Se le negó el acceso a las listas de correo a Eric S. Raymond, uno de los fundadores de Open Source Initiative

opensource

Eric S. Raymond, uno de los fundadores de la organización Open Source Initiative, que estuvo a la vanguardia del movimiento de software de código abierto, dijo que se le negó el acceso a las listas de correo de la organización debido a que intentó resistir la revisión de los criterios 5 y 6.

Estos criterios están relacionados con la prohibición de la discriminación, también criticó los intentos de limitar el comportamiento poco ético a nivel de licencia e imponer ideas de justicia social. Desde hace varios meses, la Open Source Initiative ha estado discutiendo los intentos de habilitar CAL (Licencia de Autonomía Criptográfica) se encuentra entre las licencias abiertas aprobadas.

En enero, Bruce Perens, quien, junto con Eric Raymond, desarrolló la definición de Código Abierto y creó la organización Open Source Initiative, dejó la organización debido a desacuerdos de CAL sobre OSI.

CAL (Licencia de Autonomía Criptográfica) pertenece a la categoría de licencia copyleft y fue desarrollada a pedido del proyecto Holochain específicamente para protección adicional de los datos del usuario en aplicaciones P2P distribuidas.

Holochain está desarrollando una plataforma basada en hashchain para crear aplicaciones distribuidas criptográficamente verificadas, y con una nueva licencia está tratando de garantizar que cualquier aplicación basada en Holochain sea confiable y autónoma.

Además del requisito de distribuir todos los trabajos derivados en las mismas condiciones, la licencia otorga el derecho a la ejecución pública (ejecución pública) solo mientras se mantiene la confidencialidad y la autonomía de las claves criptográficas privadas de cada usuario individual.

Conceptualmente, CAL no es como otras licencias, ya que cubre no solo el código, sino también los datos procesados.

De acuerdo con la CAL, si se viola la confidencialidad de la clave de usuario (por ejemplo, las claves se almacenan en un servidor centralizado), también se viola el derecho de propiedad de los datos y se pierde el control sobre sus propias copias de la aplicación.

Según Raymond, Open Source Initiative ha alcanzado un nivel de burocracia que cumple con la tercera ley de política propuesta por el escritor Robert Conquest :

«El comportamiento de cualquier organización burocrática se entiende mejor asumiendo que está controlado por una conspiración secreta de sus enemigos». Raymond fue eliminado de las listas de correo porque era demasiado persistente al oponerse a una interpretación diferente de los principios fundamentales que prohíben que la licencia infrinja los derechos de ciertos grupos y la discriminación en el campo de aplicación.

Según Raymond, actualmente se está intentando revisar los fundamentos culturales del software de código abierto.

El efecto de tales acciones es una disminución en el prestigio y la autonomía de las personas que trabajan y escriben código, a favor de los autoproclamados guardianes de los modales nobles (policía de tono, se centran en la forma en que se presentan los argumentos, en lugar de los argumentos mismos).

En cuanto a las restricciones éticas en las licencias y una opinión diferente sobre los puntos 5 y 6 para determinar una licencia abierta, más y más proyectos han expresado recientemente su insatisfacción con el hecho de que los proveedores de la nube crean productos comerciales derivados y revenden marcos abiertos y DBMS en forma de servicios en la nube, pero no participan en la vida comunitaria y no ayudan en el desarrollo.

La consecuencia es la introducción de licencias que imponen una restricción en el ámbito de uso. Licencias similares se han adoptado en los últimos años en proyectos como ElasticSearch , Redis , MongoDB, Timescale y CockroachDB.

Un precedente podría ser una CAL, que está cerca de ser considerada una organización OSI abierta. En esta licencia, la introducción de nuevas restricciones se debe al deseo de evitar que las compañías controlen los datos de los usuarios y exigir a los desarrolladores de aplicaciones que almacenen las claves de cifrado solo en los sistemas de los usuarios finales.

Los requisitos indicados pueden considerarse una discriminación de los desarrolladores de aplicaciones que almacenan claves en un servidor centralizado.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.