Los mitos más comunes sobre el código abierto y su apertura

Hoy en día, gran cantidad de empresas han optado por utilizar componentes de código abierto en su infraestructura y se benefician del mismo. Sin embargo, existe la idea equivocada de cuando una empresa abre su código al público general y es por ello que queremos presentarles los mitos más comunes al momento que se plantea la opción de abrir el código.

Mito #1: El código abierto es entregar mi negocio por nada a cambio

¡Esto es falso! Cuando abres tu código al público lo entregas con la esperanza que alguien más lo encuentre útil. A su vez, le permite a las personas modificarlo para adaptarlo a sus necesidades y también pueden informarte de errores o nuevas funciones que le encontraron.

Recuerde que su empresa es un ente aparte y tiene mucho más potencial que tu código.

Mito #2: Perderás el control de todo

También es falso. Su código siempre será suyo, sin importar que esté disponible para que otras personas lo usen. Lo ideal es tomarse un tiempo para seleccionar una licencia de código abierto que sea sólida y ésta le permitirá fusionar diversos cambios a su proyecto, si lo desea.

business woman with laptop relaxing

Mito #3: El código abierto no tiene ningún tipo de valor

Desde Windows, OS X y Linux contienen elementos de código abierto. Incluso tu teléfono debe tener un software de código abierto y hasta su hospedaje web probablemente esté comprometiendo la mayoría de sus proyectos de código abierto, por lo que esta aseveración es falsa también.

Mito #4: Alguien se robará mi idea

Puede que su idea sea realmente única pero no debes subestimar al mercado que está alrededor del proyecto. Como se mencionó anteriormente, su empresa es mucho más que la apertura el código al público; por lo que debe darle importancia a sus estrategias de mercadeo para lograr diferenciarse de sus competidores.

Esto puede ocurrir aunque tu código sea cerrado. La apertura del código les permite ver la lógica de las funciones y características, pero no les facilita que puedan integrarlas en su propio proyecto. De igual forma, es obvio para los usuarios cuando un negocio comienza a copiar a otro.

En principio, Microsoft había acaparado el mercado en la productividad de una empresa con las herramientas de Office y Outlook, pero ahora se han hecho alternativas de código abierto para ambas. Ahora las redes sociales, los softwares de CRM, los sistemas operativos y demás aplicaciones tienen patrones de código abierto.

Mito #5: Mi línea de fondo se desplomará

Podría pasar pero es poco probable que ocurra como un resultado directo de la apertura de su código. Le recomendamos tomarte el tiempo para construir, alrededor de tus proyectos, un ecosistema sano y seguro; esto le permitirá hacer crecer su negocio mientras su proyecto se gana su reputación.

Mito #6: Mi negocio quebrará

Esto también es poco probable. Existen muchos casos de empresas que tienen proyectos de código abierto y que son importantísimos para el negocio, y siguen en el mercado. Algunos ejemplos son Red Hat, Rackspace y Comcast; quienes tienen innumerables proyectos abiertos al público y todavía son empresas multimillonarias. Así que si es posible la apertura de su código y que ésta sea rentable.

 

Entendemos que puedas tener dudas para abrir tu código al público, pero es momento de aventurarse porque el código abierto llegó para quedarse.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.