¿El programa de distribución de netbooks gratis ayuda a “disminuir la brecha digital”?

Hoy me tocó escuchar un seminario sobre la calidad del gasto público en Argentina y, entre otras cosas, al detallar el gasto en educación, se mencionó como una política importante el Plan Conectar Igualdad, a través del cual se le da una netbook de bajo costo a los niños que están en los últimos años del colegio secundario con el fin de reducir la famosa “brecha digital”.

Para ser completamente honesto, más allá de criticar su implementación raquítica y desorganizada, no logro tener una posición firme respecto del “fondo” de este tema. En principio, me da la impresión de que es un montón de dinero cuyo “impacto” o “resultado social” es muy difícil de medir. ¿Cómo medir si ese gasto es realmente de calidad, si efectivamente ha logrado “reducir la brecha digital”? Por otra parte, me surge la pregunta: ¿no hay otras alternativas más económicas para reducir la “brecha digital”? No sé… te sugiero que después de leer este artículo, que trata muy por arriba la experiencia argentina, te nos unas al debate y nos dejes tus comentarios.

Seguro hay algún negocio oscuro detrás de todo esto

El programa de utilizar computadoras portátiles de bajo costo para los alumnos fue promovido por Nicholas Negroponte, un capo del MIT cuya idea era crear una netbook de 100 dólares para ayudar al aprendizaje de niños de países en vías de desarrollo. Este proyecto se llama OLPC (One laptop per child o una computadora por niño). Lo tiene todo: un buen slógan, un buen precio y un mercado no explorado y potencialmente cautivo.

La OLPC es una laptop de algo más de 100 dólares cuya idea es que funcione como el “cuaderno y lápiz” de los niños del siglo XXI, especialmente de los niños de los países en desarrollo. Esto permitiría reducir la brecha digital entre los que más tienen y los que menos tienen. Convengamos que es una idea que tiene mucho atractivo.

Sin embargo, es lícito descreer de sus “buenas intenciones”. En principio, uno podría sospechar que detrás de la venta de estas netbooks hay un gran negocio. De hecho, lo hay. La OLPC no es un programa de caridad. Tampoco son entregadas en forma gratuita a los gobiernos; ellos tienen que comprarlas, generalmente en cantidades importantes.

En la Argentina, la OLPC fracasó. El plan Conectar Igualdad, si bien consiste más o menos en lo mismo (abastecer a los niños con una netbook de bajo precio para “disminuir la brecha digital”), no utilizará la OLPC sino otras Netbooks. En vez de adquirir las OLPC, el gobierno comenzó por adquirir las Exomate a un costo de USD 330 aproximadamente. Las compus de Negroponte terminaron valiendo un poco más de 100 dólares, tal vez 150 o 180, pero seguían costando menos que las Exomate. Claro, quienes defienden la decisión argumentan, con razón, que la Exomate posee más memoria, un mejor disco rígido y un mejor procesador. Es decir, es una mejor compu. Sin embargo, me pregunto si no será posible conseguir una netbook con mejores prestaciones en EE.UU., por decir un país, al mismo precio por el que estamos comprando las Exomate.

Pero, una de las desventajas más notorias y sospechosas de las netbooks elegidas por el gobierno es que estas netbooks vienen con un dual boot de Windows y Linux. Como si haber incorporado a Microsoft hubiera sido poco, los conspiracionistas, también llaman la atención sobre la versión de Linux elegida. La OLPC viene con Sugar, una distro Linux con mucha trayectoria pero que está más orientada a niños pequeños (entre 4 y 12 años). Por su parte, el programa Conectar Igualdad está básicamente destinado a niños que están en los últimos años del colegio secundario. Quienes defienden el programa sostienen que ésta es la razón por la que Sugar debió ser descartado. Quienes lo critican denuncian que hayan elegido Pixart como distribución educativa cuando hay otras que tienen soporte internacional y son mundialmente reconocidas y soportadas por la comunidad. Pixart es una distribución argentina de Linux basada en la polémica Xandros que es una distribución que no es totalmente libre y da cierta sensación de estar discontinuada. Como si esto fuera poco, Pixart es una distro paga, con lo cual terminaría de “cerrar” la teoría del “negociado”, ya no de Negroponte sino de una empresa argentina que vio una oportunidad y la aprovechó.

Los defensores del plan, lo ven como una forma de promover la industria nacional y el desarrollo de las PyMES. El último proceso de llamado a licitación incluyó la promoción de la industria nacional, al solicitarse como condición de fabricación del 58% de las netbooks que fueran ensambladas en la Argentina y que tuvieran plaquetas con componentes integrados en el país. Respecto de las “dudas” en relación a los “sobre precios”, destacan que el valor unitario de las netbooks adquiridas por el Estado, a USD 349 cada una incluidos los impuestos, es un costo menor a los valores indicativos del mercado, que según estudios solicitados a la consultora privada BDO y a la SIGEN, son de entre u$s 365 y u$s 506.

Inclusión de software propietario

Uno de los aspectos más criticados del plan Conectar Igualdad es el haber introducido el dual boot (Windows y Linux), que no existía en el proyecto original de la OLPC.

Una de las asociaciones comprometidas en este debate, la Asociación Solar – Software Libre Argentina, sostiene que la única opción posible para el mencionado Plan en materia de software es el uso exclusivo de Software Libre, tal como se llevó adelante -entre otros países- en Uruguay y en Suiza. Este último, hace ya un tiempo abandonó el software provisto por Microsoft en sus máquinas escolares luego de un exhaustivo análisis de las condiciones de uso.

Son cinco los motivos que Solar expone como fundamento para la adopción exclusiva de Software Libre (SL).

1) Soberanía Tecnológica: que el Estado sea quien controle la información y los sistemas informáticos de sus propios planes, accediendo al código de los programas que los administran, aseguran la posibilidad de cambiar de proveedor de servicios informáticos evitando quedar atado a una empresa, en especial, extranjera. La supuesta “neutralidad” del doble booteo en realidad oculta la posición dominante de una empresa por encima de las demás. Pero además plantea un escenario de posibles interferencias sobre las decisiones soberanas e independientes del Estado quien termina convertido en rehén de estas empresas que tampoco generan ingresos al país.

2) La Educación como derecho humano: la decisión de utilizar Software Libre tiene un doble valor fundamental ya que permite tanto aprender verdaderamente a través de él por su acceso al código fuente, como reconocer la posibilidad de generar transformaciones y no conformarnos por acción de la costumbre. Aprender con Software Libre significa aprender a aprender, y aprender con libertad, espíritu curioso y crítico; a diferencia de ’entrenar’ en el uso de una determinada aplicación o sistema.

3) Inclusión digital: El Software Libre puede copiarse y distribuirse legalmente, garantizando acceso igualitario a todas las personas, constituyéndose en vehículo de transmisión de conocimientos. El SL favorece la apropiación social de las tecnologías de la información, procurando una real inclusión digital —amplia y abarcativa— que incorpora la diversidad cultural en todas sus expresiones, sin diferencias de género, raza, religión, ocupación o pertenencia a grupos, instituciones o partidos

4) Fortalecimiento del desarrollo local: adoptar Software Libre en Planes del Estado redirige el dinero que hoy va hacia grandes empresas multinacionales, hacia otras empresas locales de servicios. El Gobierno Argentino debe contribuir al desarrollo local a través del uso de Software Libre evitando gastos innecesarios y transformándolos en inversión para la Industria de Software y Servicios informáticos del país.

5) Optimización de los recursos del Estado: Un doble sistema operativo (que incluya uno libre y propietario) genera un doble costo.

Articulación de políticas educativas

Sobre la importancia de este plan para achicar la brecha digital, hay quienes sostienen que se puso mucho énfasis en la parte hardware y no en lo que tiene que ver con la inserción de la máquina en el proceso educativo. Tampoco se dijo cómo se articularía con los planes que ya se implementaban en distintos distritos, como San Luis, que ya empezó a entregar máquinas en las primarias, o la ciudad de Buenos Aires. Además no se habló de si habrá revisión o no de los planes de estudio.

Los defensores del plan mantienen el más absoluto silencio sobre este punto. En el mejor de los casos, lo plantean como un “desafío” a futuro.

Infraestructura

La infraestructura que es necesaria  para poder llevar adelante el plan es monstruosa, sobre todo teniendo en cuenta el estado paupérrimo en el que se encuentran algunas de nuestras escuelas. Por empezar, se necesitan 2 servicios básicos fundamentales: electricidad e internet (en lo posible, inalámbrica). Estas son 2 condiciones que no todas nuestras escuelas cumplen. Luego, es necesario contar con los servidores, routers y demás infraestructura específica para que funcionen correctamente estas netbook “especiales”. A esto último hay que sumarle el hecho mencionado en el punto anterior: la educación está delegada en las provincias y este es un plan nacional. La articulación entre ambas jurisdicciones es siempre difícil.

Capacitación docente

En el imaginario de los ideólogos del plan, se contempla la modificación de los entornos educativos tradicionales en sistemas uno a uno donde el docente pueda desarrollar sus clases desde una PC a la cual todos los alumnos del aula estarán conectados (cada uno con su equipo) y puedan trabajar colaborativamente.

El desafío que esto implica es enorme. Eso explica por qué llegan antes las computadoras que la capacitación: por más que pongan imporantes recursos a disposición, capacitar a los miles de docentes que contempla el plan es un proceso arduo que de todas maneras ya se está comenzando a realizar exitosamente en algunas escuelas.

Las voces disidentes, en cambio, resaltan que para el uso individual de los alumnos las netbooks pueden ser una ayuda importante, pero en materia de interacción con el docente, van a convertirse en un reemplazo negativo de la relación directa docente-alumno.

Por su parte, en lo que respecta a las cuestiones educativas y pedagógicas, muchos docentes que participaron del programa de capacitación durante 4 meses (dividido en una clase por semana) para conocer las aplicaciones educativas específicas de e-learning y CMAP tools, se quejan de que una vez finalizado el curso, no volvieron a recibir órdenes o indicaciones respecto de cómo implementar el plan.

Uso responsable

Las voces que defienden el plan arguyen que la sola presencia del artefacto/chiche/fierro implicará un cambio paradigmático en el rol del docente (que tendrá un perfil motivador, más abierto). Estimulará el trabajo en red con objetivos comunes, e inducirá al uso de foros, blogs, wikis. Cambiará el rol de los alumnos, quienes serán también productores de información, que podría llegar a escala planetaria.

Además, aprender a usar estas nuevas herramientas y contar con una computadora personal puede ayudar a los chicos a  aumentar sus posibilidades de salida laboral. Es por eso que el plan está orientado, fundamentalmente, a los alumnos que acceden a los tramos finales de la secundaria.

Las voces contrarias al plan, en cambio, dicen que si bien las notebooks llegaron a las escuelas del interior del país, tanto docentes como alumnos aún no fueron debidamente capacitados sobre el adecuado desarrollo del programa educativo en las aulas y las máquinas son utilizadas como computadoras tradicionales para ingresar a Facebook o cargar software pirata ¿qué fue lo que pasó?

Es claro que los adolescentes manejan las computadoras mucho mejor que los profesores. Las utilizan para machetearse, hacen abuso del copiar y pegar, obteniendo informacion que ellos no elaboraron ni analizaron, etc. Es imprescindible que los docentes sepan como trabajar con los chicos para que sea una herramienta que los ayude a pensar.

¿Y vos qué pensás? ¿En tu país funciona el plan de la OLPC? ¿Tiene los mismos problemas que en Argentina? ¿Te parece que este tipo de iniciativas realmente ayuda a disminuir la brecha digital?


4 comentarios

  1.   René dijo

    El uso de software privativo en la educación debería ser descartado ya que genera una dependencia con una o varias Empresas y el Estado tiene la obligación de evitar que esto ocurra. El hecho de que en nuestro País se use software privativo para este fin demuestra la falta de información, compromiso y ética de algunos de nuestros dirigentes.

  2.   Carolina dijo

    Como estoy en secundaria, próximamente mis estudiantes van a recibir las dichosas netbooks con la que el gobierno intenta:
    “reducir la brecha digital existente” (dicen), y “seducir a los que votan en octubre” (aunque esto no lo dicen).
    Qué implica esa brecha digital no está muy claro (los padres llenaron las arcas de Nintendo, Sony, Apple, Nokia, Samsung -por mencionar algunas marcas- en agosto y muy pocos de esos resultaron ser computadoras). Cierto, no hay un proyecto educativo definido que acompañe a este “regalo” (nada más consultar la página conectarigualdad.gob.ar y ver los aportes: videos y recortes de programas de canal Encuentro). Pero digamos que yo le voy a sacar tanto jugo como me sea posible (mis estudiantes poco y nada han escuchado sobre Linux -al igual que la mayoría de los políticos). Si es una herramienta de trabajo, pues les saldrán ampollas!
    En cambio sí tengo claro que esta netbook con la que se pretende salvar la brecha -que según mi opinión no es digital sino del consumismo- no va a sacar del abismo en el que están la mayoría de los chicos que con 14 años no pueden leer, escribir (hacerse entender por escrito), comprender y resolver problemas (y no de Matemática exclusivamente).
    Quizás me equivoque, pero supongo que cualquier persona bien instruida en los conocimientos más elementales de Lengua, Matemática, Ciencias, no requiere máximos esfuerzos para aprender a usar una computadora. Al revés se complica, ¿verdad? Y a no excusarse en las brechas generacionales… que hace 35 años una pc, una notebook, un móvil eran, junto a los robots, artefactos que existían en los cuentos de Isaac Asimov.

  3.   Usemos Linux dijo

    Interesante comentario! Gracias x compartir lo que sentís. Para mí también es MUY discutible esto de que regalando netbooks se reduzca la “brecha digital” (que tampoco tiene una definición clara)… mucho menos si se trata de una política aislada que no se encuentra en el marco de un conjunto de políticas claras para formar mano de obra calificada, unir ciencia y tecnología, formar ciudadanos conscientes, etc.

    Saludos! Pablo.

  4.   Mónica dijo

    Como propuesta, me gustan este tipo de iniciativas que buscan reducir la desigualdad entre los sectores de la sociedad. En Guatemala, no estoy muy segura de si se ha hablado de implementar una política de gobierno de este tipo aquí; pero sí hay programas de iniciativas privadas, de fundaciones u organizaciones que realizan este tipo de trabajo (aunque he leído que algunas escuelas que han recibido computadoras tienen problemas porque estas están bloqueadas y piden códigos de activación :s). Lo preocupante es que los niños no aprendan a utilizar esta herramienta para ser productores de conocimiento, sino que quedan estancados en ser únicamente receptores de información; y así, no vamos a hacer el paso de sociedad de información a sociedad del conocimiento.

    Sin embargo, creo que es muy importante no sólo querer reducir la brecha digital entre los niños de escuelas públicas y los “niños bien”, sino también trabajar en cuestiones más importantes que le anteceden a la tecnología, y estoy hablando de los niños que desde el embarazo y sus primeros años no logran desarrollar completamente sus capacidades, debido principalmente a la mala nutrición o desnutrición que padecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.