Google está manipulando las extensiones para reprimir a sus competidores

El CEO de DuckDuckGo, Gabriel Weinberg hace poco acaba de acusar a Google de abusar de las extensiones de su navegador web «Chrome» para promocionar sus productos y reprimir a sus competidores.

Se dice que Google muestra notificaciones engañosas a los usuarios para engañarlos para que desactiven las extensiones del navegador de su rival y para disuadirlos de cambiar el motor de búsqueda predeterminado en su navegador web, Chrome.

Para quienes aún desconocen de DuckDuckGo, deben saber que este es un motor de búsqueda que tiene como objetivo preservar la privacidad de sus usuarios y evitar la burbuja del filtro. Fue dado a conocer en 2008 y se posiciona como un competidor directo del motor de búsqueda de Google.

Su lema es:

«Google te está rastreando, no a nosotros».

DuckDuckGo ha ganado popularidad en los últimos años y en enero de 2021 se informó que había superado la marca de 100 millones de consultas por día. A modo de comparación, en 2020, DuckDuckGo publicó un promedio de 51,9 millones de búsquedas diarias y 1,6 mil millones de búsquedas mensuales. Su modelo de negocio se basa en la exhibición de publicidad y afiliación.

Si bien algunos informes creen que DuckDuckGo también se dedica a perfilar a sus usuarios, el motor de búsqueda no pierde la oportunidad de hacer alarde del supuesto comportamiento antimonopolio de su mayor rival.

El director ejecutivo de DuckDuckGo, Gabriel Weinberg, dijo que Google ha estado implementando «patrones oscuros» durante años para engañar a los usuarios de productos de la competencia.

Google lo usaría para engañar a los usuarios para que deshabiliten las extensiones del navegador ofrecidas por DuckDuckGo y para disuadirlos de cambiar el motor de búsqueda predeterminado a Chrome. Pero aun así, Weinberg dijo que en agosto de 2020, Google cambió las indicaciones para instar más abiertamente a los usuarios a no cambiar el motor de búsqueda predeterminado de Chrome.

Weinberg explica que estos cambios incluyen pedir a los usuarios que respondan si prefieren «regresar a la búsqueda de Google» después de agregar la extensión DuckDuckGo y mostrar un botón resaltado más grande cuando se les da la opción de «regresar a la búsqueda de Google» o no.

Según el CEO, estos cambios, aunque sutiles, han tenido un gran impacto. Habrían provocado una caída significativa (10%) en el número de nuevos usuarios.

Esta es la primera vez que la compañía habla públicamente sobre el impacto de esta práctica en su negocio, especialmente en los millones de ingresos potenciales perdidos desde que Google cambió sus avisos en 2020.

“Para motores de búsqueda como el nuestro, que están tratando activamente de permitir que los consumidores cambien de proveedor [o elijan una alternativa], lo hacen irrazonablemente complicado y confunden a los consumidores ”, dijo Weinberg sobre Google.

Sin embargo, la portavoz de Google, Julie Tarallo McAlister, ha refutado las afirmaciones hechas por el director ejecutivo de DuckDuckGo.

Ella dijo que los usuarios de Chrome:

«pueden cambiar directamente su configuración de búsqueda predeterminada en cualquier momento, pero a menudo se quejan cuando descargan una extensión que cambia inesperadamente estas configuraciones sin su conocimiento».

Añadió:

«Este problema ha estado bien documentado durante mucho tiempo y es por eso que durante mucho tiempo hemos tenido requisitos de divulgación claros para las extensiones y mostramos a los usuarios una notificación si una extensión intenta cambiar su configuración de búsqueda, como una forma de confirmar su intención». . Weinberg cree, sin embargo, que esto perjudica a la competencia.

Este nuevo hecho agrega un nuevo elemento al debate antimonopolio de alto riesgo y da impulso a los pedidos de nueva regulación.

McAlister dijo que la notificación aparece, «independientemente del proveedor de búsqueda que elija el usuario» y que algunos otros navegadores tienen «políticas similares».

Por su parte, Weinberg dijo que esperaba que denunciar la táctica fortaleciera los pedidos de legislación antimonopolio bipartidista, actualmente en consideración en Capitol Hill, para prohibir que las principales plataformas prioricen sus plataformas, posean productos y perjudiquen a sus rivales.

Estas propuestas son solo algunos de los muchos proyectos de ley que apuntan a lo que los legisladores estadounidenses ven como abuso anticompetitivo por parte de empresas como Google.

Fuente: https://www.washingtonpost.com


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)