Unified Patents, Microsoft, Linux Foundation y OIN se enfrentan a los trolls de patentes

Sin dudas, el caso que sufrió Gnome hace algunos meses en relación con el caso de la demanda por parte de un Troll de patentes, dejo precedentes que han hecho que diversos grupos y organizaciones tomaran cartas en el asunto para poder poner en su lugar a estos mantenidos (por llamarlos asi de una manera bastante suave).

Los trolls de patentes o Entidades de Afirmación de Patentes (PAE), han plagado durante mucho tiempo el software libre. Sin embargo, a lo largo de los años, otros grupos se han puesto de pie para evitar que roben a las empresas y organizaciones que realmente usan patentes de propiedad intelectual (PI).

Uno de esos grupos, Unified Patents, una organización internacional de más de 200 empresas, obtuvo la victoria en los últimos dos años llevando la lucha a los trolls. Disuade a los trolls de patentes de atacar a sus miembros al hacer que la victoria sea demasiado costosa para el troll. Para ello, el grupo examina las patentes de trolls y sus actividades en diversos sectores tecnológicos.

En un cierto punto puedo entender el trabajo de estos pelafustanes puede ser entendible, es algo similar a lo que hacen los despachos o grupos que compran la cartera de deudores a bancos o entidades financieras con la finalidad de poder recuperar algo mayor a lo que fue comprada.

Aunque en este sector estos Trolls su actividad es adquirir patentes para oponerlas a terceros. Sin embargo, parece que hay tantas variaciones de esta formulación básica como empresas, pero que en este caso deberían de estudiar un poco más el caso, ya que pueden toparse con pared.

La mayoría de las amenazas de patentes, el 80% según Unified Patents, provienen de trolls.

“Los ataques siguen aumentando. «La razón es sencilla. es rentable Además de aprovecharse de las grandes corporaciones, los trolls de patentes ahora se aprovechan de las pequeñas empresas que no tienen los recursos para luchar contra ellos». Les saldría más barato pagar chantajes a la propiedad intelectual que combatirlos en los tribunales.

Las disputas de trolls sobre programas de código abierto alcanzaron un máximo histórico de 721 casos en 2021. Este es un aumento de casi el 22 % desde 2020. Estos EAP incluyen Sound View, Sockeye Licensing, St. Luke, MicroPairing, Level 3, Finjan, WSOU Inversiones y Unilco 2017.

Los nombres cambian, pero el juego sigue siendo el mismo

Compre patentes, espere a que alguien use sus ideas para crear un programa rentable y luego demande.

Incluso antes del lanzamiento oficial de OSS Zone, Unified Patents y Open Invention Network (OIN), el grupo de no agresión de patentes más grande del mundo, iniciaron demandas contra patentes de mala calidad pertenecientes a EAP. La Fundación Linux y Microsoft se han asociado con OIN para respaldar OSS Zone y luchar contra estas malas patentes.

Microsoft se unió recientemente a Open Invention Network (OIN). “Desde su fundación en 2005, la OIN ha estado a la vanguardia en ayudar a las empresas a gestionar el riesgo de patentes y nos sentimos honrados de ser parte de ella.

La reacción de los miembros de la comunidad de código abierto a esta noticia ha sido tremenda, incluidas las buenas preguntas que nos hicieron sobre lo que significa nuestra membresía para los desarrolladores. Hablamos con Erich Andersen de Microsoft para obtener más detalles sobre algunas de las preguntas más frecuentes.

Unified Patents también alienta a los desarrolladores e investigadores a buscar el estado de la técnica para romper las patentes malas. Las búsquedas exitosas ganan $2,000 para sus ganadores.

Me complace anunciar que Microsoft se une a OIN, una comunidad dedicada a proteger Linux y otro software libre de los riesgos de las patentes.

Es un trabajo muy útil. Como explica Jim Zemlin, director ejecutivo de Linux Foundation:

«Esta es una ruta útil cuando la invención reivindicada ya formaba parte del estado de la técnica, como lo demuestran las patentes existentes, el código disponible públicamente en repositorios de software libre o las publicaciones impresas que estaban disponibles en el tiempo que una patente estaba pendiente. Se trata esencialmente de verificar si un elemento importante se le ha escapado al examinador que autorizó la concesión de la patente como una nueva invención. »


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)