una mayor delincuencia, aumentando el número de víctimas que no serán capaces de obtener justicia. Incluso peor, aquellos en el poder podrían utilizar el anonimato para sus propios fines, eliminando cualquier tipo de rendición de cuentas por parte de los autoridades gobernantes.

Paradójicamente, es la desconfianza en los gobiernos la que alimenta el clamor por las comunicaciones anónimas como un medio para garantizar la libertad de expresión. El resultado final de no ser identificado, sin embargo, incentiva los abusos del gobierno en vez de refrenarlos y tiene poco impacto real en términos de libertad de expresión.

En su opinión, el camino a seguir es claro: aceptar la rendición de cuentas y rechazar las comunicaciones anónimas. Los ciudadanos interesados ​​pueden utilizar las nuevas mejoras en las comunicaciones para participar más plenamente en el gobierno. Nuestra libertad viene bajo el precio de respetar la ley, y para eso hay que poder «hacerse cargo de lo que uno hace o deja de hacer». El cambio hacia una forma más participativa de gobierno es una opción mejor, más segura y más estable que el ofrecido por las arenas movedizas del anonimato.

Mi opinión: crítica al artículo de Davenport

Honestamente, me parece que el paper de Davenport articula y sintetiza maravillosamente bien los mejores argumentos en contra del anonimato en Internet. Precisamente por esa razón decidí compartirlo con Uds. No estoy de acuerdo con muchos de sus puntos, pero reconozco que explica y argumenta sus ideas muy bien. Además, creo que hay algo de verdad en lo que dice y que es sano no creer que el anonimato es siempre lo mejor.

No obstante, también me parece que Davenport olvida que el anonimato es parte constitutiva de la democracia. De hecho, el acto más básico de las sociedades democráticas modernas está basado en el anonimato: el voto. De ese modo, se busca asegurar que los ciudadanos estén libres de cualquier presión o coacción a la hora de votar. Por otra parte, hay situaciones en las que hacerse cargo de lo que uno dice o hace puede acarrear represalias, como la pérdida del empleo. Por esa razón, proteger el anonimato de algunas denuncias puede resultar válido.

Sin embargo, el mayor error del artículo de Davenport es que no todas nuestras acciones necesitan de la rendición de cuentas. Es decir, el hecho de que Google rastree lo que uno hace, a qué hora, desde dónde, etc. no tiene nada que ver con la rendición de cuentas ni con el «hacerse cargo»; no es otra cosa más que una maniobra abusiva por parte de un monopolio que espía a la gente, sin que seamos del todo conscientes de ello, que utiliza esa información para fines comerciales y, para colmo, que entrega esa información a determinados gobiernos cuando se lo piden, sin informar a los dueños originales de esa información ni las razones por las que lo hacen.

Finalmente, cabe preguntarse si el anonimato es realmente posible en Internet. Es decir, desde el momento en que nuestros dispositivos son identificados con un número, siempre va a haber alguien lo suficientemente inteligente para poder rastrearnos, no importa los esfuerzos que hagamos para pasar desapercibidos.

¿Uds. qué opinan?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

96 comentarios

  1.   Ivan Barra dijo

    Este será un tema que siempre sacará ronchas.
    Desde mi punto de vista, el anonimato debiese ser limitado, pasa mucho que varios se escudan en el para hablar estupideces y faltar el respeto sin temor a represalias. Gracias a el, se ha perdido la falta de empatía en la red, se ha llenado de haters y de gente que viene a descargarse porque en la vida real no les da el coraje. Hace tiempo leí que generalmente los haters son personas demasiado introvertidas, que son incapaces de manifestar sus opiniones de forma personal y que desencadena su frustración, la cual despliegan en la red.
    Creo que existen muchos puntos donde el anonimato es válido, el voto por ejemplo, una denuncia frente a una situación peligrosa, pero creo firmemente que quien dice o hace algo en la red, SIEMPRE debe hacerse cargo, ser “hombre”, además, manifestar una opinión o una queja de forma personal, identificándose, permite “dentro de lo posible”, dar una solución válida y al mismo tiempo, verificable.

    Saludos.

    1.    Charlie-Brown dijo

      ¿Y quién se erige en juez para establecer los límites? ¿Los gobiernos o acaso alguna “asamblea de hombres sabios”?

      Los puntos que postulas para “limitar” el anonimato son precisamente los que enarbolan los que pretenden regular la red; que no faltaba más, lo hacen por nuestro “bien”. A esa argumentación te respondería con una frase muy usada en mi país: “… eso sería botar el sofá y no la esposa adúltera”. El hecho de que los trolls y haters se escuden en el anonimato para dar rienda suelta a sus traumas, fobias y filias no implica en modo alguno que el resto de la sociedad pague por ellos, solamente constituyen “argumentos” para los enemigos de la libertad que se la pasan advirtiéndonos de los “peligros” de la red y del “uso irresponsable” de la misma.

      1.    usemoslinux dijo

        Charlie, nada más que para generar un debate y seguir reflexionando sobre el tema: para vos, se puede proteger la privacidad de los usuarios sin abogar por el anonimato en Internet? Es decir, se puede separar una cosa de la otra? Hay formas de proteger la privacidad de los usuarios que no involucren necesariamente el anonimato?
        Y, en todo caso, te parece que el anonimato (absoluto) en Internet es técnicamente posible?
        Abrazo! Pablo.

        1.    Charlie-Brown dijo

          Hola Pablo, muchas gracias por tu atención, trataré de explicarme de la mejor manera posible para hacerme entender.

          Parto del principio de que todo estado (y por ende todo gobierno como expresión del estado) es, en mi opinión, un mal necesario para el funcionamiento de la sociedad como la conocemos y DEBERÍA estar enfocado a establecer las reglas del juego que permitan la convivencia civilizada de sus ciudadanos (leyes) y salvaguardar el mantenimiento y respeto de las mismas, tanto al interno de la sociedad o país como al externo (relaciones con otras naciones). En cualquier caso, aún en las sociedades consideradas habitualmente por la mayoría como paradigmas de la democracia (países nórdicos, Suiza, etc.), el estado tiene necesariamente que ejercer funciones represivas sobre aquellos que violan las reglas del juego.

          Ahora bien, para nadie es un secreto que los estados (y gobiernos) hace mucho rato que prestan más atención a la preservación de los intereses de los grupos que detentan en poder en detrimento de la mayoría de los ciudadanos (y aquí cada cual le pone a esos grupos el nombre de su villano favorito: banqueros, oligarcas, partido, etc.), de ahí que la función represiva haya degenerado en mantener “controlada” al resto de la sociedad y precisamente el primer paso para poder ejercer ese control es la identificación de los individuos para “aislar” o “reeducar” a los considerados potencialmente peligrosos. Está claro que no es lo mismo el control sobre los ciudadanos de un con límites claramente establecidos por la ley y con instituciones veladoras de los derechos que el que existe en países con regímenes totalitarios y de caracter policial.

          Entiendo que no es lo mismo privacidad que anonimato, lo que pasa es que, en mi opinión, el recurso supremo para garantizar la primera es la existencia de la segunda; me explico, en teoría, la privacidad debe ser garantizada por las leyes centradas en la defensa de los derechos de los ciudadanos frente al estado, pero si parto del supuesto arriba desarrollado del defectuoso funcionamiento de los estados y la manipulación de las leyes en función de sus intereses, únicamente mediante el anonimato es posible que los ciudadanos logren cierto grado de protección frente al estado. ¿Alguien se ha fijado que los gobiernos más interesados en la “regulación” de la red son precisamente los menos democráticos y más autoritarios y represivos?, ¿No sería esa solamente razón suficiente para ponernos en alerta?

          Adicionalmente, en mi opinión, existe otra amenaza tan preocupante como el control de los estados que es la acción de las organizaciones criminales, los delitos informáticos y el terrorismo. Sería ingenuo pensar que el solo hecho de abolir la privacidad eliminaría los delitos informáticos, pues los criminales serían fácilmente identificados, lo más probable es que se incrementara el robo de identidad para encubrir sus delitos. La vida ha demostrado que cuando las instituciones encargadas del cumplimiento de la ley hacen de verdad su trabajo, es posible atrapar a los criminales y proteger a la sociedad.

          Respecto al anonimato absoluto en la red, estoy muy claro de que no existe, es TOTALMENTE imposible, incluso analizado desde el punto de vista técnico, pero aún así, las herramientas de anonimización son lo suficientemente sólidas como para obligar a los estados a limitar su intrusión aunque solo sea por la carencia de recursos para espiarnos a todos; y antes de que me salgan con la canción de Snowden, la NSA y demás acrónimos de 3 letras, permítanme aclarar que no es lo mismo recolección de información que identificación de TODOS los individuos fuente y destino de la información, la minería de esos datos ya es lo suficientemente compleja como para mantener a salvo a las grandes masas.

          Creo que me he extendido demasiado y aún así he dejado algunas ideas sin desarrollar, pero me gustaría terminar con un par de preguntas: ¿Estamos dispuestos a poner la defensa de nuestra privacidad en manos de los estados? ¿La experiencia (y diría más, la historia) justificaría esta decisión?

          Un saludo…

      2.    Pedro dijo

        Excelente. Los enemigos de la libertad siempre usan el mismo argumento para recortarnos derechos y libertad: por nuestro bien y para combatir a “los malos”.
        Saludos. Pedro.

  2.   Windóusico dijo

    Al autor original le diría que la “rendición de cuentas” es un concepto que gusta mucho en los regímenes totalitarios. Pongamos a los ciudadanos un chip que los identifique en todo momento. Que permita hacer un seguimiento de sus movimientos y sus acciones. Podremos evitar que cometan delitos de todo tipo y las personas honradas estaremos más seguras ¡Ja Ja!. No solo hay el derecho al anonimato, también hay el derecho a la privacidad.

    Me gustaría ver a ese hombre con su DNI tatuado en la frente y con un GPS por collar, con el teléfono intervenido, con el correo abierto por terceros, y con cámaras de vídeo grabando su vida. Ahí ya no le haría tanta gracia la “rendición de cuentas”.

    Y lo peor de todo esto es que en la vida real ya nos controlan con los móviles e Internet …

    1.    sebastian dijo

      No me parece tan extremo ni que rendir cuentas sea de un estado totalitario. Rendir cuentas es parte de un estado de derecho, donde todos tenemos derechos y obligaciones. Entre poder identificar a quien comete un delito, sea informatico o “normal” y una perdida de la privacidad hay un mundo de distancia

      1.    Charlie-Brown dijo

        Me parece evidente que no vives en un estado totalitario, por suerte para ti, por lo que quizás te resulte un poco difícil entender el planteamiento de Windóusico; créeme cuando te digo que no hay exageración alguna en el.

        Precisamente es al estado al que hay que poner límites, comenzando por la tipificación de los delitos y terminando por la capacidad para entrometerse en la vida privada de los ciudadanos, aún cuando estos, por desconocimiento, inopia o estupidez, hagan voluntariamente pública su vida en las redes.

        1.    joakoej dijo

          ¿O porque quieran hacerla pública?

          1.    Charlie-Brown dijo

            ¿Acaso no hacen pública su vida y milagros una buena parte de los usuarios de las redes sociales como Facebook. Twitter, etc.? Y ojo, que TODA la información personal que publican la hacen de forma totalmente voluntaria, sin la menor idea en la mayoría de los casos, de las consecuencias que acarrea esta acción.

      2.    pepe dijo

        Sebastian, no hay ninguna relación entre sapeo masivo y prevención contra los delitos. Ve las declaraciones de Snowden.

    2.    elav dijo

      El punto es que, aunque por supuesto queremos tener privacidad, lo deseamos desde el punto de vista de aquellos que no hemos sido afectado por este tema.

      Vamos a invertir los papeles con un ejemplo. Digamos que alguien se cuela en tu ordenador usando métodos de anonimato, o que te ofende, o te agrede, incluso, que aprovechando su anonimato asesine o perjudique a alguien muy cercano a ti. ¿Me dirás que no te hubiese gustado entonces que el Gobierno o la Policía hubiese tenido el control sobre cada ciudadano como para saber quien hizo eso?

      En el momento que somos víctima, vemos las cosas muy diferentes. Por eso este tema es polémico, aunque nadie quisiera un mundo al estilo Equilibrium, tampoco estaría mal poder rastrear a determinados individuos cuando resulte necesario.

      1.    nano dijo

        Eso es asumiendo que, en todo caso el gobierno/autoridad haga o quiera hacer algo… claro, hablo desde el ángulo de alguien que vive en un estado de impunidad.

      2.    Windóusico dijo

        Permite que retuerza más tu supuesto. Imagina que entra en mi ordenador un espía a sueldo de una gran multinacional que cotiza en el Ibex 35 ¿Crees que la Policía o el Gobierno de España usarían esa información contra los poderosos? Se inventarían cualquier tontería y esos delincuentes se irían de rositas.

        La ley no se aplica del mismo modo en todos los estratos sociales. La pérdida de anonimato solo beneficiaría a los poderosos y a los que tienen acceso a toda esa información (policías y otros funcionarios). No me parece bien sacrificar libertad+anonimato por seguridad, lo primero vale más (por algo se castiga a los delincuentes con la pérdida de la libertad). Se puede vivir en un mundo razonablemente seguro sin acabar con el anonimato. Yo me cruzo con personas anónimas todos los días y no tengo la necesidad de identificarlos para caminar tranquilo.

      3.    usemoslinux dijo

        Así es. En ese sentido, como decía en otro comentario, creo que sería mejor diferenciar entre “defender la privacidad” de los usuarios y abogar por el anonimato en Internet. No son la misma cosa. Ahora me doy cuenta de ello.
        Abrazo! Pablo.

        1.    elav dijo

          Exactamente estimado. Muchos asocian privacidad con anonimato y ambas cosas no se usan para lo mismo. A eso me refiero con mi comentario anterior.

          1.    Tina Toledo dijo

            ¡Hola Elav!
            Hace mucho, pero muuuuuuuuuuuucho tiempo que no leía yo algo tan interesante, gracias mil a @usemoslinux por este tema.
            En lo personal concuerdo TOTALMENTE con la propuesta de David Davenport y que bueno que tanto tú, Elav, como usemoslinux han aclarado la gran diferencia que hay entre la privacia y el anonimato. Dentro de esa lógica me gustaría hacerle una observación a usemoslinux : dentro de los regímenes democráticos ningún voto es anonimo ya que para poder ejercer el derecho a votar es requisito indispensable estar inscrito en un padrón electoral, y para poder sufragar en la casilla es preciso identificarse con una credencial que se emite para tal efecto. Sin esa identificación nadie vota.
            Así el proceso de votar de ninguna manera se hace dentro de anonimato, aunque finalmente por quien -o por que- se vote sea sea en privado y nos guardemos el derecho a mantener nuestra elección en secreto.

            1.    elav dijo

              Así mismo es mi estimada. Nadie vota sin al menos dar su nombre, tal es así que en los países donde hay alto nivel de analfabetismo, las personas que no saben al menos escribir su nombre no tienen derecho al voto.


          2.    Windóusico dijo

            El problema es que no se puede disociar privacidad y anonimato como dos compartimentos independientes. Si debo estar identificado en todo momento, pierdo privacidad (lo veo inevitable). Mis aficiones, mis amistades y mis ideas no tienen que ser de dominio público o gubernamental.

            @Tina Toledo, el voto es anónimo. No lleva identificación del votante y no se puede rastrear. Las medidas de control para evitar fraudes electorales poco tienen que ver. Me parece bien que nos podamos identificar de manera segura en Internet, pero no me parece sensato que estemos identificados en todo momento (cualquiera puede entrometerse en nuestra vida privada sin permiso). Nuestras peripecias en la red solo se deberían investigar mediante orden judicial, no en tiempo real por “prevención”.

          3.    diazepan dijo

            @windowsico Acá el voto es obligatorio y todos los que votan deben estar registrados en el registro civil. El voto secreto (que ni la corte electoral ni nadie revele quien votó a quién) está más relacionado con la privacidad que con el anonimato.

          4.    Tina Toledo dijo

            @Diazepan: leyendo yo los comentarios que se han escrito al respecto me queda claro que la gran mayoría confunde el anonimato con el derecho a la privacia. Y me gustaría poner un ejemplo: yo siempre he escrito en este blog como Tina Toledo, ese es mi nombre real y nunca he usado un seudonimo y la imagen de mi avatar es una fotografía mía. Por lo tanto no soy un anonimo: conocen mi nombre y mi rostro. ¿Eso impide que yo opine con libertad? NO.
            Ahora bien, la administración de este sitio puede tener acceso a datos míos que son confidenciales y privados y yo tengo el derecho, y ellos la obligación, de mantenerlos en privado y no comerciar con ellos.

            anonimato.
            1. m. Carácter o condición de anónimo.

            anónimo, ma.
            (Del gr. ἀνώνυμος, sin nombre).
            1. adj. Dicho de una obra o de un escrito: Que no lleva el nombre de su autor. U. t. c. s.
            2. adj. Dicho de un autor: Cuyo nombre se desconoce. U. t. c. s. m.
            3. adj. Com. Dicho de una compañía o de una sociedad: Que se forma por acciones, con responsabilidad circunscrita al capital que estas representan.
            4. m. Carta o papel sin firma en que, por lo común, se dice algo ofensivo o desagradable.
            5. m. Secreto del autor que oculta su nombre. Conservar el anónimo.

            privacidad.
            1. f. Ámbito de la vida privada que se tiene derecho a proteger de cualquier intromisión.

          5.    Windóusico dijo

            El voto es único, por eso debes estar registrado y por eso debes identificarte antes de votar. Y es anónimo porque en el recuento nadie sabe que papeleta (o lo que sea) depositaste en la urna (o lo que sea).

            El señor Davenport defiende la prohibición de las herramientas “anonimizantes” (permítanme el término) porque cree que los anónimos son delincuentes potenciales. En la “vida analógica” la gente se oculta el rostro para permanecer en el anonimato. Los delincuentes usan gafas de sol, gorros, viseras, pasamontañas, pelucas, cascos de motorista, … para esconder su identidad ¿Prohibimos el uso de estos elementos en la vía pública? ¿Un señor o señora no puede ocultar su rostro con motivaciones lícitas? A mí se me ocurren muchas. La libertad de expresión solo se garantiza en ausencia de coacción y para eso necesitas anonimato.
            Ayer en España hubo una manifestación pacífica que pedía un referéndum para elegir entre monarquía y democracia. Pues bien, un grupo de policías se dedicó a pedir las identificaciones personales (DNI) de los manifestantes, apuntaron sus datos en una lista y sacaron fotos ¿Veis la coacción? ¿Por qué se apuntan esos datos? ¿Quieren meter miedo al quitarte el anonimato? Yo creo que sí ¿Sabéis como me he enterado de eso? He visto un vídeo subido a Internet por una persona anónima. Si se acaba el anonimato, se reducirán las denuncias (no todos queremos ser mártires) y viviremos en un mundo peor.

          6.    Windóusico dijo

            Fe de erratas: Donde puse democracia quería escribir república (en que estaría yo pensando).

          7.    Windóusico dijo

            @Tina Toledo –> Voto anónimo –> “no lleva el nombre de su autor”.

            Autor.
            1. m. y f. Persona que es causa de algo.

            Causa.
            1. f. Aquello que se considera como fundamento u origen de algo.

          8.    diazepan dijo

            @windowsico No es anónimo. En los libros de las mesas de votación se escriben los nombres del votante junto con el nº del sobre en el que depositas el voto. El voto es privado.

          9.    Windóusico dijo

            Si en el país de Tina Toledo se puede averiguar a quien votó cada votante, le pido disculpas por no tener en cuenta su nacionalidad. Es una forma de votar muy discutible y los europeos olvidamos que existe, como la pena de muerte o que todos los ciudadanos puedan llevar armas de fuego.

            PD: Es una pena que no pueda editar mis mensajes, he tenido que llenar esto de Spam (si un administrador pudiese fusionar los mensajes le estaría muy agradecido).

          10.    Tina Toledo dijo

            @Windóusico: De entrada me parece que tú y yo no tenemos el mismo concepto acerca del voto. Para ti un voto es una papeleta en donde se ha expresado una preferencia mientras que para mí es el derecho y el acto -público o privado- para expresar dicha preferencia.
            En mi pais -los Estados Unidos de Norteamerica- en una misma jornada electoral se puede votar de diferentes maneras: voto electrónico, mediante papeletas, por internet o el voto epistolar. Todo depende de donde se encuentre radicando el votante y de la manera en que cada estado haya organizado el metodo de votación. Yo por mi parte, como por ahora vivo en México, mi voto más reciente lo hice por correspondencia -epistolar-

            Ahora bien, ¿por qué un voto no puede ser anónimo? Porque precisamente lo que da valor legal a mi voto, y a todo el proceso, es que se tiene la certeza de quienes pueden votar y quienes han votado. Es decir, cada votante se ha identificado plenamente para poder ejercer su derecho a votar. ¿El hecho que la papeleta -suponiendo que ejerzo mi voto mediante una papeleta- donde expresé mi elección no lleve mi nombre convierte mi voto en un “voto anónimo”? NO. Sólo convierte mi elección en algo privado, y eso sólo si yo lo deseo porque no hay ninguna ley que me prohiba decir por quien o por que voté. Como ejemplo de esto último están las famosas encuestas de salida que realizan las cadenas de TV que anticipan por mucho tiempo, y con un alto grado de exactitud, los resultados electorales.

            Esto también me lleva a considerar algo, todo acto llevado al cabo anonimamente carece de valor legal y, en algunos caso, pueden ser actos ilicitos. ¿Que quiere decir esto? Que para poder llevar al cabo la contratación o compra de algun bien o servicio tengo que hacerlo, por fuerza, a nombre alguna persona, grupo o institución que tenga personalidad jurídica. Ningun derecho puede reclamarse desde el anónimato: ni legales y ni siquiera derechos tan elementales como los derechos humanos, porque para demostrar la violación de tales derechos es preciso demostrar primero la existencia del agraviado.
            Igualmente, dentro de ese orden de ideas, la libertad de expresión ni es un derecho demócratico ni republicano… es un DERECHO HUMANO. Y los derechos humanos van más allá de cualquier constitución, leyes locales, religiones y regímenes políticos y ecónomicos.

            Ahora bien, lo que en internet violan Google, Microsoft, los gobiernos o lo que tú gustes y mandes no es nuestra identidad… ES NUESTRA PRIVACÍA. ¿Realmente tú creés que a Google le interesa saber que mi nombre es Tina Toledo? NO. Para la gente de Google sólo soy una muestra dentro de una estadística: soy uno del millòn y medio de usuarios que radican en Mèrida, Yuc. Méx.; soy una de las seiscientas veinte personas que en el 80% de sus busquedas aparece la palabra “Beatles”… y así hasta el infinito. A ellos no les interesa conocer mi nombre, ni mi rostro… en todo caso a ellos lo que les interesa son mis intereses y mi comportamiento personal y para saberlo invaden mi privacía. Para ellos soy un anónimo con ciertos gustos y tendencias.

            Pero además hay algo muy importante: ningún cambio social, ecónomico o político se genera dentro del anónimato. Las revoluciones y los cambios sociales y políticos se han gestado en las calles, en las plazas, en los campos de batalla y en los edificios públicos. El hecho que ignoremos los nombres de toda esa gente -porque por lo general sólo conocemos los nombres de los líderes- que conforma (ba) esa masa que toma(ba) las calles para protestar no los convierte en anónimos, porque finalmente cada uno de ellos abandonó el confort y la seguridad de su hogar para arriesgar el físico, su libertad y hasta su vida. Por eso muchas naciones erigen monumentos a sus soldados DESCONOCIDOS, que no es lo mismo que anónimos.

            El anónimato es posición comodina porque lo único que logramos al permanecer así es sólo ser invisibles tanto como se pueda, pero generamos ningún cambio. Alguien, comentarios más abajo, pretendió usar una cita de Benjamin Franklin -con tan mala fortuna que Diazepan le enmendó la plana- que dice así: “Aquellos que renunciarían a las libertades esenciales para comprar un poco de seguridad temporal, no se merecen ni libertad ni seguridad”. Aquí caben, al menos, dos reflexiones:
            1.-Defender a ultranza el anónimato -que no la privacidad- en internet ¿no es esa seguridad temporal a la que se refiere Franklin?
            2.-Quien usó, con torpeza, la frase de Benjamin para argumentar su postura pro-anónimato se asuguró de poner -aunque mal escrito- al autor de la cita ¿será porque de antemano sabía que frase tiene mucho más impacto si el autor es una persona muy conocida y no un anónimo?

          11.    Windóusico dijo

            @Tina Toledo, no tengo tiempo para leer tanto texto con atención pero ojeando por encima te puedo responder lo siguiente:
            En España el voto es anónimo porque no se puede identificar al autor. Es imposible y aun así el fraude electoral es inviable (investiga nuestro sistema electoral y lo verás). Yo puedo decir que voté a X y ser mentira. Nadie lo sabrá (solo el autor del voto) y ocurre lo mismo con las obras escritas por anónimos o las cartas anónimas.
            Vuestro voto no es privado. En el momento que compartes tu voto con desconocidos ya no lo es, da igual que la ley proteja vuestro derecho a la privacidad. Hay que ser muy ingenuo para creer que esa información no escapa del ámbito privado. Si tuviésemos que elegir un alcalde en una aldea de 200 habitantes con el sistema de “voto privado”, todo el mundo sabría quien voto a quien (gracias a los humanos de la junta electoral) y eso sería catastrófico para la libertad de elección. Y si no ves la problemática de vuestro voto privado, no te voy a convencer. Seguid con vuestro sistema que os va muy bien.

          12.    Tina Toledo dijo

            Espresa la Constitución Española de 1978 en su Título III. De las Cortes Generales, artículo 68:
            1.-El Congreso se compone de un mínimo de 300 y un máximo de 400 Diputados, elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y SECRETO, en los términos que establezca la ley.
            -http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/titulos/articulos.jsp?ini=66&fin=96&tipo=2-

            Y abunda en la sinopsis:
            2.4. El sufragio ha de ser SECRETO. Esta característica afecta también al principio de libertad, en la medida que permite eludir coacciones o intromisiones en el sufragio libremente emitido. Por ello, amén de garantizar el principio de libertad ideológica del art. 16.2, obliga a la Administración electoral a facilitar los medios técnicos y materiales que garanticen este secreto (cabinas, urnas, etc.). Nótese, en todo caso, que el secreto es un DERECHO Y NO UNA OBLIGACION. Nada impide a un ciudadano hacer público el sentido de su voto y, de hecho, esto ocurre con relativa frecuencia durante las campañas electorales y aun el propia día de las elecciones.
            -http://www.congreso.es/consti/constitucion/indice/sinopsis/sinopsis.jsp?art=68&tipo=2-

          13.    Windóusico dijo

            @Tina Toledo, no entiendo las citas. Yo he votado en numerosas ocasiones (municipales, autonómicas, generales y europeas) y sí, el voto es secreto (como que es anónimo) ¿Que resaltas con lo de SECRETO? Si lo pones porque nuestro voto es verdaderamente privado, lo reconozco, al ser anónimo es privado al 100%.

            Me parece terrible que la gente se identifique con un partido político como si fuese un equipo deportivo (banderitas, insignias, propaganda,…) y que no cambien su voto ocurra lo que ocurra. En España hay gente así pero no es la norma ¿En Estados Unidos de América Norte ponen carteles en su jardín para indicar a quien votan no? En España eso no se ve (salvo en sectores radicales y militantes).

            El gobierno de EUA quedó traumatizado con el caso Watergate y desde entonces ha convencido a la población de que los anónimos son gente mala, de dudosa moralidad y con aviesas intenciones. A mi me gustan las personas como “Garganta Profunda” y si les quitan Internet se quedarán con el culo al aire. En España tenemos una gran tradición de anónimos en la literatura y bellas artes, estamos muy orgullosos de su existencia y no quitamos importancia a su obra por la ausencia de firma.

            Entiendo que exista gente que prefiera seguridad a libertad, es más una cuestión de carácter que otra cosa. Respeto vuestro punto de vista.

          14.    Tina Toledo dijo

            Mil disculpas @Windóusico por no contestar con oportunidad. Te agradezco mucho que hayas traido a colación el caso de William Mark Felt -alias “Deep Throat”-. W. M. Felt es precisamente el caso del uso más siniestro que se le puede dar al anonimato:
            Cuando Edgar J. Hoover -ex director del FBI- murió, en mayo de 1972, Felt era uno de los candidatos a sucederlo, sin embargo Richard Nixon nombró a Patrick Gray III como nuevo director del Buró quedando Mark Felt como segundo en la jerarquía del FBI.
            Fue gracias a esta posición que Felt tuvo acceso a toda la información que los investigadores del FBI reunieron durante un año -de junio de 1972 a junio de 1973- ya que todos los reportes pasaban primero por sus manos antes de llegar a Gray.

            Felt sabía que muy bien que información es poder que, y que da aun más poder cuando esa información contiene actos ilicitos efectuados por el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, así que decidió usar esa información para beneficio propio para presionar a Nixon.
            Richard Nixon sabía perfectamente bien que Felt era “Deep Throat” y que era él quen le filtraba la información a los periodistas Carl Bernstein y Bob Woodward. Ambos, Nixon y Felt, se reunieron el 23 de junio de 1972 por consejo de H. Haldeman -secretario del presidente- quien dijo “Mark Felt quiere cooperar porque es ambicioso”.

            Mark Felt, a diferencia de Edward Snowden, no renunció a su puesto… por el contrario: mientras filtraba información bajo el alias de “Deep Throat” comandaba actividades ilegales del FBI. Tanto él como Edward Miller autorizaron allanamientos ilegales -operaciones conocidas como “black bag”- durante el período de 1972 a 1973. Tanto “Deep Throat” Felt como Miller fueron llevados a juicio, en 1980, por esas operaciones y encontrados culpables de violar los derechos civiles.
            En abril de 1974 “Deep Throat” consigió lo que buscaba: Nixon obligo a Gray a dimitir como Director del FBI y nombró a Mark “Deep Throat” Felt como reemplazo permanente de Hoover. Richard Nixon presentaría su renuncia meses más tarde -8 de agosto de 1974-

      4.    Staff dijo

        ¿Desde el punto de vista de la victima?
        Veamos, hace 5 años me mude a la casa en la que actualmente resido, han ocurrido en ese tiempo 7 robos a vivienda a mis vecinos y a mi me robaron el carro (a un año de terminar de pagarlo).

        Y respondo, no, no prefiero vivir monitoreado toda una vida para capturar al que me ofenda un solo día (sobre todo por que en realidad el monitoreo no es para eso).

        Esta clase de miedo generado por la propaganda de arriba es justamente a lo que se refería el buen George Carlin cuando decía:
        “La clase alta esta para tener todo el dinero sin trabajar, la media para hacer todo el trabajo y la baja… para hacer que la media se cague de miedo y siga manteniendo a la alta.”

        Y es que rastrear individuos que algo deben, esta bien y ya se hace, pero lo correcto es que se persigan DESPUES de cometer la falta y si eres sospechoso que se espie bajo la orden de un juez, no por defecto.

        1.    elav dijo

          Staff: Y si, lo van a perseguir siempre y cuando tengan “pistas”, de lo contrario, si el tipo borró o escondió toda huella posible sería imposible capturarlo. Ok, un auto, un robo, a lo mejor pase, pero si ese tipo hubiese matado a tu vecino, a sus hijos, a su perro y logró irse sin dejar pista, pudiendo ser el otro vecino del lado tuyo ¿Vivirías tranquilo con eso? Porque al menos yo prefiero que en la puerta de mi casa, en un poste de la luz, hubiese al menos una cámara de vigilancia.. o sea, afuera..

          No digo que tengamos un código de barra en la nuca y que podamos ser rastreados donde sea (que ojo, para eso no hace falta un código de barras electrónico, con el celular ya es suficiente), pero al menos que si exista un control sobre ciertas cosas. Y no digas tu en la vida cotidiana, pero al menos en la red, yo no lo veo mal.

          El que nada debe, nada teme, y si eres un tipo de ley (aunque veas porno legalmente) no tienes que esconder nada, por lo tanto, no necesitas anonimato. Lo único que necesitas es un buen navegador, y acceder a sitios cuya política no permita que tomen tu información para venderla por ahí.

          1.    Staff dijo

            Créeme que lo primero que pasa por la mente en esas situaciones es el “que pasaría si hubiera alguien querido en mi casa cuando entren…”.
            El problema es que en el peor de los casos, si te matan a un hijo ¿De qué te sirve encontrar al que lo hizo? Nada te va a regresar al niño. Eso es pura venganza, y buscarla aún antes de que te hagan algo es reflejo de una terrible inseguridad (a nivel psicológico). A mi en lo personal me parece una forma muy cobarde de vivir, al mismo nivel que no querer manejar para no morir en un accidente, o no salir de casa para que no me caiga un rayo.

            La realidad es que una cámara no brinda ninguna garantía de que no tendrás problemas, igual si la quieres poner pues que sea TÚ cámara, dentro de TÚ casa, donde solo tu tengas acceso al video y no terceras personas.

            Las estadísticas están ahí, en los países con mas vigilancia no disminuye el crimen, en los que se implementa la pena de muerte no disminuye el crimen, el temor al castigo nunca es mas fuerte que el hambre.

            Y en la red, igual puedo ser un buen y honesto ciudadano, que quiere denunciar públicamente un mal proceder de el gobierno o de algún grupo delictivo (de esos que comúnmente están hasta la médula en el gobierno) ¿No necesitaría anonimato para proteger mi integridad física de las represalia por hacer lo CORRECTO?

      5.    Charlie-Brown dijo

        No creo que ese ejemplo tenga que ver mucho con defender la privacidad o con eliminar el anonimato, es más bien un problema de seguridad de las redes y los sistemas; vamos que si tu red está desprotegida y además usas Windows con IE, casi que estás invitando a que entren en tu ordenador. Si sales de tu casa y dejas la puerta abierta con un cartel que dice “Estoy de vacaciones para la playa esta semana” ¿podrías culpar a los ladrones que entren y se lleven hasta los tomacorrientes?, ¿O sería culpa de la policía no tener “controlados” a los cacos del barrio?

  3.   Dhouard dijo

    Fue Benjamin Fraknlin quien dijo hace más de doscientos años: “Aquellos que sacrifican libertad por seguridad no merecen tener ninguna de las dos”.

    Lo que Davenport postula no es más que una actualización de la idea perseguida por todos los regímenes totalitarios: la vigilancia total y absoluta de los ciudadanos, basándose en una supuesta seguridad o protección frente a un enemigo interior o exterior.

    1.    diazepan dijo

      Corrección “Aquellos que renunciarían a las libertades esenciales para comprar un poco de seguridad temporal, no se merecen ni libertad ni seguridad”

      Y según Samuel Adams, esa seguridad temporal es la tranquilidad. Aquí el contexto en que se dice todo:

      “En un estado de tranquilidad, riqueza y lujo, nuestros descendientes olvidarían las artes de la guerra, la actividad noble y el fervor que hizo invencibles a nuestros ancestros. Cada arte de corrupción sería empleado para aflojar el lazo de la unión que vuelve formidable nuestra resistencia. Cuando el espíritu de la libertad, que ahora anima nuestros corazones y da éxito a nuestras armas, está extinto, nuestros números acelerarán nuestra ruina y nos volverá más fácilmente víctimas de la tiranía. Si usted ama la riqueza más que la libertad, la tranquilidad de la esclavitud más que la animada lucha por la libertad, váyase a su casa en paz. No le pedimos su opinión ni sus armas. Agáchese y lama las manos que le dan de comer. Que sus cadenas no le pesen mucho y que la posteridad se olvide que usted fue nuestro compatriota.”

  4.   Charlie-Brown dijo

    Coincido con tu posición, reconozco que sus argumentos están muy bien estructurados pero estoy en total desacuerdo con prácticamente todos ellos.

    Soy de los que opinan que precisamente el surgimiento de la red, con la posibilidad de anonimato que llevó implícita desde su concepción inicial, ha permitido que el ciudadano promedio cuente con una plataforma para que su voz sea escuchada y pueda crear consenso entre sus iguales, no ya frente al poder del estado si no incluso ante los medios creadores de opinión, pensar que los estados (aún los más democráticos y pluralistas) van a ser los veladores de la libertad de expresión y los derechos de todos es una quimera demasiado infantil.

    Si concebimos los estados -y por ende los gobiernos como expresión de estos- como un mal necesario para la convivencia en sociedad, mientras más capacidad organizativa posean los ciudadanos fuera de los marcos establecidos por el estado (y de su correspondiente control), en mejor posición estaremos de limitar su poder sobre la sociedad. No es por gusto que los estados policiales, como expresión suprema de los regímenes dictatoriales, ponen especial énfasis en la eliminación de la menor posibilidad de “anonimización” de las personas.

    Por otra parte, el poder alcanzado por los grandes medios creadores de opinión les da la posibilidad de establecer los paradigmas de lo “políticamente correcto” a lo que supuestamente todos debemos atenernos en público, so pena de ser crucificados y denigrados, aunque en privado no estemos de acuerdo. Solamente desde el anonimato es posible destruir estos paradigmas y supuestos estados de opinión mayoritarios impuestos desde el poder de los medios.

    1.    usemoslinux dijo

      Hola Charlie! Gracias x participar y aportar tus opiniones.
      Me veo tentado a darte la razón en todo. No obstante, un poco la pregunta subyacente de este post y la duda que me surgió al leer el artículo de Davenport (si bien hay muchas cosas que dice con las que no coincido) es la siguiente: el anonimato es bueno y defendible en TODOS los casos? Y, como corolario, los “costos” del anonimato absoluto son menores que sus “beneficios”?
      También me surge preguntar si lo que debemos defender es la privacidad o el anonimato (ya que no son exactamente lo mismo).
      Honestamente, en este momento tengo más dudas que certezas.
      Un abrazo! Pablo.

  5.   Jesus Carpio dijo

    Totalmente de acuerdo, en este articulo hablan muy bien el anonimato y para ser franco casi me convencen, pero tienes razón una cosa es “rendir cuentas” para protección de la raza humana y otra muy diferente que empresas como Google y Facebook se hagan millonarios con nuestro andar en la web. En el caso de Facebook bueno la gente entrega personalmente sus datos. Pero Google es un gran HDP ya que utiliza nuestras busquedas dia a dia, nuestro informacion en correo electronica, nuestras charlas familiares… en fin yo si prefiero el anonimato a que mi información personal enriquezca a otros HDP

  6.   Staff dijo

    Un articulo (el original) que, desde mi punto de vista, no merece replicarse ni para exhibir lo absurdo del mismo.

    No me creo que se le “olvide” que uno de los elementos jurídicos de esas “sociedades democráticas” con las que se llena la boca, es la presunción de inocencia, y que si se se busca la rendición de cuentas, debe ser hasta después de cometida la falta, nunca antes, o terminas con ciudadanos presos indefinidamente “como medida precautoria” (véase las nuevas leyes de aeropuertos de ya saben que país).

    Igual no me creo que confunda el anonimato con la privacidad, es simplemente mas propaganda.

    1.    usemoslinux dijo

      Interesante! Lo de la presunción de inocencia es un muy buen punto.
      Un abrazo y gracias x sumarte al debate!
      Pablo.

  7.   AqaIb8 dijo

    Vivimos en una cultura dominada por el miedo… La cultura del miedo que nos inculcan a todas horas…

    1.    AqaIb8 dijo

      Como decía el cypherpunk IgnorantGuru: la cryptografía es el arma que tienen los revolucionarios para sacar a la luz información que el sistema guarda a punta de pistola.

      1.    AqaIb8 dijo

        La criptografía + el anonimato, por supuesto, de la mano.

      2.    AqaIb8 dijo

        Pero claro, además de proteger a activistas que intentan ayudar al pueblo también ayudan a los tiranos que dominan el sistema. La diferencia es que ellos ya tienen formas de comunicación privada, tienen muchísimos recursos para conseguirla. En cambio, el pueblo está indefenso en comparación.

        Quien quiera seguir leyendo sobre este tema desde el punto de vista de un profesional de la criptografía, le remito al siguiente mensaje (en completo inglés):
        http://igurublog.wordpress.com/2014/02/17/biography-of-a-cypherpunk-and-how-cryptography-affects-your-life/

        1.    Charlie-Brown dijo

          ¡Anda ya! Excelente artículo el del link, ahora estoy revisando el resto del sitio y ya lo incluí en mis marcadores, muchas gracias por enlazarlo…

  8.   babel dijo

    Qué buen artículo. Gracias por compartirlo.

  9.   Ronin dijo

    Creo que Davenport olvida que no vivimos en un mundo ideal donde se puede opinar sin ningún temor a represalias y donde se respeta todas las opiniones sea de donde sean aunque debo decir que es tentador tener algún control sobre los usuarios mas sobre los haters pero solo es un pequeño grupo que escupe su veneno en la red así que no vale como comparación… y ademas todos tienen derecho a querer ser anónimos y ser anónimo no es sinónimo de ser una mala persona o acaso vamos a llegar a extremos como en España donde se pagaba el canon solo por que la industria piensa que vas a “piratearlos” solo por comprar disco vírgenes vamos algo que pondría los pelos de punta aun a los calvos.

    Creo que al final del día en un asunto de sentido común sobre que no todas las personas que son anónimas en la red es un peligro para la sociedad… pero como bien dicen el sentido común es el menos común de los sentidos

    1.    joakoej dijo

      Me gusto la frase del final, no la conocía

    2.    Charlie-Brown dijo

      No creo que el Sr. Davenport olvide el mundo en el que vivimos, pienso que es solo un vocero de los que pretenden “controlar” al resto del mundo. No es casualidad que muchos de sus argumentos coincidan con los enarbolados por el Sr. Eugene Kaspersky, abanderado de la creación de un “pasaporte” de identidad digital que cuenta, como no, con el apoyo de su amigo Vladimir Putin, “presidente” de todas las Rusias y ex-colega de Kaspersky en la KGB; ¿o es que será también casualidad?…

  10.   kraken dijo

    a caso ¿Nunca estaremos seguros?

  11.   x11tete11x dijo

    mi opinión, es mas bien gris… manchada por las experiencias personales, digamos mas que estoy en contra del anonimato, que a favor, me parece bien que cada uno se identifique, me toca los cojones soberanamente que todos los acomplejados escudandose en el anonimato salgan a tirar mierda a cuanta cosa se cruza… y lo veo muy a menudo en este mundo del software libre..
    Soy de los que piensan que si tenes pelotas para denigrar a una persona o proyecto e insultar via internet, entonces tenes que tener pelotas para hacerlo con tu verdadero nombre o perfil, sino, solo sos un cobarde, un perro que ladra pero no muerde, por eso es que el anonimato me parece una excusa mas de toda esta manga de cobardes (que a mi juicio no son pocos). Porque digo gris?, porque esto para mi va mas allá del software, se mezcla la etica, y hasta el modelo economico.
    Lo primero que voy a remarcar es que hay que tener muy claro los conceptos de libertad y libertinaje, para mi el anonimato lo que plantea es “la ley de la selva” o la también conocida “ley del mas fuerte”, con su consecuente libertinaje, que quiero decir?, partamos de la base de que soy de los que piensan que el ser humano no es bueno por naturaleza, creo que es violento y avaro, por lo tanto si lo dejamos en el total anonimato, yo por lo menos me volveria paranoico, y solo serian anonimos los que realmente saben como defenderse en la red, el resto simplemente estaria jodido y a merced de lo que los mal llamados “hackers” quieran hacer con ellos, dado que no habria condena alguna ya que todo quedaria en la nada, esto potenciaria exponencialmente la cantidad de de “malhechores informáticos”, está claro que si pensamos en que la gente obra de buena fe y etica entonces éste modelo seria ideal ya que por la buena fe de las personas éstas no harian nada contra otras, SIN EMBARGO, el tema de tener un metodo de control sobre la gente, caemos en el otro extremo.. quien controla al controlador?, francamente a esto no tengo respuesta, y no creo que nadie la tenga, algun entendido de la materia tendrian que idear algo que permita una igualdad para todos.

    Por el otro lado y mas enganchado a éste ultimo punto.. tampoco es que se puede “andar revisando a la gente porque si”… la situacion ideal seria un anonimato pero si te mandas una cagada que haya algo que permita condenarte, y que se use solo cuando te mandaste una cagada (aca es donde entra la etica.. )

    Y respecto a la parte economica lo decia porque nos criamos en una sociedad donde compartir está mal visto, donde adquirir es sinonimo de poder, donde dinero es sinonimo de exito, es mas que logico que translademos todo eso al terreno del software, en un ambiente de anonimato muchos estarian buscando robar cuentas bancarias proyectos de otras personas, etc, todo para “tener exito” o me van a decir que no?, o me van a decir que en un ambiente de anonimato, donde hagas lo que hagas simplemente no te pueden pescar, porque “somos todos anonimos” no es tentador?…

    el anonimato para mi es como la inimputabilidad de los menores de edad fijada en infinito, es decir que los que tengan menos de infinitos años son inimputables..

    1.    joakoej dijo

      De todas maneras, son casos menores esos, de poca relevancia y nadie, ningún gobierno ni nada se va a preocupar en saber quienes son esos hackers, flamers, etc de cuarta que andan rondando por internet, ya que para saber su verdadera identidad deberías saber su ip y el ip es un código que sólo las empresas de banda ancha saben y creo que es secreto, a menos que tengas cierto poder político no lo vas a saber.
      Por otro lado, los verdaderos hackers no los vas a encontrar tan fácil y suelen ser muy especializados.

      Con respecto al método, el único método casi completamente democrático era el agora de la antigua grecia, pero hoy en día es imposible llevarlo a cabo, ya que somos millones de personas en un país y no cientos en una ciudad-estado. El problema con nuestro método es que está todo muy corrupto y nosotros nos conformamos con poder vivir y que no nos maten.

      De todas maneras, tu visión es muy negra, no sé quién te crío, pero a mi me enseñaron que es bueno compartir y la solidaridad, mucho de eso se aprende en la iglesia, tal vez eso sea lo que te falte.
      Con respecto al software libre se supone que es idea de compartir y hasta ahora no vi nada que me demuestre lo contrario.

      1.    Charlie-Brown dijo

        “Con respecto al método, el único método casi completamente democrático era el agora de la antigua grecia” ¿De verdad?, para tu información, ni los esclavos ni las mujeres tenían derecho al voto; o sea, que todo es relativo, hasta los paradigmas que supuestamente conocemos…

        1.    joakoej dijo

          Sí, eso ya lo sabía, pero obviando eso, el sistema era casi completamente democrático.

    2.    Staff dijo

      La estupidez no va ligada al anonimato, en esta misma pagina ves a gente con foto, nombre, apellido y dirección de su blog que ofenden y calumnian a personas o grupos. Basta con que vivan en otro país para que sus tonterías queden impunes.

      Supongo que lo ideal es que los que están por encima de ese nivel, aprendan a no tomar lo que se lee en la red como algo personal, basta con saber que una mentira no vale nada aún si viene firmada.
      Y sobre las ofensas, bueno, no hay que ser tan “sensibles”, a nadie se le cae un solo pelo por que lo ofendan, ni amanece con diarrea al día siguiente de que alguien le recordó a su madre.

      1.    Charlie-Brown dijo

        +100

    3.    Charlie-Brown dijo

      “.. quien controla al controlador?”, creo que esa es la clave. Por eso creo que es más fácil (y posible) defenderse de los hackers, trolls o haters que de los estados. Lo que hacen los primeros, por lo general, constituyen delitos de los que al menos, en teoría, estamos protegidos ante la ley, mientras que los segundos son los que hacen las leyes a su conveniencia y para su propia protección. Es muy posible que los estados fallen protegiéndonos de los primeros pero NUNCA dejarán de protegerse ellos frente a nosotros.

      1.    usemoslinux dijo

        Charlie, te he visto reproducir este mismo sentimiento o idea anti-estatal varias veces. Tiendo a compartirlo, para serte honesto. Sin embargo, me parece que hay una contradicción fundamental en tu argumento. Por un lado decís que es difícil defenderse de los estados y por otro lado decís que como salvaguardia de lo que hacen los hackers, etc. está la ley (o sea, el estado). No me cierra. En qué quedamos: el estado es bueno o es malo? Si es un “mal necesario”, como decís en otro comentario, y si ese mismo estado es el garante (en algunas sociedades, no digo en todas) de ciertas libertades básicas, por qué no luchar por una mayor regulación de algunos temas relacionados con Internet? Ojo, cuando hablo de regulación no estoy pensando en que el Estado te espíe ni que restringa la libertad de expresarte, etc. sino en leyes que protejan la privacidad de los usuarios. El caso de la Unión Europea es paradigmático: forzaron a Google a implementar el “derecho al olvido”.
        http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/en-un-dia-google-recibio-12-mil-pedidos-por-derecho-al-olvido-en-europa
        Abrazo! Pablo.

        1.    Charlie-Brown dijo

          A lo que me refiero es que al menos, para defendernos de los hackers existen leyes, que en el mejor de los casos, se logra que sean aplicadas por los estados, ya sea por interés de estos o por presión de algunos afectados (bancos, por ejemplo); o sea que el ciudadano puede conseguir algún grado de protección, PERO cuando el problema del ciudadano es con el estado, entonces SI que estamos bien jodidos, porque en la práctica existen muy pocas posibilidades de obtener protección, pues la mayoría de las instancias que deben proveer la protección están, de una manera u otra, bajo control del estado. Y si, tienes razón, es muy fuerte mi sentimiento anti-estatal, casi tan fuerte como el control que pretende “mi” estado ejercer sobre mi. En cuanto a la dicotomía que interpretas en mi comentario entre “estados buenos o malos”, solo como aclaración, pienso que hay 2 tipos de estados: los malos y los peores… 😉 Es posible que la mala interpretación de mi comentario se deba a la pérdida del contexto en que lo hice, pues era una respuesta al comentario de x11tete11x.

          No obstante, estoy de acuerdo contigo en que son necesarias leyes que protejan la privacidad de los ciudadanos, pero solamente creo en ellas bajo dos premisas: que las mismas sean promovidas y formuladas por y desde los ciudadanos y la segunda, que exista una verdadera independencia del poder judicial para hacerlas valederas. La primera de las premisas es más factible de conseguir, precisamente a partir de las herramientas que provee la red para lograr el consenso ciudadano en temas como ese, pero la segunda la veo BIEN difícil, pues los poderes judiciales, de una manera u otra, están condicionados y responden más a los intereses de los gobiernos que a la letra y espírutu de las leyes. Parafraseando un poco a Benjamin Franklin respecto a la prensa y el gobierno, prefiero una red fuerte y un gobierno débil que lo contrario.

          Y gracias por tu artículo y comentarios, creo que promover debates de este tipo resulta muy beneficioso para todos. Un abrazo…

  12.   joakoej dijo

    Yo estoy en desacuerdo, es como si alguien leyera el correo que envían a mi casa antes de que llegue, sólo para asegurarse de que no esté en algo que pueda afectar a la sociedad.
    Además, de que, si bien internet permite muchas cosas, no es nada físico, no se puede inculpar a alguien por hacer nada en internet, sólo si lo hace en la vida real, excepto por ahí la piratería.
    Por cierto, Wordpress no es anónima y la usamos, así que, podés ser anónimo en internet, pero rechazando cualquier página que no promueva la anonimidad, estarías muy limitado.

  13.   Rayonant dijo

    Como siempre tus artículos de opinión dan mucho que pensar. En este caso pese a la buena argumentación de Davenport, yo me mantengo en la misma línea que Charlie Brown, ¿por qué? porque el riesgo siempre será mucho mayor cuando no hay anonimato alguno, cuando la situación se vuelve un 1984 de Orwell, y es que con el auge de las comunicaciones, de la interconexión en todo momento y con todos los dispositivos, el poder latente que tiene la red para la vigilancia es prácticamente ilimitado, comprendo lo que el llama la identificación en términos de rendición de cuentas, pero el fallo (desde mi punto de vista) de Davenport es que juzga todo desde el lado criminal si se puede llamarlo así del ciudadano de a pie, y olvida a su gran contraparte, ¿qué pasa cuando el “criminal” deja de ser el ciudadano, cuando en realidad es el estado, o una gran compañía? ¿cuándo no hay límites en la información que puede ser obtenida de las personas aún sin su consentimiento? ¿quién regula cuando es suficiente para asegurar el “respeto de la ley”?. Precisamente ese anonimato permite el respeto a la libertad de expresión, a pensar diferente sin riesgo de represarías, a garantizar la oposición. Claro esta ese anonimato no justifica la ilegalidad, pero el problema vuelve a ser el mismo, ¿la ilegalidad de quien, del vigilado o del vigilante?

    1.    Charlie-Brown dijo

      Aunque a algunos le parezca que el argumento de “Minority Report” está traído por los pelos, sepan que en mi país existe una ley que puede meterte en la cárcel por el “delito” de Peligrosidad pre-delictiva, algo así como que “… no has cometido todavía un delito, pero por el camino que vas, en cualquier momento lo cometes, así que vas al talego por si acaso…” Demás está decir que con eso pueden trincar a cualquiera cuando les venga en ganas.

  14.   Pedro dijo

    Coincido con Aqalb8. Como dijo acertadamente Marilin Manson “el miedo vende”. El miedo te vende alarmas, armas, seguros, más alarmas, rejas, rejas mejores. Cuando nos domina el miedo, cede nuestra parte racional: es decir, dejamos de pensar claramente, racionalmente.
    En muchos países morir en un accidente de tránsito es estadísticamente más probable que morir en un intento de robo. Sin embargo la gente engañada por los medios (los mismos que fomentan violencia), se preocupa más por los robos. El miedo anuló lo racional. Imaginemos a alguien que salga a la calle con un chaleco anti-rayos. La probabilidad de morir x el rayo de una tormenta es muuuy baja. Diremos que a esa persona el miedo le anula pensar claramente.
    Saludos. Pedro.

    1.    joakoej dijo

      Debrías ver la película “Bowling For Colombine”, si es que no la viste, habla de esas cosas.

      1.    Pedro dijo

        Gracias. Justamente, la frase de Manson es de esa excelente película documental.
        Saludos. Pedro

  15.   nexus6 dijo

    yo tengo un servidor dedicado y en él tengo una página .onion.
    ahí gozo de absoluta libertad,y cuando digo absoluta me refiero a ABSOLUTA
    y es que ahí soy totalmente anónimo.

  16.   Miguel Angel dijo

    Trabaja para la nsa el tipo ese. Saludos.

  17.   sobrao72 dijo

    Saludos a todos y todas. Muy buen artículo y muy buen debate.

    Mi opinión está en la línea de la de x11tete11x. El ser humano es, como especie, el más mortífero de los depredadores. Somos tan fieros que incluso nos atacamos, matamos o sometemos unos a otros.

    Sería muy bonito pensar que todas las personas tienen unos valores éticos que les ayuden a comportarse correctamente. Sería también muy bonito pensar que si cualquiera de nosotros tuviésemos el poder para hacer y deshacer a nuestro antojo, sin tener miedo a consecuencia alguna, no seríamos corrompidos por dicho poder. Pero la historia de la humanidad está llena de casos en los que unas personas llevadas al poder para acabar con los abusos de los poderosos, acaban, poco después, cometiendo los mismos abusos, a veces incluso mayores.

    ¿Que pasaría si cualquiera de nosotros pudiésemos hacer lo que quisiéramos desde la red?¿Podríamos resistir semejante poder sin corrompernos?¿No os parece que si todos pudiésemos ser totalmente anónimos, Internet acabaría siendo un “lejano oeste” en el que los que tuviesen mejores maquinas y más conocimientos acabarían sometiendo a los demás?

    Puede que mi opinión sobre el ser humano sea muy negra y catastrofista, pero si repasamos la historia de la humanidad, pues la verdad es que a mi, personalmente, no me da muchas esperanzas. Gracias y espero no haber molestado u ofendido a nadie.

    1.    Staff dijo

      ¿Y que pasaría si alguien tuviera acceso a todos tus datos, a ver las fotos de tu novia que guardas en el celular?
      ¿Escuchar y leer tus conversaciones?
      ¿Que les impediría chantajearte, o tomar cualquier tipo de ventaja, si ese espionaje es unilateral?

  18.   sflibre dijo

    Snowden despertó un gran mover en este sentido (la privacidad, anonimato, etcétera), pero él mismo, que filtró datos “grosos” (permítanme el termino bien argentino), y sin embargo pidió que se revelara su identidad a los diarios importantes como “The Guardian y The Washington Post hicieron pública la identidad de Snowden a petición suya, días después de la filtración. Explicó así su razonamiento para renunciar al anonimato: “No tengo intención de esconder quién soy porque sé que no he hecho nada malo.”

    Pero como dijo Pablo, no es lo mismo privacidad que anonimato.

    También cada opinión estará muy marcada por haber sido victima o victimario. Pienso que debemos crear conciencia en el uso que le damos a lo que se llama “gratis” en Internet. Goolgle no puede darte nada “gratis” cuando sabemos lo que sólo y sólo se gasta en consumo eléctrico de un datacenter, por más pequeño que sea, sabiendo que hay otras cuestiones más. Es concientizar como usamos las redes sociales, como nos manejamos en Internet en general. Pero la decisión final está en uno, no la toma otro por vos, sos vos quien decide lo que se hace con sus datos; y se lo difícil que es para cualquier usuario común cuidarse de estas cosas.
    Otro tema es el libre albedrío que el Estado de cada país le otorga a las distintas empresas, y que ella misma se lo permite. Pues, si se lo permite ella como no a otras empresas, en especial, las proveedoras de Internet (ISP).

    Un pequeño y acotado análisis, creo que quedan muchas cosas afuera, y no quiero hacer un testamento.

    Saludos y abrazo.

    PD: perdonen la confianza y el tuteo.
    Fuente Wikipedia.

    1.    Charlie-Brown dijo

      La razón de que Snowden hiciera pública su identidad es que al hacerlo se convirtió en una figura pública, lo que es una manera medianamente efectiva de protección contra una posible “muerte accidental”; vamos que con el revuelo que creó, el gobierno de EE.UU., la tenía bien difícil para organizarle una “modificación de la salud” y convencer al mundo de que no tuvo nada que ver. Cualquier ex-miembro de una organización de inteligencia de cualquier estado que revele secretos sabe perfectamente que tiene dos opciones: convertirse en figura pública y rezar para que su gobierno no se atreva a asumir el costo político de matarlo o buscar protección en el campo “enemigo”; evidentemente Snowden no tiene un pelo de tonto y prefirió comprar las 2 pólizas para mayor tranquilidad. Pero bueno, si tu quieres creer que lo hizo por valentía u honestidad y eres feliz con eso, pues nada hombre, créelo y vive feliz…

      1.    sflibre dijo

        Pudo haber hecho público el material desde al anonimato más puro, sin embargo no lo hizo.
        ¿Fue tonto al revelar su identidad?

      2.    sflibre dijo

        De todas formas mi felicidad pasa por otro lado. Y esto no afecta nada en mi vida, aunque le busques las cuatro patas al gato y también la quinta, no me afecta. Esto es solo un comentario, nada más.

        Saludo y abrazo.

  19.   R3is3rsf dijo

    Lo que mas se necesita es privacidad no anonimato en la internet, el que no husmeen nuestros correos ni indexen nuestras búsquedas, al menos no de forma activa, eso es lo que en realidad necesitamos.

    Solo a los sospechosos de un crimen se les vigila, así que si respetaran la privacidad no seria necesario ningún anonimato. Excepto situaciones extremas.

    1.    usemoslinux dijo

      Así es. Coincido plenamente.

      1.    Charlie-Brown dijo

        ¿Y quién va a ser el garante de que eso se cumpla?, ¿Quién va a tipificar lo que es criminalmente punible?

  20.   eliotime3000 dijo

    Una cosa es dar tus datos a la entidad encargada de la gestión de datos públicos como la RENIEC y/o la SUNAT en Perú, y otra, es que una empresa como Google te exija que uses tu nombre real para estar en una red social como Google+ (por lo menos, el sistema de nombres de Google ha permitido elevar el nivel de los pseudónimos que hasta ahora no hay en Facebook que hasta uno se puede dar el lujo de crear un alter-ego en dicho servicio). Por eso, es que me ha encantado en Diaspora*, aunque debo admitir que hay pocas mujeres en dicha red social.

    Por el lado del concepto del anonimato y la vida privada, el primero se usa principalmente para el voto y para el debate, y el segundo, es para mantener a flote la dignidad de cada persona.

    Lo que me extraña es que las personas que supuestamente saben de estos temas hablen de forma tan enredada que uno no pueda entender, que, incluso, involucre hasta la fomentación de la ignorancia en el imaginario popular.

    Además, es frustrante que hasta la NSA se vale de tácticas que usan las figuras mediáticas más mediocres que existen en latinoamérica para que sigan desinformando y tersgiversando dichos conceptos y así no se den cuenta del verdadero problema en el que está la red.

    Al fin de al cabo, ya es demasiado tarde como para sacar la MPAA del W3C (gracias a ellos es que Mozilla se ha visto obligada a implementada a poner el sistema DRM en Firefox).

  21.   BGBgus dijo

    Da igual que las politicas de privacidad les permitan hacer lo que quieran con nuestra información. No importa que puedan quedarsela “para siempre”. ¿A quién le importa que las canvien sin avisar a sus usuarios ni que tengan que volver a aceptarlas? Tus correos no tienen por qué ser privados, ya los verán ellos también. Tus fotografías no te pertenecen, se las has dado y pueden hacer con ellas lo que quieran.

    Pero no os preocupeis. Es por nuestra seguridad. Es para un bien mayor, SU bien mayor. Casi no tiene nada que ver que saquen millones con nuestros datos para que nos vigilen. No importa que ni siquiera sea nuestro propio gobierno, sino el estadounidense, el que se dedique a gestionar toda esta información. No sea que vayamos a convertirnos en Terroristas si no están viendo lo que hacemos en cada momento.

    Os han vendido el cuento, y os lo habéis creído. ¿Pensáis que si os robaran datos de vuestro ordenador, se preocuparían por recuperarlos? Esto no es por nuestra seguridad, lo hacen para ganar dinero, y estar ellos seguros. Podrían robaros el ordenador, presentar la denúncia y solo os lo devolverían si por casualidad se lo encontrarán.

  22.   Essaú dijo

    Internet + Microsoft + Apple + smartphones + Facebook hacen realidad el sueño de Stalin. O el sueño del control de los individuos por parte de los gobienos títeres de las corporaciones financieras. Davenport es un mero instrumento al servicio de la creación de ideología pro-control. No seamos tan estúpidos de justificar el control. Siempre ha habido ovejas, ahora son digitales. Los androides de la tiranía sueñan con ovejas eléctricas…
    V de vendetta !!!

    1.    Charlie-Brown dijo

      El sueño de Stalin era más sencillo: “Desconecten todas las redes, fusilen a la gente del CERN y a todo el que tenga un ábaco me lo mandan a un Gulag en la Siberia…”

  23. Con el debido respeto daré mi punto de vista:
    Pienso que, si nada tengo que esconder, por qué permaneceré en el anonimato? …No estoy a favor del anonimato; soy consecuente con mis acciones. ¡Gracias!

  24.   Monk dijo

    Con todo el respeto del mundo. Vaya articulo que se ha publicado…

    A este tipo de argumentación en mi pueblo le llaman DEMAGOGIA.

    Comparar las sociedades modernas con la democracia…
    La democracia, democracia, democracia… Y mas democracia… Cuando todo el mundo sabe que eso ni es democracia, si no capitalismo.

    Madre mía…

  25.   Pedro dijo

    Creo que los gobiernos (y las empresas multinacionales detrás de ellos) buscan restringir libertades. Nuestra libertad. Y las excusas son mas o menos las de siempre: por nuestro bien y para combatir a los malos. Con la excusa del terrorismo, hoy se han recortado derechos y libertad en eeuu. Con esa misma excusa eeuu invade países para saquearlos.
    Estoy en contra de restringir derechos y libertad en internet. Pero también reconozco que el avance de la tecnología superó a la legislación sobre internet. Lo que falta es legislar sobre internet. Y eso no implica recortarnos derechos ni libertad. Implica que se reconozcan y sancionen nuevas formas de delito. Porque invadir una computadora ajena es un delito. Y hay que sancionarlo. Tampoco puede ser un vale todo donde se puedan meter en nuestras computadoras para robarnos, usarnos, etc. Diferente es decir que hay que impedir el anonimato y recortar el derecho a la privacidad.
    Saludos. Pedro.

    1.    Alexander dijo

      El anonimato es un deber necesario por este pequeño motivo, las corporaciones tienen el control de nuestras vidas.
      Todo es un diseño inteligente, en el mundo todo es MENTIRA, y tú decides en que mentiras creer: http://gutl.jovenclub.cu/asegurando-linux-al-maximo

  26.   PopArch dijo

    Libre albedrio, es todo lo que tengo que decir

    1.    Javier dijo

      Libre albedrío no significa hacer lo que me da la gana.
      En palabras de San Juan Pablo II, “La libertad no consiste en hacer lo que nos gusta, sino en tener el derecho de hacer lo que debemos”.

  27.   fer_pflores dijo

    Hola! Buenas noches

  28.   anonimo dijo

    Trataré de explicar en pocas palabras lo que pienso sin irme a detalleres de qeu singnifican las palabras en el lenguaje.
    La justicia siempre estuvo, incluso antes de que exista una computadora y se dedicaban a buscar investigando los “hechos”, eran épocas que la presunción de los hechos era inocente hasta que la invetigación de “los hechos” demuestren lo contrario.
    Hoy día nos quieren hacer creer que la presunción de la inocencia es que somos culpables hasta que los hechos demuestren lo contrario.
    Detenganse y piensen las implicaciones que este asunto tiene, declarar culplable a cualquiera hasta demostrar lo contrario.
    Es lo que quiere cualquier gobierno totalitario o no, poder asustar al que opina distinto o quienes tienen pruebas para llevarlos a juicio a esos funcionarios públicos porque justamente son ellos los curruptos.
    Estoy a favor del anonimato totalmente, soy buena persona, yo lo se y con eso me basta, no necesito que otros averiguen si soy buena persona “lo soy según yo”, si yo me salgo de los carriles entonces con hechos y pruebas comprobables feacientemente que me enjuicien y hasta me condenen si es necesario….es su trabajo
    para eso le pagamos su sueldo…a no olvidarse, son empleados nuestros.

  29.   Javier dijo

    Estimado, una sola corrección.
    La “libertad de expresión” no es un valor “democrático”, es un valor “republicano”. La democracia es un mero mecanismo de elección de autoridades, y existen hoy varias “democracias” en la que la libertad de expresión es un eufemismo que te cuesta la cárcel.
    La libertad de expresión sólo puede darse en un sistema en que la judicatura sea totalmente independiente del ejecutivo, el cual normalmente es blanco de las diatribas del ciudadano.
    No funciona en países donde sus funcionarios declaman que “quien gana una elección, hace lo que quiere”. Eso sí, bien escudados en fueros que le permiten hacer y decir lo que quieren.
    La palabra “democracia” ha sido bastardeada y prostituida a tal nivel, que un régimen de partido único como China se considera una democracia porque regularmente concurren a elecciones.
    Es más libre una sociedad monárquica como la inglesa, donde uno puede insultar públicamente a la reina, con la condición que no pise suelo inglés, o sea, subido a un banquito.

  30.   Eric dijo

    Decir que el anonimato es una herramienta para la ilegalidad, es desviar el tema como siempre lo hace el sistema. El delito es por falta de educación y equidad en el mundo, y esa falta de educación y de equidad es promovida por quienes tienen el poder (que son la minoría millonaria) y no quieren que cambie. Una de sus herramientas es el miedo, “hay que tener miedo del delito que puede causarse fácilmente por el anonimato”.

    P.D: tuve que dejar mi nombre y correo electrónico para postear 😛

    1.    Javier dijo

      “El delito es por falta de educación y equidad en el mundo”
      Por la parte de educación, ‘tamo’ de acuerdo.
      Por la parte de “equidad”… de ahí al pensamiento de los abolicionistas del derecho penal, hay un paso.
      Es reducir la dignidad humana a un mero factor económico: “La delincuencia existe por la violencia simbólica que ejerce el sistema capitalista, por las diferencias irreconciliables entre los que posee y los que no”.
      Si fuese así, no habría delincuentes como los 35 que hoy encarcelaron en Venecia.

  31.   Eric de nuevo dijo

    esta página y esta nota son geniales.

    (a ver si ahora no me borran)

  32.   ResistenciaalSometimiento dijo

    Mi opnion sobre el anonimato es que puedes elegir en ser una persona grosera que dise malas palabras o tambien puede ser una persona con principios y moralidad en ese aspecto uno es libre de escoger es lo bueno de ser anonimato .
    En mi caso ami me gusta ser una persona buena que no le gusta desir malas palabras a otras personas pero es bueno recordar que siempre hay otras personas que son lo opuesto de ser buenos jajaja el anonimato siempre es util solo hay que usarlo de forma correcta 🙂

  33.   Daniel dijo

    Aquellos con poder seguramente sean suficientemente poderosos (valga la redundancia) como para pagar el anonimato, si lo estiman oportuno. En fin, las medidas contra el anonimato… quien las decidió?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.