Un proyecto de ley de Nueva York tiene como objetivo poner fin temporalmente a la minería de bitcoins

Desde sus primeros años, el impacto energético de bitcoin no ha dejado de ser discutido, si bien el tema ha sido objeto de varios informes a lo largo de los años que a veces comparan la energía requerida para la minería de bitcoins con el consumo energético anual de ciertos países, nunca ha provocado acciones concretas por parte de los gobiernos.

En este sentido, el estado de Nueva York está tomando la primera iniciativa de este tipo al presentar un proyecto de ley para suspender la minería de criptomonedas durante los próximos tres años para evaluar adecuadamente su impacto ambiental.

Y es que las criptomonedas ganaron popularidad y fueron noticia durante el primer trimestre de 2021. Bitcoin, el más conocido de ellos, alcanzó un máximo histórico de más de $ 58,000 por moneda en febrero.

Se sabe que esta moneda digital tiene un enorme impacto energético en el planeta. La minería de Bitcoin tiene un costo ambiental tan significativo que varios informes señalan que la minería de Bitcoin tiene la misma huella de carbono que Argentina. En el futuro, podría consumir tanta energía eléctrica como todos los centros de datos del mundo.

Para ver más claramente, el senador Kevin Parker presentó el Proyecto de Ley 6486 al Comité de Conservación Ambiental del Senado del Estado de Nueva York con la finalidad de prohibir la operación de centros de minería de criptomonedas hasta que el estado pueda evaluar su impacto ambiental.

Específicamente, el proyecto de ley permitiría al estado de Nueva York instituir una moratoria de tres años en las operaciones mineras de una empresa de criptomonedas. Esta es la primera iniciativa de este tipo desde la llegada de las criptomonedas.

Posteriormente, el estado realizaría un estudio de impacto ambiental integral sobre el impacto de las emisiones de gases de efecto invernadero del centro provenientes de la minería, así como sobre sus efectos en la calidad del agua, la calidad del medio ambiente, el aire y la vida silvestre.

Y es que el bitcoin crece a pesar de los informes de su huella de carbono, ya que alcanzó brevemente un máximo histórico de $ 64,000 antes de la cotización directa de Coinbase, antes de caer un 36% a $ 47,000 alrededor de 10 días después.

La minería de Bitcoin ha sido criticada durante mucho tiempo por su alto consumo de energía y su impacto ambiental, además de que varias investigaciones, incluido un estudio de la Universidad de Cambridge, han demostrado que la minería de bitcoins en todo el mundo consume más energía cada año que algunas naciones enteras.

En febrero, los informes estimaron que el frenesí de «extraer» bitcoins produce la misma huella de carbono que Argentina. En abril, un nuevo análisis publicado por el investigador holandés Alex de Vries, fundador de Digiconomist, mostró que el aumento en el precio de bitcoin también está conduciendo a un mayor consumo de energía. Sugiere que el consumo de energía de bitcoin podría estar cerca del consumo colectivo de todos los centros de datos del mundo combinados, y podría tener implicaciones aún mayores para el medio ambiente y la política global.

La minería de criptomonedas está agravando la escasez global de chips e incluso amenaza la seguridad internacional. Esta es la conclusión del comentario de Alex de Vries en su artículo titulado «Bitcoin Boom:

lo que significa el aumento de precios para el consumo de energía de la red», que se publicó en la revista Joule. Como Bill Gates, el multimillonario Charlie Munger piensa que «bitcoin es repugnante y contrario a los intereses de nuestra civilización». En este sentido, juzga que bitcoin es malo para el planeta. “Odio el éxito de bitcoin y no estoy a favor de una moneda que sea tan útil para los forajidos”, dijo.

El informe iría acompañado de un período de comentarios públicos de 120 días y al menos una audiencia pública. Este proyecto de ley llega en un momento en que la industria de las criptomonedas está en auge, un crecimiento impulsado por Bitcoin y Ethereum, cuyo valor ha estado creciendo rápidamente desde abril.

Se espera que la empresa matriz de la planta, Greenridge Generation Holdings, se haga pública a través de una fusión en Estados Unidos este año.

Después de la adopción, los centros mineros considerados dañinos, es decir, aquellos que distraen al estado de sus objetivos de emisiones establecidos en la Ley de Liderazgo Climático y Protección Comunitaria de 2019, no recibirán los permisos necesarios para operar nuevamente.

Fuente: Proyecto de ley 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.