Cómo matar procesos en Linux fácilmente con fkill-cli

Los procesos en Linux no son más que una serie de programas que están en ejecución, estos contienen información propias de las aplicaciones además de información necesaria para la interacción con el sistema. Cuando matamos un proceso, cancelamos la ejecución de la aplicación a la que representa, eliminamos toda la comunicación con los demás procesos y el sistema, además de liberar todos los recursos que este consume.

Hace tiempo acá en DesdeLinux se hizo un gran artículo que enseña a Cómo matar procesos fácilmente, en esta oportunidad vamos a complementar ese artículo añadiendo una herramienta llamada fkill-cli que nos permite matar procesos en Linux de una manera fácil y muy práctica.

¿Qué es fkill-cli?

Es una Cross-platform libre, desarrollada por Sindre Sorhus, que nos brinda una práctica y cómoda interfaz de usuario para gestionar los procesos de nuestro sistema operativo. La herramienta nos permite matar procesos en Linux de mánera fácil y dinámica, accediendo a todos los procesos con un sólo comando y ubicando el que deseamos matar mediante una lista o búsqueda por el nombre o fracciones del mismo.

La herramienta trabaja con los principales sistemas operativo de la actualidad (Linux, Windows y macOS, su uso es bastante sencillo y está orientado a cualquier tipo de usuario. Esta Cross-platform está teniendo mucha aceptación en la comunidad, sin embargo, es sólo una alternativa a los tradicionales comandos para matar procesos.

Cómo se instala fkill-cli

Para instalar fkill-cli debemos tener instalado npm, el cual se encuentra en los repositorios oficiales de casi todas las distros linux. Seguidamente debemos ejecutar el siguiente comando para que fkill-cli se instale automáticamente:

sudo npm install --global fkill-cli

Luego podemos ejecutar la herramienta con el comando fkill

Aprendiendo a matar procesos en Linux con fkill-cli

Una vez tengamos instalado fkill-cli, podemos matar procesos en Linux de una forma muy sencilla. La herramienta nos brinda unos comandos bastante básicos para su uso, los mismos que podemos conocer si ejecutamos fkill --help desde la terminal.

$ fkill --help

  Usage
    $ fkill [<pid|name> ...]

  Options
    -f, --force  Force kill

  Examples
    $ fkill 1337
    $ fkill Safari
    $ fkill 1337 Safari
    $ fkill

El uso de fkill-cli es sumamente sencillo sólo debemos ejecutar el comando fkill con algunos de los argumentos mencionados anterioremente, o en su defecto sólo fkill y la herramienta nos mostrará el listado de todos los procesos que están en ejecución, podemos navegar sobre el listado con las flechas del teclado y por último seleccionar el que deseamos matar. De igual manera, podemos ir escribiendo el nombre (o parte del nombre) del proceso para que la herramienta filtre los procesos que coinciden de manera automática.

En el siguiente gif podemos ver con más detalles el comportamiento de esta herramienta:

Esta sin duda es una gran herramienta que nos ayudará a matar procesos en Linux de manera fácil, amena y de forma bastante interactiva. ¿Te animas a probarla?

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Lic. en Computación, Programador, Consultor ERP, Webmaster, Community Manager y apasionado por el Internet, tengo 8 años sumergido en el mundo del software libre, especializándome en el uso del software libre n las Empresas. La Libertad del Código es directamente proporcional al Crecimiento de una Organización

4 comentarios

  1.   Argimiro dijo

    Hola, ¿ es posible mediante alguno de esos comandos matar un proceso e inmediatamente volver a reiniciarlo?, es decir, si se ha quedado algún proceso zombi o de alguna otra manera y no responde , ¿se pude matar y reiniciar con un solo comando o varios?.
    Gracias

    1.    federico dijo

      ¡Hola Argimiro!. Lo que normalmente hacemos cuando queremos iniciar un programa es ejecutarlo, sea mediante systemctl start , service start, firefox, pluma, etcétera, donde los últimos dos comandos invocan directamente a un programa en específico. Si queremos matar o asesinar un proceso, normalmente lo hacemos mediante el comando kill, o como indica Lagarto en éste post, mediante fkill. O sea, si quieres que un servicio o un programa se inicie después de matarlo, creo que la mejor opción es ejecutarlo nuevamente mediante los apropiados comandos de inicio de cada programa o servicio.

  2.   Mario ALONSO dijo

    Hace lo mismo que kill -9 ..??

  3.   gcjuan dijo

    Por si a alguien le pasa. Tras instalar npm y querer ejecutar fkill desde el terminal me aparecía el siguiente error:

    /usr/bin/env: «node»: No existe el archivo o el directorio

    Encontré la solución aquí:

    http://stackoverflow.com/questions/30281057/node-forever-usr-bin-env-node-no-such-file-or-directory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.