Munich y Hamburgo retoman la iniciativa de migrar a Linux

Hace ya varios años en la ciudad de Munich (por ahí del año 2006 y el 2013) se planteó un proceso de reemplazo de software, en el cual planeaban desplazar el uso de software patentado por análogos gratuitos.

Este movimiento resultó en un cambio a Linux de cerca del 93% de todas las estaciones de trabajo (usando la distribución LiMux basada en Ubuntu). Pero este movimiento se vio frustrado de ser completado en el año 2017, debido a un cambio en la composición del ayuntamiento.

Ya que el nuevo alcalde detuvo el movimiento hacia el software de código abierto junto con el apoyo de los principales partidos en ese momento y en paralelo con la decisión de Microsoft de transferir su sede alemana a Munich.

El resultado fue una declaración de un plan de desarrollo para finales de 2020 en el cual se planteaba la integración de un nuevo software de cliente para agencias gubernamentales basado en la plataforma Windows.

Pero, esto también se ha frustrado pues ahora Munich está reviviendo nuevamente un proyecto para implementar Linux y software de código abierto.

El retorno del Rey

Y es que el Partido Socialdemócrata de Alemania y el Partido Verde Europeo, que hasta las próximas elecciones en 2026, tomaron posiciones de liderazgo en los ayuntamientos de Munich y Hamburgo, publicaron un acuerdo de coalición que determina la reducción de la dependencia de los productos de Microsoft y el regreso de la iniciativa para transferir la infraestructura de TI de las instituciones gubernamentales a Linux.

Las partes prepararon y acordaron, pero aún no han firmado, un documento de 200 páginas que describe la estrategia para administrar Hamburgo en los próximos cinco años.

En el campo de TI, el documento define que para evitar la dependencia de proveedores individuales, dadas las capacidades tecnológicas y financieras, se hará hincapié en los estándares abiertos y las aplicaciones bajo licencias abiertas.

Además, el documento define el principio de «dinero público, un código público», lo que implica que un código desarrollado con el dinero de los contribuyentes para productos de software, debe estar abierto, con la excepción de los componentes que incluyen datos confidenciales y personales.

El acuerdo en Hamburgo es notable porque antes la administración de esta ciudad siempre se enfocó más agresivamente en el uso de productos de Microsoft.

Según el jefe de la rama Hamburgo-Mitte del Partido Verde, la ciudad quiere convertirse en un ejemplo de independencia digital y ampliará el uso de software de código abierto en los sistemas de control digital, y también tiene la intención de crear su propio código que permanezca abierto.

En particular, se lanzó un proyecto para crear una suite de oficina en la nube abierta Phoenix, que se planea utilizar en el parlamento local. El proyecto fue confiado a la organización sin fines de lucro Dataport , que desarrolla sistemas de TI para agencias gubernamentales.

Phoenix evolucionará como un producto modular que se puede implementar tanto en entornos de nube alquilados como en su equipo. De los módulos listos para usar y desde abril utilizados en modo piloto se mencionan herramientas para videoconferencia y mensajería.

La provisión de módulos con un procesador de textos, un sistema de contabilidad y un planificador de calendario se retrasa debido a la pandemia de infección por coronavirus COVID-19.

Los planes generales incluyen módulos de colaboración, repositorio conjunto con control de versiones y servicio de intercambio de archivos, conjunto de oficina, servicios de comunicación, módulos con aplicaciones.

La apariencia de la interfaz de Phoenix, con la excepción del cambio de nombre y un número de pequeñas cosas, es idéntica a la interfaz de la Nextcloud plataforma con OnlyOffice integración.

Los desarrolladores de Nextcloud informaron el año pasado sobre la implementación de esta plataforma en agencias gubernamentales en Francia, Alemania, Suecia y los Países Bajos.

Es de destacar que en una entrevista con la edición alemana de Heise Online, un portavoz de Microsoft dijo que la compañía no ve nada malo en el deseo de expandir el uso de software de código abierto en las agencias gubernamentales y no considera este paso como un ataque contra sí mismo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.