Internet y compartir: dos claves para el uso efectivo de GNU/Linux

Este artículo lo escribió un amigo de La Comunidad Cubana de Software Libre para el Portal de GUTL y quiero traerlo acá con ustedes para mostrarles una de las tantas ventajas que tiene usar Software Libre: “Compartir”.

Por: Delio G. Orozco González.
Historiador.
Director Archivo Histórico.
Manzanillo de Cuba.

Estas líneas se escriben en una laptop marca HASEE, con una tarjeta de video: Silicon Integrated Systems [SiS] 771/671 PCIE VGA Display Adapter (rev 10) , uno de esos raros inventos que nos dejan la cabeza ardiendo; el sistema operativo que le da vida es Debian 6, el procesador de texto es LibreOffice 3.4.4 y para mi alegría la resolución es la nativa del artefacto: 1280×800.

Cuando llegó a mi poder en ella se hospedaba una versión de Windows XP que jamás había visto, era una de esas tantas personalizaciones, creo que a la manera de los desatendidos, que sin duda nos ayudaron en algún momento pues no era preciso craquearlos. Adicto como soy a la filosofía del SWL, no fanático, que de fanático a “fanoso” -decía con sabiduría un amigo ya fallecido-, no hay más un paso, decidí borrarle el invento de Bill Gates e instalarle la creación de Ian Murdock; pues, gracias a la solidaridad (léase compartir), primero de Alberto García Fumero y luego de Abel Meneses y su colegas en la Sede Regional de la UCI en Granma, poseo el repo actualizado de esta magnífica distribución de Linux; y de más está decirlo -ya lo saben por experiencia propia-, contar con un repo al día es, en el mundo del SWL, tener el 90% de la batalla ganada.

Con el iso de Debian 6.0.1a en la mano inicié mi tarea y todo fue alegría hasta el momento en que   intenté cambiar la resolución de la pantalla de 14.1 pulgadas, pues de 800×600 no pasaba. En un display de tales dimensiones y con esta resolución, parte de las ventanas quedan fuera del área de trabajo, es necesario mover constantemente el scroll  y la forma difusa de las letras y los gráficos no resulta para nada gratificante. Acudí entonces a mi repo, instale cuanto controlador llevara en su descripción «sis» pero todo fue en vano; busqué entonces algún fichero que tuviera algo parecido a «xorg», empero, no encontré nada, salvo unos ficheros en /usr/share/doc que nada hacían desde el punto de vista activo, creo yo.

Entonces la decisión no podía ser otra que escribir a la lista de GUTL y, de forma personal, a colegas que creía podían ayudarme. Mi escrito fue respondido; pero ninguna de las soluciones funcionó, y no podía funcionar porque no era cuestión de ajustes, sino de drivers, “pero yo no lo sabía”, como reza una vieja canción de Enmanuel; no obstante, la información brindada fue de utilidad pues aprendí cosas nuevas y créanme cuando os digo: el conocimiento ni pesa, ni sobra, ni ocupa espacio y siempre vale, te acompaña a dondequiera que vayas y a diferencia del jabón, mientras más lo usas, más se engrosa.

Aplicando el sistema de aprendizaje de prueba y error, desinstalé el xerver-xorg-vesa y ¡voilá!, desapareció la interfaz gráfica porque aunque el dispositivo de video es producido por Silicon Integrated Systems, no trabaja con el xerver-xorg-sis que trae el sistema; sino, con el de vesa. Bueno, de alguna manera tenía que aprender dirán ustedes, y de nuevo volví a instalar Debian 6; antes, probé con Xubuntu 10.04, con la personalización de Debian con LXDE que hizo nuestro colega Félix Pupo; pero nada, ni siquiera aparecía la primera pantalla.

Entonces, busqué información en Internet y obtuve un driver que raudo y veloz instalé en la laptop; reinicié esperanzado pero tampoco funcionó, se produjo un conflicto que eliminó nuevamente la interfaz gráfica. El nivel de frustración fue tal que me condujo a una decisión desesperada:  instalarle Windows 7 Servipack 1 porque -según dicen-, el voluminoso tamaño de este SO se debe a la gran variedad de drivers que soporta; empero, con la tarjeta 771/671 PCIE VGA Display Adapter (rev 10) producida por Silicon Integrated Systems la cosa no es tan fácil, la gente de Silicon Valley sólo logró llevar la resolución hasta 1280×768 y la definición de las letras no resultó óptima, era de esperar, el fabricante la hizo para 1280×800.

En este punto, una idea minó mi espíritu: “Descargaré el driver para Windows y venderé la dichosa HASEE”, a fin de cuenta, con el dinero resultante del acto de compra-venta podría tratar de adquirir un equipo que diera menos quebraderos de cabeza e hiciera más placentero el uso de Linux; a pesar de ello, y como reconozco que más vale pájaro en mano que cien volando, decidí hacer un último intento. Eché manos entonces a un iso de Molinux Zero, distro minimalista española inspirada en Puppy Linux, y cual sería mi sorpresa al ver que logró llevar la resolución a 1280×768 con una definición de la grafía muy superior a la aportada por Windows 7.

Sentí satisfacción por el logro alcanzado, hice el comentario en la lista de GUTL y, por supuesto, recibí el aliento de los conmilitones.  Ahora, con la moral alta, volví de nuevo a Internet y encontré  en la dirección http://www.vivaolinux.com.br/index.php, (página brasileña), el artículo titulado “Driver SIS 671/771 + Xorg no Ubuntu Lucid Lynx”; por suerte, el portugués es una lengua romance, derivada del latín como el español y desentrañar lo que allí se decía no fue difícil; además, las explicaciones soportadas por comandos y rutas hizo más fácil la tarea.

El autor del post, Jakson Galeti, ofrecía el vínculo para descargar los driver para 32 y 64 bit según la arquitectura, en un fichero que no sobrepasa los 265 Kbytes (los de Windows pesan entre 17 y 18 Mbytes),  compactados en un fichero tar.gz. Si bien la solución se ofrecía para Ubuntu, sentía en mi fuero interior que también podría funcionar en la distro padre, y así fue, logré que la rebelde tarjeta  asumiera la resolución óptima de 1280×800.

Este no es un artículo científico y no se debe ser lapidario postulando conclusiones; empero, la experiencia descrita demuestra como corolario que compartir conocimientos y acceder a él a través de Internet deviene variable de primer orden para un eficaz uso de GNU/Linux; ¿Acaso se ha olvidado como Torvalds hizo pública su idea y nació el proyecto? Claro que sí, agradeceré a Galeti por su contribución y pondré el tutorial en la wiki de GUTL porque sé que muchos colegas no tienen acceso a Internet y compartir conocimientos e información deviene estructura nodal de nuestra filosofía y porque si así no fuese, estas líneas estarían mal tituladas.


7 comentarios

  1.   patrizio santoyo dijo

    Gran artículo, ojala todos pensaran y actuaran así, ya que de esa misma forma es como he aprendido poco a poco a usar Linux.
    No puedo dejar de mencionar que a diario visito este blog ya que me es de mucha ayuda, para enterarme y solucionar problemas que se presentan en mi Debian.
    Es magnifica la labor que realizan ustedes : “desdelinux”.

    1.    elav <° Linux dijo

      Bienvenido patrizio santoyo:

      Muchas gracias por tu comentario, de veras 😀

    2.    KZKG^Gaara dijo

      Gracias por visitarnos y opinar, de veras 🙂

  2.   AurosZx dijo

    Interesante anecdota. Esto solo demuestra que no hay que hacer como muchos usuarios que vienen de Windows, que no les funciona alguna distro a la primera y de una vez hechan Linux a un lado. Si quieres que algo funcione, no lo des por hecho, pon de tu parte también.
    Felicita al autor de mi parte, de verdad muy buena historia 😉

  3.   Carlos-Xfce dijo

    A mí también me ha pasado algo así alguna vez desde que estoy en Linux. En todo momento me sentí identificado con el que escribe el artículo, je je je.

  4.   Rayonant dijo

    La verdad es que eso es lo bueno (aunque algunos también diran lo malo) del mundo de GNU/Linux , siempre hay maneras de hacer funcionar las cosas, alguien en alguna parte ya lo habrá intentado, y más aún el montón de cosas que aprendes por el camino. Como decia un comentario anterior me senti identificado y la frase del título encaja perfecto, ya que sin internet es posible que todo esto fuera aterradoramente complicado.

  5.   Joaquin dijo

    Muy linda historia. No hay que darse por vencido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.