¿Computación en la nube… o en negros nubarrones?

37
5133

Artículo escrito por el Profesor Arnaldo Coro Antich para el portal de GUTL

La frase “computación en la nube” se lee cada día con más frecuencia, no solo en publicaciones especializadas dedicadas a la informática, sino que también aparece en periódicos y revistas, estando presente  además en programas de radio y TV, así como por supuesto en la Internet.

¿Pero cómo se define este término?

La computación en nube es un sistema informático basado en el uso de la Internet mediante  centros de datos remotos para gestionar servicios de información y aplicaciones o sea programas (software), así como almacenar remotamente datos.


La computación en la nube permite que los individuos y las empresas gestionen archivos y utilicen aplicaciones sin necesidad de que sean  instaladas en los discos duros de cualquier computadora con acceso a Internet.

Esta tecnología ofrece, en teoría, un uso mucho más eficiente de los recursos tales como almacenamiento, memoria, procesamiento y empleo del ancho de banda, al proveer solamente los recursos necesarios para operar en cada momento.

La “nube” a la que se hace referencia no es objeto de estudio por parte de los meteorólogos, se trata de una “imagen simbólica”, una metáfora para referirse a la Internet.

Computación en la nube significa, por lo tanto  mover datos en una y otra dirección desde servidores de ficheros ubicados en direcciones  IP de la red de redes que se puedan accesar con alta confiabilidad y velocidad suficiente de transferencia de datos.

Al utilizar esta opción, la información queda almacenada en un sitio remoto, lo que obliga a conectarse al mismo cada vez que se necesite usar esos datos guardados en “la nube”. Sin conexión simplemente no se puede trabajar con esa modalidad.

La velocidad de operación del sistema de comunicación determina entonces el régimen de transferencia de datos hacia y desde el servidor remoto utilizado por esta tecnología.  Aquí interviene una vez más la disponibilidad de ancho de banda, como es de suponer.

No cabe la menor duda acerca de la peligrosidad que implica emplear este sistema, pues en primer término los datos almacenados están doblemente expuestos a toda una serie de acciones maliciosas, que van desde el robo de información hasta la introducción de programas malignos para monitorear el funcionamiento de las computadoras.

Información importante que hay que conocer acerca de los peligros “en la nube”

Para muchos usuarios de los sistemas de computación todavía es un secreto la existencia de muchos programas de computación malignos, como por ejemplo los conocidos como registradores de impulsos de teclado… llamados en inglés “Keyboard Loggers”, cuyo objetivo es ir registrando golpe por golpe cuando y como cada tecla es oprimida, guardando esa información en un fichero de datos abierto en secreto en la propia máquina, y posteriormente enviando a una dirección de correo electrónico todos esos datos para ser utilizados por los cibercriminales.

En otra variante, el programa maligno guarda los datos en un fichero al cual se accede remotamente sin que el propietario de la computadora se percate de que la información está en camino hacia el ciberespacio.

Con estos registradores de impulsos de teclados asociados a programas de almacenaje y comunicación, se han obtenido fraudulentamente millones de dólares a través de la manipulación criminal de contraseñas de acceso a cuentas bancarias, logrando estos resultados, sin que se emplee el llamado “almacenaje en la nube”.

Es de suponer que el uso “de la nube” hace todavía más vulnerable a la información que viaja hacia y desde los servidores de fichero remotos incluso cuando se emplean técnicas avanzadas de codificación.

Quién guarda los datos en la nube se puede apropiar de ellos en un instante… al igual que lo puede hacer cualquiera que por técnicas bien conocidas logre penetrar esos sistemas,  a lo que cabe añadir la posibilidad real de un colapso de los servidores, el cual dejaría al usuario remoto ante una desastrosa realidad, si no ha hecho respaldos locales en medios seguros de toda la información, o ha implementado un sistema inteligente de dispersión de la información para posibilitar la recuperación.

Ahora un ejemplo práctico…

Un ejemplo sencillo de computación en nube es el sistema de documentos y aplicaciones electrónicas  conocido como Google Docs / Google Apps. Para utilizarlo no hace falta instalar software o disponer de un servidor, basta con una conexión a Internet suficientemente rápida y confiable para poder utilizar cualquiera de sus servicios.

El servidor y el software de gestión se encuentran en la nube (Internet) y  por supuesto, en total control por parte de Google y de todas las agencias de espionaje del gobierno de Estados Unidos a las que Google, al igual que otros proveedores, está obligado a entregar copias de todo lo almacenado.

Todos los datos  son directamente gestionados por el proveedor de servicios, en este caso Google. De esta manera, es mucho más simple para el consumidor disfrutar de los beneficios asociados a la computación en la nube, claro está con todos los riesgos antes señalados.

Es decir que: la tecnología de la información se convierte  así en una de servicio, que se consume de la misma manera que consumimos la electricidad o el agua en nuestros hogares.

Claro está que las más recientes revelaciones sobre la existencia de complejos programas de espionaje electrónico totalizador como el llamado PRISM, de la National Security Agency; NSA, de Estados Unidos, ha puesto a temblar a los directivos de un gran número de entidades como gobiernos y empresas, así como a usuarios individuales.

Lo dado a conocer por el experto en informática Edward Snowden confirmó, y con lujo de detalles, como PRISM husmea en el tráfico de las redes informáticas, realizando entre otras funciones análisis automatizados de las conexiones, así como apuntar, muy en especial, a todo el movimiento de información hacia y desde “la nube”.

De la nube en Internet a nubecitas locales un paso con cierta lógica

Pero no todo se ha perdido, muchos administradores de redes informáticas de mediano y gran tamaño, están sacando provecho de la tecnología objeto de este artículo, dando lugar  a una frase simpática que escuché hace unos días y que comparto con los lectores…

“Computación en la nubecita” o sea, aplicando el uso de servidores en la propia red, sin salir para nada a navegar por la Internet.

Dando un buen respaldo a dichos servidores, dotándolos de la protección de datos por medio de la redundancia, y aplicando las técnicas “de espejo”, no cabe duda que “la nubecita” puede ser muy beneficiosa para simplificar el trabajo y jugar un papel parecido al que desempeñan hoy en día los llamados “clientes ligeros”.

Para los usuarios incautos que siguen utilizando “la computación en la nube” sin implementar una larga y compleja lista de medidas de protección, la nube supuestamente blanca y casi transparente se puede convertir en un cumulus nimbus, un negro nubarrón de tormenta capaz de hacer colapsar todos los servicios, así como facilitar el robo de datos vitales para la entidad.

37 COMENTARIOS

  1. Para empezar, creo que el artículo es un tanto terrorista y se basa en aspectos de seguridad que se han discutido ya durante mucho tiempo acerca de los servicios en la nube, tanto SAAS como IAAS.

    “Computación en la nubecita” o sea, aplicando el uso de servidores en la propia red, sin salir para nada a navegar por la Internet.

    Anunciar esto como una novedad después de que ha sido la forma de trabajar desde los inicios de la computación y las redes no tiene sentido, precisamente por lo cerrado de estos sistemas y la dificultad logística que implica compartir datos entre varias locaciones en el caso de empresas grandes o multinacionales, es que los servicios IAAS y SAAS han sido ampliamente adoptados alrededor del mundo.

    Los beneficios de la computación en la nube en cuanto a costos son indiscutibles… En un mundo perfecto, toda empresa tendría la posibilidad de montar sus propios centros de datos y ofrecer acceso a esa información por parte de sus empleados a través de sus líneas dedicadas de fibra óptica que recorren el mundo para llevar los datos a todos sus empleados y usuarios.

    Lastimosamente no vivimos en un mundo perfecto.

    El servidor y el software de gestión se encuentran en la nube (Internet) y por supuesto, en total control por parte de Google y de todas las agencias de espionaje del gobierno de Estados Unidos a las que Google, al igual que otros proveedores, está obligado a entregar copias de todo lo almacenado.

    Aquí no hay nada nuevo, este tema se viene discutiendo desde hace muchos años y ya depende de la empresa o usuario tener el sentido común suficiente como para saber si la información que necesita almacenar en el sistema es tan sensible o no como para hacer uso de los servicios en la nube.

    La verdad no veo justificación alguna en montar un centro de datos físico (con todos los gastos que implica en adquisición de equipos y mantenimiento) para almacenar los precios de cada uno de los artículos de mi tienda, los post en mi blog, la contabilidad de mi empresa (que al final de cuentas debe ser pública), etc.

    Quién guarda los datos en la nube se puede apropiar de ellos en un instante… al igual que lo puede hacer cualquiera que por técnicas bien conocidas logre penetrar esos sistemas, a lo que cabe añadir la posibilidad real de un colapso de los servidores, el cual dejaría al usuario remoto ante una desastrosa realidad, si no ha hecho respaldos locales en medios seguros de toda la información, o ha implementado un sistema inteligente de dispersión de la información para posibilitar la recuperación.

    Dudo mucho que una empresa logre adquirir los equipos (en cuanto a calidad) que tiene una empresa como Amazon en sus centros de Datos, o que pueda instalar un sistema de balanceo de carga, replicación de datos, sistemas de respaldo, administración de bases de datos, etc, etc, etc. que pueda superar a los utilizados por estas empresas. De hecho, es mayor el riesgo de perder tus datos si los tienes almacenados en tu equipo local que si los tienes almacenados en la nube.

    Este argumento simplemente no tiene sentido… ¿Cómo es posible que a alguien le pase siquiera por la cabeza creer que puede montar un sistema más robusto y seguro que el que pueden montar empresas como Amazon, Rackspace o HP?

    No cabe la menor duda acerca de la peligrosidad que implica emplear este sistema, pues en primer término los datos almacenados están doblemente expuestos a toda una serie de acciones maliciosas, que van desde el robo de información hasta la introducción de programas malignos para monitorear el funcionamiento de las computadoras.

    Los servidores en la nube pueden asegurarse del mismo modo en que se puede asegurar un servidor físico, existen las mismas herramientas e incluso en algunos casos pueden implementarse capas adicionales de seguridad que costarían un dineral si quisiéramos hacerlo de forma local. Obviamente si yo guardo la información de mi empresa en mi disco duro externo que cargo conmigo a todas partes está va a estar mucho más segura (siempre y cuando no me roben el disco, o se caiga al piso, o me parta un rayo en dos), pero ni por asomo vamos a contar con las ventajas que en cuanto a distribución y manejo de la información nos ofrecen los servicios en la Nube o incluso los servidores físicos que se encuentran conectados a Internet para poder distribuir la información almacenada en estos.

    La verdad, mi intención no es fastidiar a nadie con esta respuesta. Pero honestamente este artículo me parece descuidado, desinformativo, y malintencionado hasta cierto punto, pues lo que deberíamos hacer es buscar formas de mejorar la seguridad y eficiencia de estos sistemas (que en su mayoría usan tecnologías Open Source) en lugar de emprender una cacería de brujas como las que acostumbra impulsar nuestro amigo Richard.

    • Tienes tu opinión al respecto y la respeto. En defensa del Profesor Coro, que ha dado sobradas muestras de elocuencia y objetividad en más de una conferencia impartida en La Comunidad de GNU/Linux de Cuba, puedo decir que estoy de acuerdo con él en muchos aspectos.

      La Nube tiene sus ventajas, pero por lo menos yo le veo mucha más desventaja por un tema muy simple: Privacidad. Mis datos importantes están seguros en mi HDD, en mi memoria Flash, en mi HDD Externo, en CDROM, en DVD, los cuales tengo bajo mi cuidado y protección. Claro, si me los roban, si se me rompen, nada puedo hacer, pero tenerlos en la nube no es seguro.

      Mira lo que pasó no hace mucho cuando un trabajador de Hostgator estuvo usando varios servidores para cosas personales. O sea, pudo ser nuestro servidor o el de cualquier otro.

      Tener nuestros correos en GMail por ejemplo, (porque a lo mejor no tenemos otro remedio), le da la oportunidad a Google de verlos, copiarlos, guardarlos, borrarlos o dárselos al Gobierno cuando lo entiendan ¿Acaso no es mejor bajarlos para nuestro HDD?

      Y ya te digo, no digo que la Nube tiene sus ventajas, pero también conlleva mucho riesgo, como todo.

      • En mi humilde percepción yo creo que ambos tienen la razón, por una parte, Elav comenta lo ‘inseguro’ que puede ser la dichosa “nube” y lo que dice tiene lógica (O al menos yo estoy de acuerdo con lo que dice), pero si pensamos un momento nos damos cuenta de que literalmente TODO es una nube, o sea, desde una cuenta en una red social hasta en sitios que ofrecen almacenamiento online, nosotros ya entregamos nuestros datos a una ’empresa’ (Por llamarlo de esa manera) por lo tanto, da igual si usamos una “nube” o no, puesto que si nos hemos registrado en algún sitio en la internet pues literalmente ya tenemos una “nube” de manera que lo que David menciona también es cierto, o sea, me refiero a que si ya nos hemos registrado en algún sitio -facebook por ejemplo- el registrarnos y poseer un servicio de almacenamiento no tiene por qué “preocuparnos” puesto que nuestros datos ya los hemos entregado anteriormente, por lo tanto lo que David comenta respecto a la “nube” también es lógico (O al menos también estoy de acuerdo :B) claro que si uno no quiere entregar sus datos pues simplemente no se registre en algún sitio de la internet, pero eso ya es otra cosa :B
        pero básicamente esa es mi idea, por lo que yo (En mi humilde razonamiento) considero que ambos están en lo cierto.

        Saludos(:

    • Mi opinión personal: estamos en el p*** siglo XXI, los conceptos de privacidad y seguridad se van al mismísimo demonio, ahora digo? Y qué? Es el mundo que nos tocó vivir y me alegro de ello. Ahora cuan hábiles seamos en proteger nuestros datos es un skill que debemos desarrollar.
      Que el cloud-computing es un avance, pues hombre claro! Ah, por cierto, @David Gómez: artículo terrorista? Ya jode…

    • David Gómes muestras una gran irresponsabilidad al tachar de terrorista a alguien sólo por expresar su opinión que es muy válida. Ese epíteto de terrorista no le cabe al autor ya que gracias al experto en informática Snowden se comprobó que los datos en la nube están a merced del espionaje: Para una empresa que produce conocimiento, nuevas tecnologías, patentes etc, que obtiene: beneficios o pérdidas al tener su base de conocimientos en una nube objeto de revisión de ciertas entidades?..ahora que a ud personalmente no le interese la seguridad o trate de minimizar el riesgo real de manejar datos en la nube me honestamente es por decir menos una posición suya descuidada, desinformativa, y malintencionada. Recuerdo el día en que en emagister abrí un grupo para discutir las aplicaciones de nanotecnología en la ingeniería civil que es mi tema…al ver las ideas que se lanzaron, decidimos abandonar esa comunidad y usar otros medios para intercambiar ideas…vale, las ideas que teniamos no eran la panacea, pero eran nuestras ideas y no queríamos que empresas se aprovecharan de ellas….el concepto de la nube es revolucionario sin duda, pero tal como están las cosas hoy en día es una tecnología útil al robo de conocimiento….

      • Primero que todo es bueno fijarse en la ortografía y la utilización de los saltos de línea para mejorar la legibilidad de los textos.

        Cuando uno sabe leer, es fácil darse cuenta que al usar la palabra terrorismo en un sentido más amplio (uso sistemático del terror, para coaccionar a sociedades o gobiernos) no me estoy refiriendo a la persona sino al objeto del artículo.

        En mi comentario hablo acerca de la importancia de tomar medidas de seguridad acordes con la sensibilidad de nuestra información, y justifico el uso del almacenamiento local cuando esta sensibilidad lo amerita. Sin embargo, los servicios en la nube abarcan mucho más que DropBox y el almacenamiento de datos en la nube, el cual parece ser el único servicio que conocen la mayoría de los que aquí comentan.

        Como muchas veces lo he expresado, una experiencia personal no califica para establecer un estigma acerca de un producto o servicio, pues no todos los productos o servicios están diseñados para todas las personas o situaciones, así que generalmente las malas experiencias con estos servicios vienen de un uso no adecuado de las mismas.

        Yo no estoy negando la posibilidad de que nuestra información se vea comprometida de alguna manera al hacer uso de estos servicios, pero quejarse de esto me parece un acto completamente hipócrita viniendo de una persona que vive en un país donde se trata de controlar por completo la forma de pensar de la población, un país donde el que piensa diferente es un enemigo al que hay que callar, un país donde el acceso a la información y la tecnología está atado a los caprichos de los gobernantes.

        Por último, le cuento que estaba extrañado de que aún no hubiera aparecido un comentario como el suyo.

        • Pues estar casi de acuerdo contigo en todo, menos en esto:

          Yo no estoy negando la posibilidad de que nuestra información se vea comprometida de alguna manera al hacer uso de estos servicios, pero quejarse de esto me parece un acto completamente hipócrita viniendo de una persona que vive en un país donde se trata de controlar por completo la forma de pensar de la población, un país donde el que piensa diferente es un enemigo al que hay que callar, un país donde el acceso a la información y la tecnología está atado a los caprichos de los gobernantes.

          Porque el artículo no lo escribió el Gobierno, lo hizo alguien a quién no conoces como vive, como piensa, como se desarrolla y se desenvuelve en su país. Alguien que aún siendo hipócrita como dices, tiene todo el derecho de serlo porque quiere y emitir un criterio u opinión.

          Saludos 😉

        • Compañero creo que se paso uno o dos pueblos con eso de donde vive, pues aquí nadie sabe donde usted vive (paraíso o infierno) ni cual es su realidad, ademas si tienes forma de probar que as ido donde vive el escritor y publicarlo, pero no creo que sea el caso, así que por favor un poco de moderación en ese aspecto, ahora bien con respecto a la nube en lo particular a mi no me gusta porque?

          Bueno para empezar si no tienes conexión no tienes tu información.
          Tu información esta en manos de otros y peor aun personas que no conoces y arriesgos que ni tu puedes controlar, ahora bien podría ser que guardes música y cosas repetidas sin importancia y si por casualidad el país donde están los servidores les da la gana de por uno otro motivo no debas tener esa información como evitas que te la desaparecan?

          Y por ultimo no en todas partes la conexión a internet es barata os regalada, por lo tanto es mejor hasta comprar un sd o similar.

  2. “La Realidad Siempre Supera a la Ficción”. La Nube es el mayor intento de acabar con la poca privacidad que aun disfrutamos los que computadoras usamos. Y para nada de que el artículo de Elav parece un tanto terrorista. Sino leamos las noticias y artículos publicados al respecto en cualquier latitud.

  3. Yo tenía un profesor en la facultad que ponía a disposición de los alumnos las presentaciones de power point, los dossieres y cartillas y todo el material necesario para llevar la materia, todo alojado en megaupload y de repente, de un día para el otro…ya sabemos qué fue lo que pasó.

    Ahora, yo me pregunto. ¿Qué sucedería si me pasara amí lo mismo pero con cualquier otro servicio? llámese google docs, box, dropbox, etc. Si bien no tengo las claves ni códigos secretos de las ojivas nucleares que tengo en el jardín de mi casa guardadas en la nube, siempre tengo un backup a mano y la nube sólamente la utilizo como una memoria Flash (pen drive) virtual.

    Por supuesto que el uso que yo le puedo dar a la nube, no es el mismo que el que le puede dar una empresa u otro particular. Si bien estoy de acuerdo en menor o mayor medida con los dos puntos de vista (el de elav y el de David Gomez), siempre me va generar desconfianza utilizar un servicio de este tipo.

  4. Pues yo prefiero usar la nube y ya. No tengo nada que esconder, y si lo tuviera lo encripto y lo subo. Por qué? Porque el almacenamiento en la nube me ha sido más confiable que el físico. En mi caso un pico de energía me destruyó simultáneamente 3 discos donde tenía TODO hace unos cuantos años. Perdí una cantidad de fotos familiares que ya no podré recuperar jamás. Si hubiera subido todo a Google no habria perdido NADA. Que el gobierno gringo las hubiera visto? Pues que las vean! A ellos dudo que les importen unas fotos de mi familia, pero a mí sí me importaban y mucho.
    Desde entonces (desde la pérdida masiva que comenté antes) subo toda mi data a Google. Sin problemas. Estable y confiable. Como no soy delincuente ni terrorista no temo a que ningún gobierno revise mis cosas.
    Y si tuviera una compañía subiría casi todo ahí. Qué no subiría? Quizás algunas cosas que le dieran ventaja a un competidor; pero sólo eso. El resto en la nube.
    El que no la debe no la teme.

    • Si bien el almacenamiento en la nube es seguro en cuanto a confiabilidad de almacenamiento de datos, aunque en privacidad, son terribles realmente. Eso es una razón muy poderosa por la que no nos podemos confiar es en el cifrado de información que muchos servicios ofrecen, y la situación es una realidad palpable, escrita con tinta en los contratos de servicios, que muchas veces aceptamos sin más, por ejemplo, hace unos días hablando en el foro sobre Dropbox y sus servicios, nos enteremos que a pesar de que podemos usar su servicio con archivos encriptados, en caso de que se presenta alguna petición judicial por ese contenido Dropbox seguirá todos los medios posibles para dar esos datos sin ningún tipo de cifrado, a quienes así lo pidan judicialmente.

      Eso es una falla en cuanto a privacidad, y en realidad afecta a todo el mundo, no es algo que tenga que ver con que la deba o no, es un simple y tranquilo derecho de tener PRIVACIDAD, y allí es donde precisamente fallan estos servicios. Lo mejor en caso de empresas es crear sus propios servicios en la nube y manejar todo ello a lo interno, y en el caso personal, usar servicios que garanticen una mayor privacidad, mientras que a nivel personal también nos tomamos nuestras propias medidas.

    • Tienes razón en que no siendo una persona sospechosa y que no teniendo nada que esconder no importa que cualquiera tenga acceso a tus documentos. Pero dale la vuelta al argumento: siendo una persona intachable, con un fondo documental «grande», alguien puede aprovechar el «bosque» para esconder un «tesoro».

      Los mejores lugares para esconder algo son los que están al alcance de cualquiera, a la vista de cualquiera. Por eso me parece arriesgado confiar porque sí, aunque no se tenga nada que esconder.

      El camino del infierno está empedrado de buenas intenciones… y la «nube» parece un buen ejemplo.

  5. Sinceramente desde el nacimiento del concepto “computación en la nube” no fuimos pocas personas las que dijimos que era un peligro para la privacidad.

    Yo mismo hago una broma con los anuncios de compresas de cierta marca ¿A que huelen las nubes? A falta de privacidad.

    No en vano los datos de las empresas que contratan dichos servicios de computación en la nube no están en las susodichas empresas sino en terceros. Esto unido a que por ejemplo si un servicio que depende de otro cae, produce una reacción en cadena de mal funcionamiento. Eso no ocurre con un servidor dedicado por ejemplo que controla la misma empresa que lo contrate.

    Por cierto el funcionamiento normal de Internet por servidores no tiene mucho que ver con la “computación en la nube”. No en vano este concepto es bastante reciente.

    Volviendo con el tema de la privacidad. La NSA (Agencia de Seguridad Nacional de los EE.UU) se pone las votas con la “computación en la nube” ya que bajo la ley denominada FISA una Ley para el control -o mejor dicho- vigilancia de los datos de países extranjeros que van por Internet. Tiene controlada toda la “nube europea” y esto no es que lo diga yo, se demostró en el Parlamento europeo. Y más se confirmó con PRISM o X-KEYSCORE entre otros.

    Y es que no estamos hablando de esconder o no esconder sino que la privacidad y la intimidad es un Derecho Fundamental, es más, es uno de los más importantes que existen. Y por esa paranoia de los estadounidenses con la seguridad nacional (que por cierto en cierta forma el copyright lo consideran como seguridad nacional) pueda espiar a todo cielo.

    No en vano la Ministra de Justicia de Alemania, que sinceramente me parece bastante hipócrita, cuando Alemania estaba espiando a sus usuarios. En todo caso dijo que lo que había que hacer era que las empresas estadounidenses que violaran las leyes protección de datos (básicamente las que espíen a sus usuarios o clientes) deberían ser embargadas. Prohibiéndoseles cualquier actividad comercial.

    Salu2

  6. Antes usaba Megaupload y Megavideo para subir uno que otro archivo que no sea importante, ya que los archivos realmente importantes los almacenaba en CD’s, DVD’s y memorias flash USB. Cuando cerraron Megaupload, busqué formas de cómo hacer un cyberlocker y así entender el funcionamiento del oud computing hasta que me topé con OwnCloud, una plataforma de cyberlocker libre que realmente me ha dejado asombrado y así pude entender el procesador de sincronización de archivos que se hacen a la hora de subir un archivo.

    El Bittorrent es otra historia, por lo que es bastante cercano a la esencia de la computación en nube por lo tangible que es.

  7. En este tema las constantes siempre son:

    1. Factores técnicos y económicos.
    Indudablemente la nube tiene ventajas en ambos.

    2. Privacidad.
    Aquí el ganador por goleada es el que se mantiene lejos de la nube.

    y 3. (uno que me parece muy interesante y creo es el que genera mas confusión ) La seguridad/integridad de los datos.
    En este ultimo, no hay ganador definitivo, pues ambos son falibles.
    Así que lo mejor seria recordad que la palabra clave es: REDUNDANCIA.
    No valen los comentarios como:
    “Yo tenia un arreglo de discos RAID y un respaldo en USB pero me robaron la casa y perdí todo, por eso me voy a la nube” o “Tenia todos mis datos en la nube pero olvide mi password/cerro magaupload/ me hackearoon y borraron todo, por eso me bajo de la nube”.
    Una opción realmente segura requiere espejos de nuestros datos en diferentes locaciones.

    Con estos tres puntos en mente y bajo la premisa de que “no existe sistema perfecto, lo mejor es combinar y usar lo mejor de cada uno” Es menos complejo encontrar un balance acorde a nuestras necesidades.

  8. ¿Y por que no mejor encriptar uno mismo con GPG y clave privada sus propios archivos y subirlos a una nube, en vez de confiar en los algoritmos de encriptacion de la propia nube, que a la vez pueden ser falsos solo para dejarnos conformes.

    • Eso fue lo que puse antes, pero como no lo puse así de explícito no me entendieron.En fin. Para la próxima con cucharita como a los bebés.

    • Si, ciertamente eso aporta una mayor capa de seguridad indudablemente, pero aún así, los algortimos pueden ser vulnerados, y solo voy a poner como ejemplo a AES256, que pudo ser vulnerado en 2005 y 2009 usando ataques de canal auxiliar, y para ello solo fue necesario hacer una inyección de codigo al programa y version del mismo que se uso para hacer el cifrado inicialmente, y no es un farol, las pruebas aqui:

      http://cr.yp.to/antiforgery/cachetiming-20050414.pdf
      http://cs.tau.ac.il/~tromer/papers/cache.pdf

      Incluso en GPG recientemente se descubrio un fallo de seguridad con las claves RSA, lists.gnupg.org/pipermail/gnupg-announce/2013q3/000330.html.

      En ese sentido solo puedo decir que en seguridad hay muchos factores que intervienen para obtener un buen nivel de la misma.

  9. Por mi parte utilizo Dropbox pero solo para poder llevar los apuntes de los exámenes hasta en el móvil, pero de ahí a dejar un paper o un certificado importante…

  10. Veo comentarios que la confunden nube con un disco duro online, cuando es mas que eso. Es un conjunto de servidores (a veces anonimos) con un abanico de funciones que se abren a los usuarios, puede ir desde un simple disco, gaming, hosting, hasta calculos cientificos (bitcoin). Este ultimo caso podria decirnos algo mas del tema privacidad en la nube: nadie (o solo el dueño de bitcoin) sabe que se calcula… y por lo pronto este sistema de calculo no ha sido vulnerado, y es gracias a su cifrado. El nombre “nube” es moderno… pero lleva muchos años, antes de internet. Yo usaba una forma primitiva de nube, novell netware hace muchos años (winNT)… las pcs no guardaban ningun dato localmente, todo se cargaba de servidores… de modo que ingresaba mi legajo en cualquier pc y abria mis archivos, perfiles, etc (pasaron varios años para conocer al admin y sus servidores, el nos conocia pero nosotros no a él, aqui termino mi privacidad). Si vamos a poner a hablar de la privacidad, las legislaciones permiten la posibilidad de que te pongan camaras de seguridad o sepan a cuales numeros llamaste y desde que célula sumado a tres antenas para hacer triangulacion (eso hablo stallman una vez, creo que decia que era el sueño de stalin). Internet no escapa a esto, ya que el derecho a la intimidad tiene cierto límite. Mi legislacion prevee el habeas data y otras cosas, pero si abres una cuenta de gmail, yahoo, microsoft, etc aceptas la legislacion estadounidense (acta patriotica) y atento a las consecuencias. No sé, creo que tendria que irme a vivir al monte en una vivienda subterranea para no ser vigilado o trackeado… este mundo moderno 😛

    • Mayormente se usan los discos duros virtuales más que la sincronización de registros. Un buen ejemplo es el sistema E-amusement de Konami, el cual sincroniza todos los puntajes que haces en las máquinas de arcades junto a las versiones que hay en las consolas (como el Pro Evolution Soccer).

  11. elav sin animo de ofender pero creo que este articulo no cabe aqui en este blog, se supone que somos usuarios de linux con cierto nivel en el ambito de la informatica y el articulo no aporta nada nuevo. por otra parte creo que solo encajaria si los lectores fueran menores de 10 años a los cuales aun le podriamos hablar de “nubesitas” estas clases de expresiones le quitan seriedad a articulo. podrias haber adaptado el articulo al estilo narrativo del blog sin tanta palabra de mas entre otras cosas porque si lo que pusiste aqui es un copy-paste del articulo original pues podrias quitarle seriedad al blog lo que perjudica por la parte de los buscadores

Dejar una respuesta