Kernel Linux: el mayor proyecto de software colaborativo

Aunque algunos puedan pensar que su uso no está muy extendido, Linux está presente en muchos más sitios de los que parece: servidores de Internet, súper-computadoras, computadoras de escritorio, portátiles, dispositivos móviles, smartphones, electrodomésticos, aviones y hasta equipos médicos.

Si pensaste que nunca has empleado la tecnología Linux, es momento de mirar a tu alrededor y te sorprenderás hasta donde ha llegado el alcance de este sistema operativo libre.


Hace más de 20 años Linus Torvals empezó un proyecto personal que contenía 10.000 líneas de código. Actualmente, el kernel Linux contiene nada más y nada menos que 3.5 millones de líneas de código, lo que demuestra el grado de desarrollo que ha alcanzado. Hasta la fecha, unos 8.000 desarrolladores han contribuido al proyecto de los cuales 1.000 desarrolladores se han incorporado en este último año con una media de un parche incluido en el kernel por cada 3 desarrolladores que han participado en el proyecto.

La Linux Foundation ha publicado un informe que muestra la buena salud de la que goza el proyecto y su actividad en el último año y, para acompañar el documento, han publicado un interesante vídeo introductorio que ayuda a comprender un poco mejor el funcionamiento del proyecto.

Un dato interesante, sobre todo para derribar viejos mitos, es la activa participación de las empresas en el desarrollo de Linux (sirva como ejemplo el kernel 3.2 en el que participaron 226 empresas) entre las que se encuentran Red Hat, Novell, Intel, IBM, Oracle, Nokia, Google, HP, Cisco, Fujitsu, Samsung o Microsoft. ¿Microsoft? Pues sí, aunque pueda sorprender a muchos, los de Redmond ocupan el lugar número 17 de empresas que más han contribuido al desarrollo de Linux (con 688 aportaciones durante el último año).

El modelo de desarrollo colaborativo del kernel que, prácticamente, funciona como una factoría que funciona las 24 horas del día los 7 días de la semana permite que el desarrollo sea rápido y el kernel evolucione a un ritmo medio de 70 días por cada versión, una tasa que difícilmente pueden alcanzar otros sistemas operativos.

Para concluir, este informe destaca que aproximadamente el 75% de los aportes provienen de personas a las que se les paga por hacerlo. Esto derriba el mito de que Linux es mantenido por un par de hippies en su tiempo libre.

Fuente: Bitelia


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.