Desarrolladores de código abierto creen que se les debe pagar por sus contribuciones

El código abierto parece haberse convertido en sinónimo de trabajo gratuito, esto es lo que han expresado la mayoría de los desarrolladores en una encuesta reciente de Digital Ocean. En ella nos dice que los desarrolladores sienten que deberían recibir una compensación por sus contribuciones, primero de las grandes empresas de tecnología.

La encuesta se basa en los comentarios de 4.440 desarrolladores que participan en proyectos de código abierto de América del Norte, Europa y la región de Asia y el Pacífico. Más de la mitad de los encuestados cree que se debería pagar a los asistentes para que contribuyan a proyectos de código abierto (54%), mientras que aproximadamente un tercio está indeciso y solo el 12% de los encuestados está en contra de pagar a las personas por sus contribuciones.

En cuanto a la cuestión de a quién se le debe pagar, el informe destaca una división entre los encuestados.

El 35% cree que se debe pagar a los mantenedores, el 30% cree que se debe pagar a los contribuyentes y el 25% cree que se debe pagar a los autores por su trabajo.

Curiosamente, las generaciones más jóvenes apoyan mucho más el pago de contribuciones al código abierto que algunos de sus pares mayores. El 60% de los encuestados de 18 a 24 años cree que las personas deberían ser compensadas por sus contribuciones al código abierto, mientras que solo el 53% de los de 25 a 34 años, el 51% de los de 35 a 44 años, el 42% de los de 45 a 54 años y sólo el 34% de los mayores de 55 está de acuerdo.

También se preguntó a los encuestados quién debería financiar estos pagos. Aproximadamente la mitad de los encuestados piensa que las empresas de tecnología deberían financiar el pago de contribuciones de código abierto, mientras que una cuarta parte piensa que los propietarios de proyectos o las personas deberían pagar.

En un ámbito alimentado por donaciones que permiten liberar el «salario» de los mantenedores, Andre Staltz señala que “La mayoría del 80% de los proyectos de código abierto considerados sostenibles en realidad reciben ingresos por debajo de los estándares de la industria o incluso por debajo de la línea de pobreza. En las cifras, el creador de la red social Manyverse revisó los 58 proyectos más populares de la plataforma OpenCollective, una elección que justificó por la disponibilidad de datos financieros de los proyectos allí enumerados.

“Más del 50% de los proyectos están marcados en rojo: son aquellos que no pueden brindar el apoyo necesario a quienes los mantienen por debajo de la línea de pobreza. El 31% de los proyectos están marcados en naranja y consisten en desarrolladores listos para trabajar por un salario que se consideraría inaceptable en nuestra industria. El 12% está marcado en verde y solo el 3% está marcado en azul: Webpack y Vue.js. Los ingresos de GitHub por estrella son importantes: los proyectos sostenibles suelen tener más de 2 dólares por estrella. Sin embargo, el valor medio es de 1,22 dólares por estrella. El tamaño del equipo también es importante para la sostenibilidad: cuanto más pequeño es el equipo, más posibilidades tienen de apoyar a sus mantenedores. La donación media por año es de $ 217, que es sustancial cuando

Staltz cree que uno de los problemas del código abierto es que “estos proyectos en los que dependen muchas empresas necesitan donaciones y no obtienen lo suficiente.

“Desde el principio, debes lanzar el proyecto bajo una sólida licencia copyleft. Luego, hay que iniciar una campaña de crowdfunding para convertir la licencia del proyecto en una más permisiva una vez que haya suficientes fondos disponibles ”, sugiere como modelo de financiamiento de proyectos de código abierto.

Aunque la participación general de código abierto disminuyó en 2020 según la encuesta Digital Ocean, el 63% de los que participaron activamente informan un aumento en su actividad.

Esto se debe a tres factores: el 29% dice que ha tenido más tiempo libre, el 28% quiere usar este tiempo para aprender y el 15% se muestra inflexible sobre su contribución a una causa cercana a su corazón.

Fuente: https://www.digitalocean.com


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   JR dijo

    En relación con los dos asuntos principales del artículo puedo comentar lo siguiente:

    1.- Es fundamental que todas las personas involucradas en los proyectos de código abierto y «acceso libre» sean recompensadas y/o reciban una bonificación por sus aportaciones en tales proyectos.
    2.- Sin embargo, cuando se trata de decidir a quien remitir las aportaciones se enfrenta uno al siguiente dilema moral -que se aprecia en el Caso de Estudio:

    Supóngase que utilizamos GNU/Linux, Linux Mint, Apache Open Office, GNU Radio, Jupyter y Python para promover -en una Universidad Publica- el empleo de la Tecnología Open Source y sus múltiples beneficios en el Proceso Enseñanza-Aprendizaje del Área de Telecomunicaciones. A este supuesto agréguese que el proyecto carece de Patrocinios Institucionales y/o Gubernamentales. Solo existe la FE ciega y los pocos recursos de un pequeño grupo de profesores (al menos dos) que intentan promover el uso de tal tecnología entre sus alumnos; mismos que -a mediano plazo- se integraran al Mercado Laboral.

    ¿Cuales son entonces los problemas a que se enfrentan Docentes y Alumnos?

    1.- Dejar las cosas como están y evitarse las curvas de aprendizaje de tales actores así como los costos en numerario y en tiempo que implica el Cambio de Tecnología de Enseñanza-Aprendizaje.

    2.- Pagar la «cuota de peaje» (en tiempo, esfuerzo y quebraderos de cabeza) que reclama invariablemente la Tecnología Open Source; y, simultáneamente, actuar tanto de Promotores del Movimiento como coadyuvar a lograr que el Conocimiento este al Alcance de Todos los que quieran y/o necesiten promover su autoaprendizaje y competencias laborales.

    Es cuando se adopta la segunda línea de acción que se presenta el dilema moral concatenado con el implicado en la primera decisión:

    SI TENGO UN RECURSO ECONOMICO LIMITADO (Pues del sueldo de profesor de asignatura hay que realizar economías para apoyar a los colegas implicados y esforzados en entregarnos Productos/Servicios de la calidad que caracterizan al movimiento Open Source) pero estoy utilizando los Productos/Servicios de las siguientes Comunidades:
    1.-GNU/Linux.
    2.-GNU Radio.
    3.-Python.
    4.-Jupyter.
    5.-Apache Open Office.
    6.-Linux Mint.
    7.-ALSA.

    ¿A QUIEN HAGO LLEGAR un recurso que usualmente es muy limitado? ¿Existe un mecanismo donde -si alguien como el suscrito- al reconocer honestamente ante la FSF que se usan ciertos productos se haga UN Único Deposito y de ahí se haga una distribución Equitativa entre las Comunidades?

    Pues según entiendo, para que pueda utilizar Linux Mint, deben hacer su trabajo al menos Cuatro Comunidades: GNU/Linux, Debian, Ubuntu y Linux Mint y ahí se materializa también otro dilema moral: ¿Quién de estas realiza más labor?

    Por último, y sin pretender justificar la carencia de aportaciones en numerario del suscrito, COMO UN ACTO DE FE CIEGA personal, presupongo que PRIMERO es conveniente generar la necesidad de la Tecnología y Posteriormente la gran comunidad ligada al movimiento open source podrá acceder a mayores beneficios para los colegas que nos comparten: CORAZON, FE, conocimientos, esfuerzo, tiempo y parte de su numerario (pues el Trabajo BIEN Realizado con Gozo, Libre y Desinteresadamente, …, …, ¡NO TIENE PRECIO!, …, ¡ ni hay quien pueda pagarlo ! SIN EMBARGO, TAMBIEN TIENE VALOR monetario).

    Conclusiones:
    1.- Hay que pagar el COSTO de nuestra FE en una Comunidad de Intereses que nos superara como individuos, ya sea temporalmente como en aportación al bienestar de la Humanidad.
    2.- Hay que Promover los Productos y Servicios que ofrecen, a la Comunidad donde nos desenvolvemos, tanto la FSF como el movimiento Open Source entre las nuevas generaciones: hay Tantos Usuarios como de Desarrolladores de Software, Documentación, Servicios, etc. Potenciales que solo tenemos que recordar a Leonardo da Vinci: «¡Oh! Dios y tu que nos entregas todo por tan ¡solo un esfuerzo!»
    3.- ¿Qué sería de la Comunidad GNU/Linux si los promotores originales del movimiento se hubieran fijado primero en cuanto les pagaban y después se hubieran puesto a trabajar?
    4.- ¿Qué seria de la Humanidad si Pascal, Leibnitz, Gauss, Fourier, Newton, Planck, De Broglie, …, …, y muchos otros NOS HUBIERAN NEGADO el acceso al producto de su esfuerzo, esmero y, sobre todo, a la CALIDAD DE SU TRABAJO, mismo que quizás en su momento NI FUE REMUNERADO ADECUADAMENTE NI SIQUIERA SE PERCIBIAN LOS ALCANCES y BENEFICIOS QUE TENDRÍAN/generarían 200 años después?
    5.- Agradezco de antemano a TODOS LOS COLEGAS que aportan su esfuerzo, dedicación y esmero para construir y hacer crecer esta Gran Comunidad de Intereses y Fines Colectivos, …, …, CREO FIRMEMENTE que ninguna aportación -pequeña y/o mayúscula- puede PAGAR la calidad del Trabajo que nos comparten a través de sus productos y servicios. Mi única y modesta aportación al colectivo es Continuar Promoviendo entre las nuevas generaciones tal Filosofía y Práctica de Vida, para Aumentar las Necesidades (Clientes Potenciales) y de esta manera mejorar las Prestaciones que puedan recibir los Colegas, …, …, ya que al final, …, …, ¡ todo se queda aquí ! y somos parte de una Tarea que nos supera Temporal e Individualmente.

    Atte. JR López-Miranda (México).
    2 de marzo del 2021

bool(true)