Kubernetes 1.14 disponible desde Canonical

Kubernetes 1.14 ahora está disponible desde Canonical, la nueva versión que viene cargada con grandes novedades (mejoras de compatibilidad e integración, soporte para nodos Windows, mejoras para kubectl, mejoras en kubeadm,…). Creo que no hace falta presentar a la empresa Canonical, ya que es conocida por todos nosotros, especialmente por la distro Ubuntu, entre otros proyectos, y tampoco hay que comentar mucho sobre el importante proyecto Kubernetes. Pues bien, ahora estos dos grandes nombres se unen para adentrarse en el sector empresarial y ofrecer a los clientes soluciones integrales.

Canonical ha anunciado el soporte empresarial completo para Kubernetes 1.14 y el uso de implementaciones de Kubeadm, Charmed Kubernetes y MicroK8s, etc. Ya sabes que MicroK8s proporciona Kubernetes en cualquier escritorio, servidor o máquina virtual con Linux, con más de 40 distribuciones soportadas, y también MacOS y Windows con multipass. Por otro lado, los usuarios de Charmed Kubernetes podrán actualizarse sin problema a Kubernetes 1.14, con total independiencia del hardware que usen o la máquina virtual.

Ya sabrás también que kubeadm es una importante herramienta que nos permite desplegar un cluster con Kubernetes de manera muy sencilla, pudiéndolo crear tanto en máquinas físicas como virtuales. Así, de una forma muy fácil tendrás corriendo este software para desplegar de forma automática, escalar y gestionar contenedores de aplicaciones tan demandadas en los nuevos entornos empresariales y de la computación en la nube.

Con este nuevo movimiento de Canonical, se hace un poco más fuerte en sectores empresariales para luchar con las dos más grandes en este sector: Red Hat y SuSE; y así asegura que todas las implementaciones y desarrolladores que trabajen con contenedores en distribuciones GNU/Linux Ubuntu se puedan beneficiar de las características más recientes de Kubernetes tan pronto como estén disponibles. Así que buenas noticias para todos los que estén usando este tipo de sistemas.


Sé el primero en comentar