IBM quiere que sus supercomputadoras cuánticas funcionen a más de 4000 qubits

IBM anunció que planea ampliar sus ambiciones cuánticas y revisó la hoja de ruta con un objetivo aún más ambicioso, «operar un sistema de 4000 qubits para 2025». Construir un dispositivo que realmente capture el comportamiento de los átomos y pueda explotar esos comportamientos para resolver algunos de los problemas más difíciles de nuestro tiempo puede parecer imposible si limita el pensamiento al mundo informático conocido.

A pocos días de la venta de la unidad Watson Health, IBM anunció que un nuevo modelo de sus mainframes de la serie Z llegaría «a fines del primer semestre» de 2022 y señaló que el debut del equipo sería una fuente de mayores ingresos para el negocio de infraestructura de la compañía.

La noticia fue objeto de debate en la industria, ya que Big Blue parecía estar «alejándose» de esos «grandes y viejos sistemas» para centrarse en negocios más lucrativos como la nube híbrida y la inteligencia artificial (IA). Sin embargo, la compañía aseguró a los inversionistas que «algunos» clientes todavía están interesados.

Según IBM, el mercado de mainframe todavía existe y proporciona a la empresa un bienvenido impulso en los ingresos. Para ello, está preparando un nuevo ciclo de ordenadores mainframe para finales del primer semestre del año.

El anuncio se realizó el lunes durante la conferencia telefónica de ganancias del cuarto trimestre de 2021 de Big Blue. Durante la llamada, el director financiero, James Kavanaugh, sugirió que el nuevo lanzamiento tendrá un impacto positivo en los ingresos de IBM, que ascendieron a $16,700 millones en el trimestre y $57,000 millones a $35,000 millones en el año.

¡Cuarenta años después de comenzar a incursionar en la computación cuántica, IBM está lista para sacar la tecnología del laboratorio y llevarla a aplicaciones más prácticas como la supercomputadora! La compañía ya ha superado una serie de hitos de desarrollo desde que lanzó su hoja de ruta cuántica anterior en 2020, incluido el procesador Eagle de 127 qubit que utiliza circuitos cuánticos y la API de tiempo de ejecución de Qiskit.

Para hacer esto, IBM planea obtener primero varios conjuntos de procesadores para comunicarse entre sí en paralelo y en serie. Esto debería conducir al desarrollo de mejores esquemas de mitigación de errores y una mejor coordinación entre los procesadores, dos elementos necesarios para las computadoras cuánticas prácticas del mañana.

A ademas de ello, IBM diseñará e implementará acopladores a nivel de chip, que «conectarán estrechamente varios chips para formar de manera efectiva un solo procesador más grande», según la empresa, y luego construirán enlaces de comunicación cuántica para conectar estos multiprocesadores más grandes, incluso en Clústeres más grandes: esencialmente encadenar grupos cada vez más grandes de procesadores hasta que formen una plataforma informática funcional y modular de 4000 qubits.

Como tal, IBM lanzó un conjunto de programas primitivos listos para usar a principios de este año, «programas preconstruidos que permiten a los desarrolladores acceder fácilmente a los resultados de los cálculos cuánticos sin requerir una comprensión compleja del hardware», según la sociedad. IBM tiene la intención de expandir este conjunto de programas en 2023, permitiendo a los desarrolladores ejecutarlos en procesadores cuánticos paralelizados.

Estos flujos de trabajo tomarán un problema dado, lo dividirán en programas cuánticos y clásicos más pequeños, procesarán estos procesos en paralelo o en serie, lo que sea más eficiente, y luego usarán una capa de orquestación para «unir» todos estos diferentes flujos de datos en un resultado coherente que las computadoras convencionales serán capaces de entender. IBM está llamando a su infraestructura de ensamblaje patentada Quantum Serverless y, de acuerdo con la nueva hoja de ruta, implementará la función en su pila de software cuántico central en 2023.

Para 2025, creemos que los desarrolladores de modelos podrán explorar aplicaciones cuánticas en aprendizaje automático, optimización, finanzas, ciencias naturales y más. “Durante muchos años, las supercomputadoras centradas en la CPU han sido el caballo de batalla de procesamiento de la empresa, con IBM como desarrollador clave de estos sistemas”, continuó.

En los últimos años, hemos visto el surgimiento de supercomputadoras centradas en IA, donde las CPU y las GPU trabajan juntas en sistemas gigantes para hacer frente a cargas de trabajo pesadas de IA.

Fuente: https://research.ibm.com


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)