De cómo innovar sin tener que hacerlo en absoluto

Hace unos días Apple presentó la tan esperada renovación gráfica de su sistema operativo móvil y no puedo encontrar más palabras que «feo» para describirlo brevemente. Ahora, fuera del terreno de la primera reacción, no nos queda mucho más que la decepción por rescatar: iOS 7 es básicamente el mismo sistema de siempre, pero con una paleta de colores más chillona, transparencias que rozan el ridículo y novedades poco alentadoras.

Aunque Apple no es un tema propio de este espacio, este evento puede servir como un ejemplo de pobres decisiones de diseño en un tema algo más general: interfaces de usuario y cómo renovarlas apropiadamente. Descartemos el tema de Apple por un momento, no sin antes darle las gracias a esta compañía por haber eliminado todo residuo de deseo por uno sus aparatos de nuestras mentes.

Diseño plano

«Menos es más». Esta frase, quizá repetida como mantra por algún solitario diseñador en otra esquina del mundo; es el principio básico que sustenta la tendencia actual por un diseño más simple y mejor adaptado al uso real que se le da a las aplicaciones. Sin embargo, este concepto aparentemente sencillo ha degenerado en un afán por convertir todo en un plano y simple reflejo de concepciones ya obsoletas.

Me explico. Mientras que diseñar objetos físicos es un proceso enteramente atado a la realidad y a sus limitaciones, diseñar una aplicación de computadora posee su límite directamente en la idea sobre la que fue concebida. Y siempre hay espacio para mejorar, por magnífica que esta sea.

Pensemos en un ejemplo rápido: Google. Estandarizar la apariencia de sus servicios es un gran paso en pos de la consistencia que beneficia directamente al usuario al evitarle la necesidad de reaprender conceptos que se repiten a través de su plataforma. Por eso es que resulta tan frustrante la experiencia del nuevo Google+: reinventar la rueda no sirve de nada.

No hay consistencia. No hay concentración. Las reglas del juego cambiaron demasiado rápido. Y todo esto acompañado por detalles ridículos como la «campanita feliz» en las notificaciones o el desplazamiento innecesario de la barra superior.

La furia de Linus Torvalds está justificada, pero tiene las razones equivocadas. El problema no es la tipografía, es la idea que Google propone. El horror.

Sujetarse a ideas preconcebidas no es bueno y desafortunadamente, será algo que veremos repetitivamente durante esta moda plana y simplona y que sigue sin cambiar absolutamente nada en la forma en la que usamos nuestras aplicaciones.

Diseño simple

¿En cuántos clics puedes escribir un correo electrónico? Una ruta ideal podría llevarnos desde abrir el programa, presionar el botón «Nuevo» y después de escribirlo y verificar los detalles de los destinatarios y archivos adjuntos; hasta dar un clic final en «Enviar». Tres teóricos clics que suenan como algo razonable aunque en la práctica no sea así.

Pensemos en cuántas tareas podrían ser llevadas a una eficiencia siquiera similar y en cómo los programas encargados de realizar estas tareas se verían; sin llegar a pensar todavía en una forma «plana» para ellos. Siempre hay una forma mejor para hacer las cosas, aunque esta sea muy difícil de encontrar. Un ejemplo maravilloso es la técnica 10×10 (en inglés), que se puede resumir en dibujar diez veces la idea en cuestión, diferente cada vez, y luego diez veces más para la idea ganadora. Un proceso desgastante, pero con una cosecha invaluable.

Un ejemplo más: ¿cómo podemos mejorar una acción relativamente pasiva, como escuchar música? KDE tiene en mi opinión uno de los mejores reproductores de audio que existen, pero tiene espacio para mejoras, como hemos visto que todo lo tiene. Un problema particularmente extendido es la información repetida. Observemos la siguiente captura de pantalla:

El nombre de la pista se repite en cinco ocasiones en la disposición por defecto. En el título de la ventana, sobre la barra de progreso, en la lista de reproducción y en las miniaplicaciones de «Contexto» y «Letras» (la última no se muestra porque Amarok no encontró las letras de la canción), sin contar la notificación que aparece al comenzar la pista. Quiero pensar que con una sola vez basta, pero esto es irreal.

Siguiendo la nueva tendencia de eliminar el título de la ventana —que se extiende tanto en escritorios libres, como Pantheon de elementary OS o GNOME, como en privativos, como Mac OS X—  al menos una repetición del nombre de la pista podría ser eliminada.

La barra de herramientas delgada —que yo uso— nos arrebata otra y por último, un cambio en las miniaplicaciones quitaría incluso una más.

Este tipo de detalles son fáciles de corregir y no presentan conflictos graves para usar un programa. Pero hay ejemplos a montones de problemas más serios, sobre todo en el campo de las aplicaciones móviles.

Innovar sin innovar

KDE tiene una gran oportunidad de mejorar exponencialmente en una hipotética renovación gráfica. Una gran renovación gráfica enfrentaría el reto de conservar la típica personalización de KDE en un nuevo paradigma; pero realmente tengo confianza en la gente detrás de este proyecto.

Oxygen necesita un lavado de cara, pero no es algo verdaderamente serio y tomarlo a la ligera sería desperdiciar oportunidades como lo ha hecho Apple. La idea no es convertir KDE en un lienzo blanco con tipografías coloridas, sino crear una experiencia nueva y visualmente placentera para nosotros, sus usuarios.

Podemos pedir cosas simples. Una paleta de colores más sobria en los iconos para quitarles el estigma del cristal que arrastran desde hace tiempo. Simplificar los widgets de Oxygen sin llegar a convertirlo en la apariencia tan plástica de GNOME.

Todo eso implica un enorme trabajo. Pero debo insistir en que todos esos cambios que nos harían enormemente felices no solucionan realmente nada. Hay que replantearnos la forma en la que usamos nuestras aplicaciones hoy y construir algo nuevo y maravilloso a partir de lo que encontremos.

Digo KDE porque he ganado una enorme confianza en el proyecto. Me he acostumbrado a KDE y ya no veo otros entornos con los mismos ojos. Ojalá pudiera contribuir con más que con estas palabras de aliento a los diseñadores, artistas y programadores que construyen esto a diario, y lo digo porque creo que saben lo que están haciendo y hacia dónde se dirigen.

No hay que reinventar la rueda. No hay que pintarla de blanco y azul y decir que es nueva. Hay que tomar esa bien hecha rueda que ya es KDE y convertirla en un motor de propulsión a chorro. Y yo tengo confianza en que esto se verá tarde o temprano materializado en la pantalla que tengo delante de mí.

 

La música presentada en la captura de pantalla se puede conseguir legal y gratuitamente en los siguientes enlaces:


23 comentarios

  1.   msx dijo

    Claramente esta es una vision totalmente subjetiva y personal llena de conceptos errados y conclusiones desacertadas – totalmente descartable por el resto de la humanidad.
    O por lo menos por mi.

    1.    anti dijo

      ¿El artículo o iOS 7? No capto.

    2.    DanielC dijo

      Si, se están mezclando cuestiones de diseño grafico con software.

      1.    anti dijo

        Esa era la idea. Digo, me refería a que el diseño es importante en las aplicaciones y en la forma en la que se usan, para buscar mejores soluciones. Ese era el chiste.

    3.    Rainbow_fly dijo

      Que mala onda le pones a las cosas ajajajja

  2.   pandev92 dijo

    La única queja que tengo de iOS es que ahora parece un android/windows phone más… ,estaba mucho mejor antes, pero bueno, supongo que la gente se acostumbrará…

    Sobre la resta, a mi me encanta el nuevo design de google +, el font rendering pues no lo se, porque fuerzo las mismas fuentes en todas las webs.., las lucida grande.

    Sobre kde, pues buscaria crear algún concepto nuevo 🙂

    1.    gato dijo

      tal como lo leí en otra página: Android+WP8=iOS7 xD

      1.    eliotime3000 dijo

        Vi el vídeo del iOS y lo único rescatable que tiene es que por fin habilitó el bluetooth para poder transferir archivos. El resto, más bien me hizo recordar a Android 4 (es practicamente iDroid).

  3.   eliotime3000 dijo

    Apple es prácticamentecel aprendiz de Microsoft. Lo único que hizo realmente propio fue la Apple II, fue de la autoría total de Steve Wozniak.

  4.   camilo tellez dijo

    Con esto podemos concluir que al software libre le falta mucho camino por recorrer para poder mejorar sus interfaces, la usabilidad y lo amigable con el usuario.
    Eso es lo que hace a un software comercial tan atractivo, porque el primer objetivo es la experiencia con el usuario.
    Mientras el software libre es creado de manera informal y desordenada, por pogramadores voluntarios en su tiempo libre, el software privativo es mucho mas formal, planificado, contratan especialistas en cada area (programacion, diseño, aseguramiento de calidad, testing, etc)

    1.    gustawho dijo

      ¿KDE y Blender (por nombrar algunos) se hacen de manera desordenada e informal?

    2.    Andrelo dijo

      Es que cuando hacen una interfaz sencilla , le tiran mierda …. ejemplo Gnome Shell

      1.    nano dijo

        Shell no tiene una interfaz sencilla, tiene una interfaz capada que es disitinto. El problema no es que minimicen y limpien, el problema es que corten funcionalidades que no se ven lindas porque a su criterio “no son necesarias” … ejemplo rapidito: el split view de Nautilus. Esa, entre tantas otras.

    3.    nano dijo

      Mientras el software libre es creado de manera informal y desordenada, por pogramadores voluntarios en su tiempo libre, el software privativo es mucho mas formal, planificado, contratan especialistas en cada area (programacion, diseño, aseguramiento de calidad, testing, etc)

      Te fuiste de boca con un comentario tan irresponsable y típico de un noob. Perdoname pero es que la cagaste con lo que dijiste.

      Mira, primero que nada estas diciendo que el desarrollo de SL es un Hobby mas que una tarea seria y, por favor, absténte.

      Ejemplos de lo que pueden ser buenas interfaces los tienes regados por todos lados y si bien KDE necesita mejorar en eso (que estan trabajandolo para plasma workspaces 5) no es ni remotamente un proyecto informal y poco planificado, tiene financiamiento hasta de entidades gubernamentales europeas.

      No voy a decir mas, no merece la pena.

    4.    x11tete11x dijo

      que bueno el software comercial, tan atractivo y programado tan ordenadamente… http://www.kuro5hin.org/story/2004/2/15/71552/7795

  5.   tammuz dijo

    crei que iba a hablar sobre IOS7 pero al final se puso a divagar sobre gnome y KDE

    1.    nano dijo

      Por qué debería, de hecho, hablar de IOS7 como tal en un blog de Linux (?) digo…

  6.   Carlos dijo

    Coincido en tu análisis y me sorprende como varios no lograron captarlos.
    Hoy en día la interfaz de usuario, el apartado gráfico y la experiencia de usuario de la aplicación es tanto o más importante que las funcionalidades de la aplicación en sí. Y sí, esto es algo que a los desarrolladores nos cuesta ver… este artículo les puede interesar:
    http://www.codinghorror.com/blog/2005/08/the-user-interface-is-the-application.html
    http://www.codinghorror.com/blog/2006/11/this-is-what-happens-when-you-let-developers-create-ui.html

    Y KDE tiene doble desafío. El resto de los escritorios han cambiado fuertemente el paradigma apostando a una forma ‘mejor’ de usar el escritorio, tal vez, más simple y productiva. No estoy seguro de que KDE deba virar de su actual norte, tenemos un escritorio elegante, potente, funcional y plenamente configurable. ¿Cómo mejorarlo? Complicado, pero también creo que la gente de KDE sabe lo que hace.

    Saludos, muy buena entrada!

    1.    dhunter dijo

      Hace unos días leí que KDE está reescribiendo las HIG en las listas de correo de usabilidad.

      1.    elav dijo

        Así es..

  7.   nano dijo

    Yo si avalo la opinión de Gerardo y, (aunque te aprecio) Msx, creo que te vas un poquito del palo con tu opinión.

    La idea acá, si bien está matizada con tonos personales, es entendible.

    Yo siempre he peleado con la gente por cosas como Elementary, que por mas genial que sea su idea y por mas espectacular que sea su diseño, cruzan a veces la linea entre simpleza y funcionalidad. No digo que esté mal quitar opciones, pero no removerlas, no desarraigarlas como por ejemplo ha venido haciendo Gnome con Nautilus, oye, limpia la interfaz de tal manera que esas opciones sigan presentes para quienes si las usaban, pero que no entorpezcan la idea de una interfaz mas sobria ¿Si me explico? un programa DEBE ser funcional, no solo bonito, porque lo que es solo bonito no siempre funciona, se necesita un equilibrio.

    1.    pandev92 dijo

      Bueno es que elementary es un cachondeo, de acuerdo que intentan copiar a osx…, pero es que no tiene ni la mitad de las funciones de las aplicaciones y entorno mac…, creo que han cruzado la linea que divide la funcionalidad de la estetica y solo han apostado por la estetica…

      1.    nano dijo

        Correcto, el problema es cuando cruzan esa línea tan delgada entre limpieza y funcionalidad … coño, no se debe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.