Google dio a conocer «Chrome OS Flex», un nuevo OS para todos

Hace pocos dias Google dio a conocer Chrome OS Flex, que es una nueva variante de Chrome OS diseñada para ejecutarse en computadoras de escritorio, no solo en dispositivos Chrome OS nativos como Chromebooks, Chromebases y Chromeboxes.

Las áreas clave de aplicación de Chrome OS Flex incluyen la actualización de sistemas heredados existentes para extender su ciclo de vida, reducir costos (por ejemplo, no es necesario pagar por un sistema operativo y software adicional como antivirus), mejorar la seguridad de la infraestructura y unificar el software utilizado por empresas e instituciones educacionales.

Sobre Chrome OS Flex

Chrome OS Flex se puede implementar arrancando a través de la red o arrancando desde una unidad USB. Al mismo tiempo, primero se propone probar un nuevo sistema sin reemplazar el sistema operativo instalado previamente mediante el arranque desde una unidad USB en modo Live.

El producto se creó utilizando los desarrollos de Neverware, adquirido en 2020, que lanzó la distribución CloudReady, que es una compilación de Chromium OS para equipos y dispositivos heredados que originalmente no estaban equipados con Chrome OS.

Durante la adquisición, Google prometió integrar el trabajo de CloudReady en el sistema operativo central de Chrome. El resultado del trabajo realizado fue la edición Chrome OS Flex, que será compatible de la misma manera que el soporte de Chrome OS. Los usuarios de la distribución CloudReady podrán actualizar sus sistemas a Chrome OS Flex.

El sistema operativo Chrome OS se basa en el kernel de Linux, el administrador del sistema Neverware el kit de herramientas de compilación ebuild/portage, los componentes abiertos y el navegador web Chrome. El entorno de usuario de Chrome OS se limita a un navegador web y, en lugar de programas estándar, se involucran aplicaciones web; sin embargo, Chrome OS incluye una interfaz completa de múltiples ventanas, un escritorio y una barra de tareas. Sobre la base de mecanismos de virtualización, se proporcionan capas para ejecutar programas de Android y Linux.

Al igual que en Chrome OS, la edición Flex utiliza un proceso de arranque verificado, integración con almacenamiento en la nube, instalación automática de actualizaciones, Asistente de Google, almacenamiento encriptado de datos de usuario, mecanismos para evitar la fuga de datos en caso de pérdida/robo del dispositivo.

Ademas de ello se proporcionan las herramientas para la administración centralizada de sistemas que son las mismas que Chrome OS: las políticas de acceso se pueden configurar y las actualizaciones se pueden administrar mediante la consola de administración de Google.

Entre las limitaciones actuales de Chrome OS Flex:

  • La falta de soporte para el catálogo de Play Store y la falta de disponibilidad de capas para ejecutar programas para Android y Windows. Hay soporte para una máquina virtual para ejecutar programas de Linux, pero es posible que la virtualización no se use en todos los dispositivos ( ista de hardware compatible).
  • Comprobaciones de arranque verificadas limitadas (usando UEFI Secure Boot en lugar de un chip especializado).
  • En los sistemas sin chip TPM (Trusted Platform Module), las claves para cifrar los datos del usuario no están aisladas a nivel de hardware.
  • El sistema no actualiza automáticamente el firmware; el usuario debe monitorear la relevancia de las versiones de BIOS y UEFI.
  • Muchos dispositivos de hardware adicionales no han sido probados ni admitidos, como sensores de huellas dactilares, unidades de CD/DVD, FireWire, puertos de infrarrojos, cámaras de reconocimiento facial, lápices ópticos, dispositivos Thunderbolt.

Finalmente cabe destacar que dentro de unos meses, está previsto lanzar la primera versión estable de Chrome OS Flex, adecuada para un uso generalizado.

Actualmente, se ofrecen builds experimentales para pruebas iniciales, las cuales tienen el estatus de versiones para desarrolladores y están disponibles después de llenar el formulario de registro (manifiesto con un archivo para descargar).

Después de evaluar la idoneidad de la nueva solución, puede reemplazar el sistema operativo existente a través del arranque de red o desde una unidad USB.

De los requisitos del sistema establecidos: 4 GB de RAM, CPU x86-64 Intel o AMD y 16 GB de almacenamiento interno. Todas las configuraciones y aplicaciones específicas del usuario se sincronizan en el primer inicio de sesión.

Si estás interesado en poder conocer más al respecto, puedes consultar los detalles en el siguiente enlace.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)