El open source con malas palabras en los comentarios es estadísticamente mejor que el código sin ellas

Malas palabras

Código con palabrotas es mejor código

Jan Strehmel, estudiante del departamento de informática del Instituto de Ciencias de la Computación Teórica (ITI) del Instituto Tecnológico de Karlsruhe, Alemania, presentó a principios de este mes una tesis de licenciatura con una conclusión muy particular.

Y es que según sus estudios «el código fuente con malas palabras en los comentarios es superior al código fuente sin ellas».

El estudio revive un debate de larga data que divide a la comunidad informática. Algunos sugieren que esta práctica es un indicador del estado o entorno del desarrollador, pero otros creen que estas son palabras inofensivas que expresan la satisfacción de un desarrollador con su creatividad.

Buena parte de la comunidad considera las malas palabras como una vulgar muestra de falta de inteligencia y educación, porque ¿por qué usar malas palabras cuando se tiene un vocabulario rico? Pero algunos expertos dicen que los beneficios son muchos.

«Los beneficios de decir malas palabras solo surgieron en las últimas dos décadas, como resultado de muchas investigaciones sobre el cerebro y las emociones, así como de una tecnología mucho mejor para estudiar la anatomía del cerebro», dijo Timothy Jay, profesor emérito de psicología en la Universidad de Massachusetts. College of Liberal Arts, en los Estados Unidos.

Jan Strehmel analizó recientemente el impacto de las malas palabras en la calidad del código producido por los desarrolladores que las utilizan en sus comentarios.

Como parte de su estudio, revisó y analizó más de 3800 códigos fuente abiertos que contenían malas palabras en inglés y más de 7600 códigos fuente abiertos que no contenían malas palabras en GitHub.

A continuación, Strehmel y su equipo cuantificaron la conformidad de estos dos conjuntos distintos de códigos fuente abiertos con los estándares de codificación. Los resultados se presentaron como un indicador de la calidad del código fuente a través de la herramienta SoftWipe. El estudio se basó únicamente en el código fuente escrito en C.

“Encontramos que el open source que contiene blasfemias, exhibe una calidad de código significativamente mejor que el que no las contiene, de acuerdo con varias pruebas estadísticas. Presumimos que el uso de malas palabras es un indicador de la profunda implicación emocional del programador con el código y sus complejidades inherentes, produciendo así un mejor código basado en un proceso de análisis de código minucioso, crítico y dialéctico”, dice el informe del estudio. Sin embargo, el equipo insiste en que este estudio es un estudio observacional, ya que no controla a ningún grupo de desarrolladores.

“Esto lleva al siguiente problema: aunque tenemos una diferencia estadísticamente significativa entre los grupos, podría deberse a otros factores subyacentes. Es importante señalar que valores pequeños no garantizan que los resultados sean reproducibles o que la significancia estadística implique significación práctica. Esto significa que jurar no mejorará automáticamente la calidad de su código. Sin embargo, un estudio ha demostrado que maldecir en el lugar de trabajo puede reducir el estrés, lo que podría mejorar la concentración y, por lo tanto, la calidad del código”, explica el informe del estudio.

«Esta podría ser una posible explicación de los resultados del estudio», señala el equipo. En este sentido, algunos expertos dicen que jurar es un signo de creatividad. Según ellos, jurar parece estar centrado en el lado derecho del cerebro, la parte que los científicos a menudo llaman el «cerebro creativo». «Sabemos que los pacientes con ACV del lado derecho tienden a volverse menos emocionales, menos capaces de entender y contar chistes, y tienden a dejar de maldecir, incluso si solían maldecir mucho antes», dijo Emma Byrne, autora del libro «Usando Es bueno para ti».

En 2018, Adam Farley, colaborador del proyecto OpenJDK, la presencia de blasfemias en el código fuente. Las blasfemias más comunes fueron bitc* y f*ck. Según él, hay al menos 12 expresiones de este tipo en la biblioteca de código abierto y la lista se puede ampliar si profundizamos en los diccionarios dedicados a las fases de prueba del software. Otras observaciones de los últimos años también han demostrado que los mensajes de confirmación en proyectos de código abierto a veces pueden contener palabrotas.

Sin embargo, según las revisiones del estudio del informe de Strehmel, el uso de dicho lenguaje en los comentarios del código fuente puede ser un signo de actitud negativa o estrés entre los desarrolladores. En otras palabras, creen que la calidad del código no tiene nada que ver con las malas palabras y que estas expresiones solo permiten que un programador libere su estrés o cualquier sentimiento hacia su trabajo. Básicamente, los críticos afirman que la relación entre jurar y la calidad del código es compleja y no está bien establecida. También agregan que el estudio de Strehmel y su equipo no es representativo.

Fuente: https://www.jwz.org/


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.