China prefiere ver TikTok cerrado en lugar de una venta forzada

El presidente Donald Trump dijo el jueves pasado que no planeaba extender el plazo para que ByteDance vendiera la rama estadounidense de TikTok, ya que el proceso sigue siendo incierto.

Trump ha declarado en repetidas ocasiones que la fecha límite para vender la aplicación es el 15 de septiembre de 2020, aunque esa no es la fecha estipulada en una de las dos órdenes ejecutivas que su administración emitió en agosto.

La primera orden ejecutiva, que prohíbe a las empresas estadounidenses realizar transacciones con la empresa china o sus filiales, además de que fijó como fecha límite el 20 de septiembre.

El segundo, que tiene como fecha límite el 12 de noviembre, exige que Bytedance venda TikTok por razones de seguridad nacional. Microsoft y Oracle se encuentran entre los contendientes por los activos estadounidenses de TikTok. Las operaciones en Canadá, Nueva Zelanda y Australia también forman parte del acuerdo.

El 31 de julio, Trump dijo por primera vez a los periodistas que planeaba prohibir TikTok en los Estados Unidos dentro de las 24 horas. Pero el 3 de agosto, después de que Microsoft reveló que estaba en conversaciones para comprar partes de TikTok, Trump dijo que le daría a ByteDance 45 días para vender a un comprador estadounidense.

Luego, el 6 de agosto, Trump emitió una orden ejecutiva que prohíbe las transacciones con ByteDance y sus afiliadas dentro de los 45 días, el 20 de septiembre.

ByteDance y los compradores potenciales de TikTok deben llegar a un acuerdo aceptable para el Comité de Inversiones Extranjeras en los Estados Unidos, un grupo interinstitucional.

La administración Trump no quiere que ByteDance tenga un interés continuo en TikTok y espera que una empresa de tecnología sea el mayor inversor en la aplicación de videos cortos.

El Ministerio de Comercio de China se unió a la fiesta el 28 de agosto con una lista revisada de control de exportación de tecnología que, según los expertos, le permitiría monitorear cualquier transacción de TikTok.

Esto significa que la aprobación de Beijing probablemente también será necesario, lo que muchos observadores dudan que suceda de inmediato. Las reglas dicen que puede tomar hasta 30 días obtener la aprobación preliminar para exportar la tecnología.

La semana pasada, cuando se le preguntó qué impacto podrían tener las reglas en el acuerdo de TikTok, el Ministerio de Comercio de China respondió que los cambios regulatorios no estaban dirigidos a empresas específicas, pero reafirmó su derecho a hacer cumplir las reglas.

Sin embargo, Pekín se opone a la venta forzosa de las operaciones de TikTok en Estados Unidos por parte de su propietario chino ByteDance y preferiría que se cerrara la aplicación de videos cortos en Estados Unidos, dijeron el viernes tres personas con conocimiento directo del asunto.

Los funcionarios chinos creen que una venta forzada haría que ByteDance y China parezcan débiles ante la presión de Washington, dijeron las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato dada la sensibilidad de la situación.

Cuando se le preguntó sobre Trump y TikTok el viernes, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo en una rueda de prensa periódica que Estados Unidos estaba abusando del concepto de seguridad nacional y lo instó a que se detuvieran en el acto de ‘oprimir a las empresas extranjeras.

Por otra parte, si no se extiende el plazo, se prohibirán las transacciones con TikTok, aunque no se ha especificado la naturaleza exacta de estas transacciones. El decreto podría hacer que la publicidad en la plataforma sea ilegal, y TikTok ha preparado a los anunciantes para tal resultado.

Sin embargo, no está claro si se pueden prohibir ciertas transacciones que evitarían que los usuarios que ya han descargado TikTok lo usen, aun que también se tiene el ejemplo de la prohibición en India, en donde TikTok ha optado por cerrar voluntariamente.

TikTok y ByteDance presentaron una demanda en la corte federal de Los Ángeles el 24 de agosto contra el decreto de Trump, calificándolo de pretexto para alimentar la retórica anti-China.

El 14 de agosto, la administración Trump emitió otra orden ejecutiva que exigía a ByteDance ceder su interés en las operaciones de intercambio de videos de la aplicación TikTok en los Estados Unidos dentro de los 90 días.

Esto sugiere una fecha límite del 12 de noviembre. El segundo decreto no dice qué podría pasar si ByteDance no cumple.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.